eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La reparación de las víctimas, objetivo del Gobierno foral en materia de paz y convivencia

Álvaro Baraibar ha presentado las líneas de trabajo de la nueva Dirección General coincidiendo con el Día de los Derechos Humanos

- PUBLICIDAD -
La reparación de las víctimas, objetivo del Gobierno foral en materia de paz y convivencia

Atender a "la verdad, justicia y reparación debidas" a las víctimas será uno de los objetivos "básicos" de la nueva Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno foral. Para ello, entre otras medidas, va a impulsar las exhumaciones de personas asesinadas tras el golpe de 1936 y se va implantar un programa de atención a las víctimas del pasado más reciente, víctimas de ETA, del terrorismo y de otras vulneraciones de derechos humanos.

Así lo ha asegurado este jueves en rueda de prensa el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar, quien ha presentado las principales líneas de actuación de la nueva Dirección General que dirige, coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

Baraibar ha remarcado que "el derecho internacional en materia de derechos humanos es para nosotros algo más que un marco normativo de obligado cumplimiento, configura también un marco ético y político con el que este Gobierno está plenamente comprometido".

"Los derechos humanos deben ser la piedra angular sobre los que construir la paz y la convivencia en esta tierra, la violencia sufrida en nuestra sociedad ha dejado una profunda huella de vulneración de derechos humanos, del derecho a la vida y la dignidad de las personas", ha subrayado.

De este modo, ha asegurado que la labor de este Gobierno "debe estar centrada en la esperanza de la paz, en el anhelo social de la reconciliación y en la búsqueda de la convivencia desde el escrupuloso respeto del derecho a la verdad, la justicia y la reparación que corresponde a todas las víctimas".

Todo ello, ha agregado, "desde una mirada crítica hacia el pasado y desde la firmeza que nos da un posicionamiento ético de rechazo a la violencia". "Es una demanda social que el Gobierno está obligado a atender", ha destacado Baraibar, quien ha señalado que "esa anhelada convivencia pasa también por tratar de involucrar a todos los agentes, con la mirada centrada en las víctimas de ETA y del terrorismo y de otras vulneraciones de derechos humanos".

TRES ÁMBITOS DE TRABAJO

Según ha detallado el director de Paz y Convivencia, el Ejecutivo se ha marcado tres ámbitos de trabajo: memoria histórica; memoria reciente y víctimas del terrorismo y otras vulneraciones de derechos humanos; y convivencia y respeto a la pluralidad social, política, religiosa y de todo orden que existe en Navarra.

En todos ellos, ha resaltado, la Dirección General va a trabajar desde una triple mirada: "una visión crítica del pasado (reciente y no tan reciente) de vulneración de derechos y de la dignidad humana; una mirada actual con intención humanizadora, reparadora y de solidaridad con respecto a todas las víctimas de vulneraciones de derechos humanos; y una mirada al futuro para prevenir la repetición de las vulneraciones".

En opinión de Baraibar, para construir un futuro de paz hay que "aprender del pasado para no caer en los mismos errores". En su opinión, la sociedad del futuro "debe estar cimentada sobre unos pilares sólidos firmemente asentados en el respeto a los derechos humanos, en la reparación del daño provocado, la reconciliación y la convivencia, y con garantías de no repetición".

"En una sociedad democrática debe haber sitio para la discrepancia, para la confrontación de opiniones, para la diversidad de proyectos, para distintas cosmovisiones, y sería deseable compartir como sociedad que esa pluralidad enriquece al conjunto de la ciudadanía siempre que el respeto de los derechos humanos se sitúe como valor máximo", ha apuntado.

PRINCIPALES ACTUACIONES

En cuanto a las principales actuaciones en materia de paz y convivencia, Baraibar ha explicado que, en relación a la memoria histórica, el Gobierno considera "prioritario y urgente" impulsar la exhumación de las personas asesinadas y desaparecidas como consecuencia del golpe de Estado de 1936.

Además, se retirará del espacio público la simbología franquista y de la guerra civil y los símbolos de la exaltación de la violencia y se mantendrá la memoria de lo sucedido para que, "desde el fomento de valores de respeto y convivencia, aquella realidad no se reproduzca en futuras generaciones".

Respecto a la memoria reciente, ha detallado que "se recabará información sobre las víctimas de ETA y del terrorismo y sobre toda vulneración de derechos humanos cometida en nuestro territorio, para tener un retrato no excluyente de lo acontecido y contribuir al esclarecimiento del pasado".

Igualmente, "se desarrollará un programa de atención individualizada a las víctimas de ETA y del terrorismo y a las víctimas de otras vulneraciones de derechos humanos, con el objetivo de mostrar la solidaridad con ellas y de conocer de primera mano cuáles son sus necesidades".

En cuanto a la convivencia, "se promoverá la cultura de respeto, de paz, de convivencia y de derechos humanos mediante acciones transversales, en colaboración con el resto de Departamentos, con especial atención a áreas como la educación, la cultura y la juventud".

Asimismo, "se fomentará el respeto a la diversidad, a la pluralidad y a las minorías, desde la perspectiva de que la convivencia entre diferentes es un valor que enriquece al conjunto de la sociedad y que esta idea es aplicable a todos los ámbitos de la vida: político, étnico, social, religioso".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha