eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Paulina Fernández, de la churrería La Mañueta, recibe el Pañuelo de Pamplona, que agradece "de corazón"

Se reconoce una figura "referente" en la ciudad por su legado gastronómico-cultural y su tesón para impulsar su comercio familiar

- PUBLICIDAD -
Paulina Fernández, de la churrería La Mañueta, recibe el Pañuelo de Pamplona, que agradece "de corazón"

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha entregado por primera vez este mediodía el 'Pañuelo de Pamplona-Iruñeko Zapia' a Paulina Fernández, propietaria de la churrería La Mañueta, quien ha afirmado que "formar parte de mi querida Pamplona es un honor, que no se si merezco pero que agradezco de corazón".

La entrega ha sido el primero de los actos del Día del Privilegio de la Unión que se conmemora este jueves, 8 de septiembre, y ha tenido lugar en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial, en presencia de concejales del Ayuntamiento y de familiares de Paulina Fernández.

En el acto, el alcalde ha trasladado a Fernández que recuerda su madre "al frente de la churrería, donde sueles estar tú ahora, cortando los churricos con un cuchillo inversilmente pequeño que cubría con toda la mano". "Y por supuesto te recordamos a ti al frente de la churrería de toda la vida", ha expuesto.

Asiron ha indicado a la familia que "sois historia viva de Pamplona", "una de tantas que conforman el universo pamplonés". "Historia hecha en este caso a base de harina, aceite de productores locales, de leña y, como sueles decir tú, de mucho cariño", ha agregado.

El primer edil ha dicho que este pañuelo es "un agradecimiento a esa aportación al comercio local y a la gastronomía de nuestra tierra".

Por su parte, Paulina Fernández, que se ha mostrado "muy contenta", ha señalado que "me váis a permitir a mis 93 años que me salte el protocolo y os trate de tú". "Hoy mis palabras solo pueden ser de agradecimiento y, además, la emoción no me dejaría hablar más", ha indicado.

Ha dado las gracias al Ayuntamiento de Pamplona por su decisión y ha manifestado que para ella "formar parte de mi querida Pamplona es un honor, que no se si merezco pero que agradezco de corazón". "Gracias a mis padres por todo lo que me enseñaron, a mis hijos, a mis nueras, a mis nietos por querer continuar conmigo esta ilusión de ofrecer churros en las mañanas de San Fermín y en los domingos de octubre", ha dicho.

Paulina Fernández ha agredecido también a quienes trabajan con ellos y a los clientes que "vienen cada mañana y esperan pacientemente". "También a los que ya no están y forman parte de nuestra historia, especialmente a mi hermana Micaela, a mi marido Josetxo y a mi hija Mari Pauli", ha añadido.

Este reconocimiento a Paulina Fernández fue aprobado por unanimidad en primer lugar por la Junta de Portavoces y posteriormente por el Pleno del pasado 5 de septiembre. De esta manera, el Consistorio ha reconocido una figura referente en la ciudad por su legado gastronómico-cultural y por su tesón para impulsar y proteger el 'comercio familiar de toda la vida'.

La homenajeada ha recibido junto al pañuelo rojo con el escudo de la ciudad bordado en uno de sus picos una escultura de pequeño formato de la alegoría de la Unión de los Burgos realizada por el escultor navarro Mikel Okiñena. La obra, encargada por el Consistorio, simboliza la unión y busca poner en valor el trabajo de los artistas locales.

NEGOCIO FUNDADO EN 1872

Paulina Fernández nació el 24 de octubre 1922. A sus 93 años, continúa el negocio junto a sus hijos e hijas y familiares. Además, es autora de dos publicaciones 'Churrería la Mañueta' publicado con motivo del 125 aniversario de la apertura del establecimiento y 'Mi calle, sus personajes y la Churrería La Mañueta' publicado en 1998.

La Churrería La Mañueta fue fundada el 13 de diciembre de 1872 por Juan Fernández Calero, abuelo de Paulina Fernández, y ha mantenido desde entonces la misma elaboración artesanal de churros en la que se utiliza la leña de haya de Navarra y el aceite de oliva. Situada en el número 8 de la calle Mañueta, abre durante las fiestas de San Fermín de 7 al 14 de julio y los domingos de octubre.

Ha sido durante décadas punto de encuentro de miles de personas y un espacio referencial de interés social. Es una de las churrerías estatales más antiguas y que ha sabido mantener la tradición artesanal que ha pasado de generación en generación, ha indicado el Ayuntamiento.

El 'Pañuelo de Pamplona-Iruñeko Zapia' aparece entre las distinciones recogidas en el 'Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones del Ayuntamiento de Pamplona' junto con la Medalla de Oro de Pamplona, el título de Hijo/a Predilecto/a y título de Hijo/a Adoptivo/a o la dedicación de calles, plazas y monumentos.

El pañuelo es, tal y como recoge el reglamento, "una distinción honorífica que tiene por objeto premiar a las personas, físicas o jurídicas, y entidades que por razón de su labor diaria, trayectoria personal o profesional, hayan contribuido de forma activa y notoria a la consolidación de la proyección de la ciudad de Pamplona en sus diferentes vertientes, su historia y su cultura o que hayan destacado por haber realizado una contribución excepcional a las artes o las ciencias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha