eldiario.es

Menú

Urkullu apuesta por "un proceso gradual" hacia más soberanía, diferenciado del escocés, salvo en la consulta

Se muestra preocupado "por la imagen muy de extrema derecha" que ofrece el PP en temas como crisis, aborto y modelo de Estado

- PUBLICIDAD -
Urkullu apuesta por "un proceso gradual" hacia más soberanía, diferenciado del escocés, salvo en la consulta

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apostado por un "proceso gradual" de consecución de mayores cotas de soberanía, aunque no como el de Escocia, salvo en relación a la celebración de una consulta, que también defiende para Euskadi y que debe ser "pactada y legal". Por otra parte, se ha mostrado preocupado "por la imagen muy de extrema derecha" que, a su juicio, ofrece el PP en temas como la crisis, la reforma de Ley del Aborto o el modelo de Estado.

En un entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Pres, Urkullu ha afirmado, tras ser preguntado por si considera que la independencia es un proyecto realista, que "no está en ese estadio" y que lo que plantea es que los partidos debatan sobre la actualización del autogobierno.

A su juicio, esta actualización se debe hacer "en orden a lo que son objetivos de una mayor relación territorial dentro del propio Estado español" y que pasen por "la bilateralidad, el sistema de garantías y el cumplimiento del sistema de autogobierno vasco".

El lehendakari ha recordado que aspira a que esto se materialice mediante un debate y un acuerdo en el Parlamento vasco, para que posteriormente sea ratificado por la sociedad vasca. En este sentido, ha destacado que se trata de una reforma estatutaria, "como lo fue también" el proyecto de Nuevo Estatuto Político aprobado en 2004 por el Parlamento vasco.

"Lo que yo, como lehendakari, estoy planteando es, desde los derechos históricos que están reconocidos en la propia Constitución Española y que también están reflejados en lo que es el Estatuto de Autonomía, pero no es contradictorio hablar de un Estatuto de Autonomía frente a lo que puedan ser otras aspiraciones como puede ser un concepto de independencia", ha añadido.

"PROCESO GRADUAL"

Iñigo Urkullu ha afirmado que lo que propone es un "proceso gradual de consecución de más cotas de soberanía en un sistema de autogobierno propio basado en los derechos históricos". No obstante, ha subrayado que éste no será como el de Escocia, "salvo la referencia de que va a haber un referéndum acordado entre dos Gobiernos".

El lehendakari ha indicado que lo que plantea es una consulta "pactada y legal", que, según ha destacado, es lo que va a suceder en Escocia desde el acuerdo entre el gobierno británico y escocés. "Y es lo que creo que también está planteando Cataluña y es lo que venimos planteando desde Euskadi", ha indicado.

Preguntado por las razones de que no se active en Euskadi una vía escocesa o catalana cuando hay mayoría nacionalista en el Parlamento, ha asegurado que la Comunidad Autónoma Vasca tiene una realidad "propia".

A su juicio, si no se parte de que Euskadi tiene una realidad propia y se toman como referencias --que "sirven como referencias, pero no para una práctica mimetizada de lo que existe en otros sitios"--, se estará "errando en el camino".

"Nosotros tenemos una realidad propia. En estos momentos, la urgencia que tenemnos es la salida de la crisis económica la recuperación económica y en eso estamos volcados", ha añadido.

Iñigo Urkullu ha indicado que el "otro objetivo" que tiene el Gobierno, "antes de lo que pueda ser incluso también otras aspiraciones legitimas", es consolidar "un tiempo de paz" y profundizar en el trabajo para la convivencia, que también traería una relación "normalizada" entre los partidos, donde el debate sobre estas "aspiraciones" sería "mucho más normal que lo que ahora es".

A su juicio, ahora ese debate sobre "aspiraciones legítimas" está "contaminado" por la existencia de una organización terrorista y por los "supuestos fines que persigue".

Preguntado por si es optimista de cara a la consecución de acuerdos en la ponencia de autogobierno, Urkullu ha señalado que, "más que optimista", trabaja con "valores de esfuerzo, sacrificio y honestidad" en el compromiso social y también el político, donde ha apelado a la "prudencia y la paciencia", desde "la perseverancia".

CATALUÑA

En relación a la situación en Cataluña, ha indicado que el "esfuerzo" del presidente de Cataluña, Artur Mas, tiene un "destinatario principal" que es el Gobierno español.

En este sentido, cree que el Ejecutivo central y su presidente deberían ser "receptivos" al planteamiento que Mas está haciendo "permanentemente", a pesar de que queda "muy oculto por la hojarasca de lo que pueden ser declaraciones unilaterales, la vía catalana etc", de "poder llegar a un acuerdo" con el Gobierno de Rajoy.

El lehendakari ha afirmado que debe haber un diálogo y se debería poder llegar a un acuerdo basado "en lo que pueda ser el respeto a lo que haya sido una decisión de las instituciones catalanas".

A su juicio, lo que ha "fallado", en este caso, es que, ni en Euskadi ni en Cataluña se han "respetado" decisiones institucionales adoptadas en un Parlamento con "toda legitimidad", y eso es lo que "el Gobierno español no ha respetado", ni cuando estaba al frente el PSOE ni con el PP.

Urkullu se ha preguntado por qué no se puede hablar de un modelo de Estado y de su reforma "donde quepan terceras vías y donde quepa la posible plasmación en el ejercicio práctico de aspiraciones legítimas como puede ser el de la independencia o el de la secesión". A su juicio, todo ello necesita de "un debate "en profundidad" porque se está viendo, "a todas luces", que hay problemas "irresueltos como es Euskadi como es Cataluña" y éste es "un problema de Estado".

El presidente del Gobierno vasco ha manifestado que le gustaría que en Cataluña se celebrara una consulta, si es la voluntad mayoritaria de los partidos catalanes, pero ha afirmado que desconoce lo que va a suceder.

POLÍTICAS DE EXTREMA DERECHA

Por otra parte, Urkullu ha mostrado su preocupación porque la crisis económica, "y la necesidad y la urgencia de salir cuanto antes" de esta situación, "sirva también de colchón al Gobierno español para hacer un ejercicio de involución o regresión en derechos sociales".

"Y que, después de la salida de la crisis, dé una imagen de un PP en el que ha imperado una política ideológica muy conservadora, muy de derechas o muy de extrema derecha, como puede verse en los diversos proyectos de Ley o en algunas de las leyes que ya se han aprobado", ha destacado.

Asimismo, ha afirmado que está "preocupado porque se esté en una dinámica perversa en la que un partido que tiene mayoría absoluta", se impone, pese a que "no obedezca a la percepción de la mayoría social".

"Y esto se está viendo también en el seno del PP. Lo curioso es que se pretende plantear un proyecto de Ley del Aborto y surgen voces discrepantes en el seno del PP. Y esto debería llevarle a una reflexión al presidente del Partido Popular y del Gobierno español", ha aseverado.

A su juicio, podría ser que, detrás de esto, haya "un objetivo electoralista, de intentar recuperar espacios perdidos por parte del PP, en base también a cuestiones que necesitan ser resueltas, como el modelo de Estado".

En este contexto, ha considerado que algunas formaciones constitucionalistas, como UPyD, "puede marcar el terreno al PP o determinados grupos de comunicación, que pueden pretender también marcar el terreno al PP en lo que es ese concepto de unidad de España".

"O puede ser que el PP y el Gobierno español estén pretendiendo tapar esas presiones con lo que es un política llevada a la práctica en base a una ideología muy, muy conservadora, con un objetivo electoralista de recuperar espacios perdidos", ha indicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha