eldiario.es

Menú

Las actuaciones contra el fraude fiscal en Euskadi cayeron en 200.000 de 2014 a 2015

De 629.175 actuaciones contra el fraude se pasó a 434.584 debido a la caída de la actividad de la Hacienda de Bizkaia

Gipuzkoa recupera 7.432 euros por inspección por 2.370 de Álava y 1.179 de Bizkaia; por cada actuación con empresas se obtienen en Euskadi 23.507 euros, frente a 380 de cada expediente abierto por IRPF

- PUBLICIDAD -
El Consejo de Europa concluye la última ronda de evaluación sobre corrupción en Portugal

Operación policial contra el fraude fiscal EFE

En 2015, el último ejercicio cerrado a efectos fiscales, las tres Haciendas vascas realizaron un total de 434.584 actuaciones contra el fraude. Son bastantes menos, tantas como 200.000, que las realizadas en el ejercicio 2014, cuando se registraron 629.175. Ese caída del 31% en el trabajo de control, sin embargo, se ha notado menos en los resultados medidos en recuperación de dinero evadido: 872 millones en 2014 por 826 en 2015 (-5%). En todo caso, en ambos años la cifra quedó por debajo de la media, situada en 929 millones al año, según informaron en un comunicado conjunto las Diputaciones en 2016.

Los datos están recogidos en dos informes anuales enviados al Parlamento Vasco a instancias de Julen Bollain (Elkarrekin Podemos), que demandaba información agregada sobre el fraude fiscal en Euskadi, cuyos datos suelen ser presentados separadamente en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa por sus respectivos responsables de Hacienda.  Las tres Diputaciones, en todo caso, participan en la Comisión de Lucha Contra el Fraude, en la que también está presente el Gobierno vasco, y que está "integrada por personal técnico e independiente". "Esta comisión determina las líneas estratégicas a seguir y elabora un plan conjunto de lucha contra el fraude, que completa las actuaciones que por separado realizan las tres Haciendas forales en esta materia", según las tres Haciendas.

Según estos informes, la caída en la actividad de control se debe fundamentalmente a las actuaciones en el seguimiento del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). De 504.867 inspecciones en 2014 se pasó a 286.869 a 2015. Por el contrario, las actuaciones en materia de IVA pasaron de 103.000 a 120.000. En cuanto al Impuesto de Sociedades, de 9.624 expedientes se pasó a 11.599 (el 2,66% del trabajo total).

En perspectiva territorial, la caída general en el País Vasco se explica porque Bizkaia, en 2015, bajó de 543.104 actuaciones a 340.220, la mayoría de ellas en IRPF. De 433 millones opacos aflorados pasó a derectar 401. Gipuzkoa mantuvo en niveles similares su actividad de control mientras que Álava incluso realizó más intervenciones. Llama la atención que Álava, con la mitad de población que Gipuzkoa, realice más actuaciones (54.618 por 39.746), aunque la diferencia en euros es considerable (129 millones frente a 295).

Los datos se pueden analizar también desde otro punto de vista. ¿Cuál de las tres Haciendas es más efectiva? Con la calculadora en la mano, Gipuzkoa recupera 7.432 euros por inspección por 2.370 de Álava y 1.179 de Bizkaia. Con diferencia, los controles en el Impuesto de Sociedades son más 'rentables' que en el IRPF. Por cada actuación con empresas se obtienen en Euskadi 23.507 euros, frente a 380 de cada expediente abierto a los particulares.

En general, del fraude detectado en 2015 (los datos definitivos de 2016 se conocerán en los próximos meses) 441 millones se corresponde con impuestos directos y 358 a tributos indirectos (IVA, principalmente). En ese ejercicio las Haciendas obtuvieron 27 millones por intereses y recargos y 31 por sanciones. De ellas, 18 se convirtieron en delitos fiscales (20 en 2014), que son fraudes superiores a 120.000 euros. 

El secreto de Fátima: 2.500 millones

Con 2.500 millones, Euskadi podría permitirse pagar otro sistema de Educación pública o costear durante cinco años todas las ayudas sociales. Cuando a este dinero (que es la estimación de lo que deja de recaudar Hacienda por fraude) se le suma lo no recaudado por la Seguridad Social la 'broma' asciende a 3.700 millones. Con eso se podría duplicar el presupuesto de Sanidad o, si alguien lo plantease, construir 20 estadios de fútbol como el nuevo San Mamés de Bilbao. El catedrático Ignacio Zubiri llevó la polémica al Parlamento Vasco el pasado año cuando, al presentar un trabajo sobre economía sumergida elaborado junto a otros expertos de la Universidad, afirmó que en el País Vasco "lo razonable es defraudar" porque la probabilidad de ser cazado "es baja". Hacienda no sólo no somos todos, sino que es un "coladero", sentenció, para enfadar después a las Haciendas forales al asegurar que conocer el número de inspectores y su actuación es tan difícil como desentrañar "el secreto de Fátima". En respuesta a estas duras aseveraciones, emitieron un comunicado defendiendo su trabajo riguroso y coordinado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha