eldiario.es

Menú

El Superior exige al Gobierno y la Diputación que aclaren el gigantesco vertedero de Alonsotegi

Pide a la institución foral vizcaína todos los documentos y autorizaciones de vertidos y llama a declarar a los técnicos de Medio Ambiente del Ejecutivo que ampararon la actuación foral.

Los propietarios tienen inutilizados 80.000 metros cuadrados de terrenos y tanto la Diputación como el Gobierno vasco han rechazado solventar el problema.

El alto tribunal también tomará declaración al notario que autentificó las imágenes donde se ven los residuos no permitidos, el topógrafo que ha cuantificado los rellenos realizados y vecinos de la zona.

- PUBLICIDAD -
Imagen de 2009 del gigantesco vertedero en Alonsotegi./eldiarionorte.es

Imagen de 2009 del gigantesco vertedero en Alonsotegi.

El Tribunal Superior vasco ha exigido al Gobierno vasco y la Diputación vizcaína que aclaren los residuos depositados en el gigantesco basurero en Alonsotegi creado hace 11 años por la institución foral vizcaína. El alto tribunal, que investiga este caso desde finales del pasado año, ha pedido todos los documentos y autorizaciones de vertidos que la Diputación asegura disponer pero que nunca ha mostrado y ha llamado a declarar a los técnicos de Medio Ambiente que ampararon la actuación foral.

Como ha venido informando eldiarionorte.es, el solar alberga casi dos millones de metros cúbicos de tierras y residuos de todo tipo y sus propietarios llevan siete años de pelea con este asunto, Este vertedero fue creado la década pasada por la Diputación de Bizkaia para acoger los residuos de la construcción de la autovía del Cadagua, pero ha ido albergando todo tipo de desechos sin autorización, de lo que los propietarios culpan a la Diputación. Bizkaia asegura que la ocupación temporal terminó en 2008, pese a que existe una autorización dada por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco en diciembre de 2010 a Interbiak, la sociedad foral de carreteras, a continuar con el depósito de residuos en el vertedero. Este documento, cuya existencia ha sido reconocida por el propio Gobierno vasco, no ha sido entregado por Medio Ambiente pese a las peticiones de los dueños del solar.

Los dueños del solar, un área de 80.000 metros cuadrados, demandaron en noviembre pasado a la Diputación por la creación del vertedero. Acudieron a la Justicia por la falta de respuesta de las autoridades. La Diputación de Bizkaia se ha negado a actuar y el Gobierno vasco le ha protegido al aducir que no se puede determinar el autor del depósito de los residuos. La demanda de los dueños aseguraba que se utilizó el solar "para depositar otros residuos" y que se incumplió la recuperación paisajística del solar. "Dicha Administración no sólo no ha devuelto los terrenos acondicionados como prometió en sus informes sino que los mismos se han convertido en una escombrera ilegal de todo tipo de vertidos, como desechos, residuos, escombros, vertidos domésticos y elementos similares, inertes y peligrosos".

Informes técnicos

En la demanda se destacaba que la Diputación incumplió el acuerdo de mantener la ocupación del suelo al seguir al menos hasta 2013, cuando debía haberla abandonado en 2008, y que en los expedientes no aparecen documentos como la petición al Gobierno vasco, por parte de la institución foral, de realizar nuevos vertidos en 2010.

El Superior ya rechazó en enero la petición de archivo del caso planteada por la Diputación. En un auto emitido el pasado 24 de abril por la Sección 3 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, ordena que la Diputación vizcaína presente las autorizaciones de los vertidos y los certificados de lo que se podía depositar en el solar. Al Departamento de Medio Ambiente le exige que presente el informe técnico sobre los residuos diferentes a los sobrantes de la autovía, incluida la declaración de los técnicos de la consejería "que sean autores" de dicho informe. Además, el Superior incluye la toma de declaración al notario que autentificó las imágenes donde se ven los residuos no permitidos, el topógrafo que ha cuantificado los rellenos realizados y vecinos de la zona.

Este vertedero está en el municipio vizcaíno de Alonsotegi e iba a ser el lugar donde se iba a ubicar la polémica fábrica de pisos del grupo Afer, un proyecto frustrado tras el enfrentamiento de su promotor, Jabyer Fernández, con el diputado general de Bizkaia José Luis Bilbao. En 2004 (cuando no existía ese proyecto de fábrica) la Diputación vizcaína realizó una ocupación temporal de 80.000 metros cuadrados de superficie de propiedad privada para los movimientos de tierras en la construcción de la autovía del Cadagua, que une Bilbao con la comarca de las Encartaciones. La carretera se abrió en 2008 pero los vertidos continuaron con todo tipo de materiales: desde escombros y útiles domésticos hasta neumáticos y metales, como se aprecia en la documentación gráfica del expediente.

La Diputación vizcaína ha negado que se hayan depositado residuos diferentes a lo autorizado, que los vertidos de otros materiales no son de su responsabilidad y que es “muy improbable el acceso de camiones para realizar cualquier tipo de vertidos incontrolados”. El Gobierno vasco, que abrió una investigación en enero, comunicó el 26 de mayo del pasado año que no iba a intervenir contra la Diputación: “No resulta posible determinar si el vertido de residuos se realizó” durante el periodo que “la Diputación foral de Bizkaia ocupó temporalmente estas parcelas”. Por lo tanto, “no resulta posible requerir al órgano foral la adopción de medida alguna al respecto”. Pero tampoco aclaraba que haría con el gigantesco basurero: dos millones de metros cúbicos en una superficie de ocho hectáreas. Su propietario, que presentó la denuncia de los residuos ilegales ante el Gobierno vasco, se encuentra con su solar inutilizado por el basurero. Ya ha ganado un pleito en los tribunales, que condenaron en 2010 a la Diputación de Bizkaia a devolver la ocupación temporal del suelo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha