eldiario.es

Menú

Dos de cada tres adolescentes vascos no comen verduras ni hortalizas a diario, según Eroski Consumer

Dos de cada tres adolescentes vascos no comen verduras ni hortalizas a diario, uno de cada tres tampoco come frutas y el 9 por ciento ni siquiera desayuna, según una encuesta realizada por la revista Eroski Consumer.

- PUBLICIDAD -
Dos de cada tres adolescentes vascos no comen verduras ni hortalizas a diario, según Eroski Consumer

Después de que los expertos aseguren que la población infantil española presenta una dieta que, en muchos casos, se aleja de las recomendaciones dietéticas, puesto que es hiperproteica, hipergrasa y pobre en hidratos de carbono, Eroski Consumer ha querido conocer cómo son los hábitos alimentarios de los más pequeños de nuestros hogares.

Para ello, entre finales de septiembre y primeros de octubre preguntó al respecto a un total de 1.050 progenitores y otros familiares que cuidasen de niños en la familia.

En el País Vasco, se entrevistó a un total de 150 personas. Tres de cada cuatro eran mujeres. El 37% tenía estudios universitarios o posgrados y el 31%, formación profesional. El resto, un 13% tenía educación secundaria voluntaria, el 15% obligatoria y el 4% no tenía estudios. Además, un 87% eran padres o madres y el 13% correspondía a otro tipo de cuidadores en la familia (la mayoría, abuelos).

Para analizar los hábitos de los niños, se preguntó a cada entrevistado vasco por los hábitos nutricionales específicos de uno de los menores o adolescentes que hubiera en casa. Así, el 51% de ellos eran del sexo masculino y, por edad, el 37% tenía de 2 a 6 años, otro 35% contaba con entre 7 y 12 años y el 28%, entre 13 y 18 años.

ERRORES

Aunque nueve de cada diez personas consultadas en el País Vasco consideran que sus hijos tienen unos hábitos nutricionales "equilibrados, la realidad es diferente". En la encuesta se constató que se cometen errores que, en ocasiones, se agravan cuando el niño es adolescente.

El 36% de los niños y jóvenes vascos por los que se consultó no incluyen fruta en el desayuno y el 63% toman cereales azucarados o chocolateados. Por regla general, el 55% no come verduras ni hortalizas a diario y otro 20% tampoco fruta. Sin embargo, el 15% de ellos toman cada día embutidos, el 11% dulces y el 9% bollería industrial. Además, cuando comen, un 19% de los niños por los que se preguntó siempre ve la televisión.

En la adolescencia, algunos de estos hábitos nutricionales empeoran. Por un lado, mientras todos los niños vascos de entre 2 y 12 años del estudio desayunan a diario, el 9% de los jóvenes de entre 13 y 18 años ha perdido esta costumbre.

Además, en el desayuno, un 59% de los niños de entre 2 y 12 años toman cereales chocolateados o azucarados (que aumentan de forma considerable el número de calorías sin aportar nutrientes esenciales), una proporción que llega al 74% cuando se trata de adolescentes.

Por último, el 31% de los adolescentes vascos de entre 13 y 18 años por los que se consultó no comen fruta a diario, una proporción que no pasa del 15% cuando tienen entre 7 y 12 años. El 67% tampoco consume verduras ni hortalizas cada día, cuando esa proporción es del 37% entre los niños de 2 a 6 años.

PLANIFICAR PARA REGULAR

Por otro lado, los cuidadores (progenitores, abuelos o con otro parentesco familiar) tampoco siguen algunas rutinas diarias de especial importancia para conseguir que el niño interiorice unos hábitos alimentarios correctos que le permitan desarrollarse y tener una salud fuerte.

En primer lugar, un 39% de las personas vascas consultadas no planifican los menús de los niños y el 12% tampoco establece un horario regular para las comidas. En segundo lugar, el 16% no come a diario con los niños y, cuando comen juntos, un 42% utiliza la comida como incentivo (premio o castigo). Por último, el 75% suele tener en casa bollería industrial, gominolas, snacks y alimentos similares que pueden tentar a los niños.

A tres de cada cuatro adultos encuestados en el País Vasco por Eroski Consumer les preocupa "mucho o bastante" la obesidad y el sobrepeso infantil. De hecho, consideran que los factores que más influyen a la hora de que un niño sufra un exceso de peso son los hábitos familiares. Es más, nueve de cada diez encuestados vascos considera que tener sobrepeso durante la etapa infantil influye después en la salud cuando el niño se convierte en adulto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha