eldiario.es

Menú

El Supremo confirma la absolución de 14 miembros de una comparsa acusados de enaltecer a ETA

Considera que los participantes en un pasacalles en las fiestas de Vitoria no apoyaron el uso de la violencia

- PUBLICIDAD -

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió en 2014 a catorce miembros de un pasacalles que habían sido acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo durante las fiestas del Casco Medieval de Vitoria-Gasteiz en junio de 2012.

La Sala Segunda del alto tribunal ha rechazado así el recurso presentado por la asociación Dignidad y Justicia que pidió que se revocara la decisión sólo para cuatro de los acusados ya que no disponía de recursos económicos para afrontar las costas en el caso de que su petición se rechazara. Los absueltos participaron en un pasacalles en el que se exhibieron fotos de miembros de la banda terrorista ETA.

El TS explica en su sentencia que en el acto no se apreciaron mensajes inequívocos de apoyo a la violencia ni de aprobación de su uso y apunta que los congregados solicitaban el acercamiento de presos al País Vasco. En este contexto, la exhibición de imágenes de los etarras queda amparada por el derecho a la libertad de expresión.

Así, precisa que el enaltecimiento es la alabanza de los actos terroristas o los ensalzamientos de los verdugos y dice que es en ese caso cuando no puede quedar bajo la cobertura del derecho a expresarse libremente ya que "el discurso del terrorismo se basa en el exterminio del distinto, en la intolerancia más absoluta, en la pérdida del pluralismo político y en la aterrorización colectiva para conseguir estos fines".

Pancartas con fotos

Durante la celebración del pasacalles, que tuvo lugar el 30 de junio de 2012 con ocasión de las fiestas del caso viejo de Vitoria varias personas portaban pancartas con fotos de presos de ETA y, a su lado, una silueta a tamaño natural con una foto del mismo preso, la inscripción del centro penitenciario donde se encontraba, la distancia del mismo a su domicilio y los años que llevaba en prisión.

En la marcha se recitaron versos a cada uno de los citados presos, se colocaron pañuelos verdes a las personas que portaban las fotografías y se bailó el 'arresku' en honor a los internos y huidos de la organización terrorista. También se entonaron además cánticos en apoyo de los citados presos. Una de las expresiones coreadas fue "Jo ta ke, irabazi arte", que puede traducirse por 'golpear hasta vencer' y que según Dignidad y Justicia evidencia una clara intención enaltecedora. En cambio, el Supremo argumenta que "no tiene un sentido unívoco de apoyo o alabanza" en clave terrorista sino que es lo suficientemente ambigua como para que, en caso de duda predominen las garantías para el acusado.

La sentencia cuenta con el voto particular de uno de los cinco magistrados que analizaron el recurso, Julián Sánchez Melgar, que considera que en el pasacalles se hizo un "patente homenaje" a miembros de ETA y no una simple reclamación para el acercamiento de presos de la organización terrorista al País Vasco. "Sobraban las alabanzas", agrega.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha