eldiario.es

Menú

La mazorca corrosiva... anti-anti anticapitalista

Los Chikos del Maíz ofrecen un concierto de vomitona rap sin censura y abiertamente anti-'establisment' en el marco de la 11 edición del Festival contra la Zentsura

El festival recuerda, 35 años después, el golpe de Estado del 23-F y reúne a Ramón Tamames, Iñaki Anasagasti, Bonifacio de la Cuadra y José Luis Pitarch

- PUBLICIDAD -
Los Chikos del Maíz, en la gira de despedida de los escenarios, en Bilbao.

Los Chikos del Maíz, en la gira de despedida de los escenarios, en Bilbao.

Qué extraño es (o parece) todo. Y esta semana, más. ["Es necesario un cambio de sistema, que el miedo cambie de bando, claro; pero también los problemas"].

Donald 'Duck' Trump le ha escupido al 'establisment' podrido de Washington con la fuerza de más de 59,6 millones de votos (blancos, obreros empobrecidos y de un montón de mujeres que no creo que se pirren por que les "agarren del coño" así como así. Y menos sin permiso (No es no). Los Serrano boys (and girl, Josune) dedican, con motivo de los 35 años, una de las secciones de la programación del Zentsura 11 a recordar el 23-F. Y para escupir sin censura al 'establisment' local nos traen a los Chikos del Maíz, en lo que está siendo su gira de despedida. Por un rato, aclaran. "No nos vamos para siempre, volveremos y venceremos", no se cansan de repetir Nega y Toni,el 'sucio' en los escenarios los valencianos más incisivos y anticapitalistas de la tierra de la otrora todopoderosa y ahora enmierdada en la corrupción del 'pitufeo', Rita Barberá. Y sí, a sus 82 años, Leonard Cohen acaba de abandonar este mundo para aterrizar en el Parnaso donde habitan las Musas y me parece la mejor banda sonora (insuperable diría) para escribir de todo esto.

Qué extraño es (o parece) todo. ["Venimos de la larga noche, los invisibles, hombres y mujeres libres".]

Llegué tarde al concierto de los Chikos del Maíz en la noche del jueves. Y no fue por pereza. Todo tiene una explicación, 'golpista claro'. Porque 35 años después del 23-F me parece muy importante que se investiguen en profundidad esos hechos que el bueno de Ramón Tamames -ya saben aquel comunista catedrático de Estructura Económica que aparecía como ministro de Economía en la lista del Gobierno que iba a encabezar el general Alfonso Armada, preceptor en su día del "mataelefantes" (que dirían los Chikos del Maíz) y entonces Rey de España, Juan Carlos de Borbón y Borbón- se resiste a llamar golpe, para reducirlo a un episodio -grave, muy grave-, una "asonada" chapucera digna del mejor Berlanga. "Golpe era lo de Pavía entrando en las Cortes de la Primera República", comentó en la charla, en la que también participaron el periodista Bonifacio de la Cuadra; el cofundador de la asociación de militares Unión Militar Democrática (los 'umedos'), José Luis Pitarch, y el jeltzale Iñaki Anasagasti. Allí se 'borboneó' lo justo. Pero esa es otra crónica.

Los golpes de verdad, certeros, anticapitalistas, corrosivos, los dieron el Nega y Toni, el 'sucio'. La vomitona rapera y cinéfila -al 50%- contra nuestro 'establisment' la puso la mazorca valenciana, la Estanquera de Saigón. La Pasión (de talibanes). Contra el Miedo y Asco en Valencia, en Bilbao, en USA y puede que medio mundo.

Revisionismo o barbarie, oiga. ["No somos nada, gritaba la Polla Records, mientras a Lasa y Zabala enterraban en cal, el terrorismo de Estado que practicaba el GAL"].

En Euskadi, los Chikos del Maíz funcionan. Agitan el imaginario de Euskalduna y las calles de Bilbao en llamas, Kortatu y la Polla de Evaristo, y los puños siguen en alto. Estos 'poligoneros del Levante feliz' y la 'ruta destroy' mentan la 'guerra sucia' de los GAL o los "presos políticos" y la peña salta y salta sin parar. Y cuando colocan delante del 'Guernica' de Picasso que llevan en esta gira una ikurriña con la cara de Íñigo Cabacas y la exigencia "Justizia". ¿Quién se pude oponer?

Pero, sobre todo, arrasan cuando trufan su rap corrosivo con proclamas abiertamente antisistema, anticapitalistas y se parapetan metafóricamente tras Corea del Norte o Venezuela para disparar acerados dardos a Endesa o Inditex. Sin permiso. Sin censura. Sin Dios.

Pero, ¿hay 'Fear of a Mazorka Planet', realmente? Oiga que la nueva generación salta y corea el 'Hoy no me puedo levantar' de Mecano una y otra vez en sus conciertos y recuerda unos 80 que muchos no han vivido: Los de Barriosésamo y Espinete con resaca, el SIDA, la teta de Sabrina... No digo más.

Qué extraño es (o parece) todo. ["No nacimos para resistir, nacimos para vencer. No vine a ser marginal, yo vine a asaltar los cielos"].

Nega y Toni, el 'sucio', en plena actuación en el Kafe Antzokia de Bilbao.

Nega y Toni, el 'sucio', en plena actuación en el Kafe Antzokia de Bilbao.

Viendo la exudación (nada contenida) del respetable en el Kafe Antzokia, yo que el Nega me lo pensaba dos veces (junto a Toni) antes de tomarme unas vacaciones. Ahora que la cosa se pone más que fea a escala global -aunque no nos engañemos, esto viene ya desde el 11-S y la caída de Lehman Brothers en 2008, una corriente de fondo que ni los más avezados analistas y empresarios de la demoscopia han olido ni de lejos- hacen falta más Ken Loach que nunca. Más 'realismo socialista del bueno'. Menos Trumposos y más Chikos del Maíz. Para recordarle, como dicen ellos, a Juan Rossel los que día a día se caen del andamio. "Que sepan ellos lo que es no llegar a fin de mes/ Que Amancio se cosa la ropa en Bangladesh".

Que levante la mano quien no se rodee de contradicciones, parece decir un Nega que ya no es Richie la Nuit, ni el autoproclamado J ean-Luc Godard del rap en español. Este exsoldador proletario ha crecido. El próximo 3 de diciembre cumplirá 38 años (sí, 38) y desde hace dos admite públicamente que igual el fin de semana le pilla comprando en Ikea. Aquí más para profundizar en el personaje. 

Repito, q ue levante la mano quien no se rodee de contradicciones. Cada palo que aguante su vela. Los Chikos del Maíz, la mazorca corrosiva, volverán. Sin duda. Si Eloy de la Iglesia -"nuestro Pier Paolo Pasolini", Nega Dixit"- no existiera, posiblemente habría que crearlo. Si los Chikos del Maíz no regresaran para vencer, como proclaman, es que Francis Fukuyama estaba en lo cierto. Y su fin de la historia no era una excentricidad, un 'tuit' en la época en que ni Twitter existía.

And then we take Berlin. ¿"Democracy is comin' to the USA"?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha