eldiario.es

Menú

“El periodismo que obvia la situación de la mitad de la población es menos rico”

La revista digital 'Pikara' cumple tres años comprometida con un periodismo inclusivo y optimista, y lo celebran sacando una edición en papel.

- PUBLICIDAD -
La periodista June Fernández sujeta la edición en papel de 'Pikara magazine'

"Una lectora muestra la edición en papel de Pikara Magazine"

La revista digital ‘Pikara’ cumple tres años ofreciendo un periodismo comprometido y con un enfoque distinto que pone el punto de mira en el tratamiento del feminismo desde una perspectiva inclusiva y optimista. Y lo celebran sacando un número en papel para llegar a nuevos públicos alejados de Internet.

Son 72 páginas de periodismo y opinión que recogen una selección de reportajes, debates polémicos, voces que habitualmente no tienen presencia en los medios tradicionales y la participación de lectoras y lectores para cumplir su objetivo de compromiso social.

June Fernández es una de las periodistas que puso en marcha este proyecto “porque era el medio que quería leer, pero sobre todo el medio en el que quería escribir”. Después de tres años hace un balance “muy positivo” de la acogida que han tenido, y continúa su trabajo convencida de que queda mucho por hacer en el periodismo para acabar con la tradicional invisibilidad de la mujer en los medios.

Pregunta: ‘Pikara’ nació hace tres años con un objetivo muy claro: hacer un periodismo comprometido, con una perspectiva de género, y un enfoque distinto. ¿Qué balance hacéis?

Respuesta: Estamos satisfechas porque vemos que la gente nos reconoce y le interesa lo que hacemos. Creemos que es porque era una propuesta de periodismo que echaban en falta en un momento en el que habían desaparecido los dos medios que hacían periodismo con perspectiva de género: el periódico ‘Andra’ y la revista ‘Frida’. Nos pareció que era una propuesta novedosa para ser un medio de referencia con las personas que están comprometidas con el feminismo, pero que también incluye reportajes y noticias interesantes para cualquier tipo de persona a la que le guste leer periodismo. Estamos satisfechas porque además en estos años nos han reconocido con diferentes galardones de periodismo, algo que avala nuestra calidad.

P: Habéis apostado por un proyecto online, ¿qué posiblidades ofrece este nuevo periodismo?

R: Una posibilidad muy interesante que ofrece es generar debate, no solo en los comentarios que se dejan en cada reportaje, sino también gracias a las redes sociales. Genera de alguna forma una sensación de que existe una comunidad de lectoras y lectores de ‘Pikara’ que no solo leen las noticias sino que comentan, proponen, critican,  y eso es algo mucho más fácil dentro de un proyecto digital. Un ejemplo es la sección de libre publicación, ‘Participa’, donde publicamos artículos de lectores y lectoras y de esta manera sienten que están generando contenido. Pero también hay limitaciones, nos preocupa que estamos llegando solo a un perfil determinado, como puede ser gente más bien joven, urbana y con acceso a Internet.

P: Este ‘feedback’ que ofrece esta nueva forma de hacer periodismo cumple el objetivo que os habíais propuesto de generar un compromiso social, ¿no?

R: Sí, hay ejemplos emocionantes. Por ejemplo, yo escribí un reportaje que también se publicó en eldiario.es: ‘Yo quería sexo, pero no así’, que hablaba sobre cuando una relación sexual empieza siendo consentida y acaba siendo una violación. A raíz de este reportaje recibí un email de una mujer que me contaba un caso similar que había vivido y me mandaba la sentencia judicial absolviendo al agresor. En ‘Pikara’ surgieron comentarios donde las mujeres aportaban sugerencias sobre cómo enfrentarse a situaciones así, o estrategias de autodefensa. En esas ocasiones ves cómo este tipo de contenidos provocan que después las mujeres hablen entre ellas, logra que las personas que en ocasiones se sienten solas puedan hablar de cosas que les afectan y que hasta ese momento pensaban que era algo que les había pasado solo a ellas.

P: ¿Cómo trata el periodismo tradicional a la mujer?

R: La primera reflexión es que aún hoy el enfoque de los medios de comunicación es androcéntrico, hay diferentes estudios que indican que apenas el 30% de las noticias está protagonizada por mujeres, y que las mujeres salimos muy a menudo sin nombre y apellido y los hombres sí. Otro dato dice que a la hora de pedir una opinión experta solo se elige a mujeres en uno de cada diez casos. Además hoy todavía se tiende a hablar de problemas en los que se obvia la situación de las mujeres y los protagonistas son mayoritariamente hombres.

En Pikara por una parte no invisibilizamos a las mujeres, sino que las convertimos protagonistas de muchas historias. Y no solo a las mujeres, también a otrasde personas que no suelen salir en los medios, como  los transexuales. Y por otra parte utilizamos la perspectiva de género como un instrumento de análisis que enriquece el periodismo que hacemos. Cuando el periodismo obvia la situación específica de la mitad de la población y cuenta las historias solo desde el punto de vista del hombre de clase media heterosexual, este periodismo no es tan rico y tan completo como el que se fija en la diversidad de las personas.

P: El optimismo es otro de los objetivos que perseguís ¿por qué?

Eso tiene que ver con el estereotipo que arrastramos las feministas. El feminismo aún hoy está muy estigmatizado y caricaturizado, se sigue pensando que las feministas son unas amargadas. Y por otro lado también a menudo en el periodismo alternativo de contrainformación y de izquierdas la prioridad suele ser denunciar situaciones de injusticia, lo que nos parece muy importante, pero nosotras queríamos hacer también el esfuerzo de que dentro de la denuncia, también haya espacio para el placer o el humor.

P: ¿Por qué ahora una edición en papel?

R: Uno de los motivos es llegar a un público que no alcanzamos con la versión digital. Con la revista en papel podemos llegar a bibliotecas o asociaciones donde pueden acceder otro tipo de personas  que no son tan habituales en  las redes sociales. La idea es hacer un recopilatorio anual. Esto da más opción de socializarlo, y nos apetecía tenerlo en lugares estratégicos como asociaciones feministas. Pero además nos apetecía poder tocarla, disfrutarla y coleccionarla y nos ha hecho muchísima ilusión. También estamos sorprendidísimas porque en cuatro días nos hayan apoyado 202 personas por ‘crowdfunding’ y todavía quedan 36 días de campaña. La gente lo ha pillado con muchas muchas ganas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha