eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

AMPL-Page cree que el PSOE tiene todavía "debilidad de marca" y recomienda no ponerse "nerviosos" si Sánchez no gobierna

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reconocido este miércoles que el PSOE "todavía" tiene "debilidad de marca" pero ha insistido en que su apuesta es que el candidato de los socialistas a las generales, Pedro Sánchez, será presidente del Gobierno. Eso sí, ha llamado a su partido a no ponerse "nervioso" si no lo logra y ha explicado que entendería que Sánchez quisiera seguir al frente del partido.

- PUBLICIDAD -
AMPL-Page cree que el PSOE tiene todavía "debilidad de marca" y recomienda no ponerse "nerviosos" si Sánchez no gobierna

Así lo ha señalado el también líder de los socialistas castellano-manchegos en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, en el que le ha presentado el ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba y al que han asistido varios miembros de la Ejecutiva federal, entre ellos el secretario de Organización, César Luena.

Page, que ha apuntado que su partido está todavía en "remontada", ha recordado que el propio Sánchez ha dicho que quiere continuar liderando el PSOE después del 20 de diciembre, independientemente de si gana o no, y ha defendido que, en la política, un valor es "la constancia".

EL PSOE TIENE "MUCHA GENTE QUE PUEDE COMPETIR"

Así, ha dicho que le "parecería extraño" que el candidato, que "está empezando", no lo hiciera, porque además "está en su derecho". Eso sí, ha añadido que el PSOE tiene "la ventaja" de que tiene "mucha gente que puede competir".

"Mi opinión es que va a ser presidente y mi consejo, si el resultado no es el que esperamos, es que nadie debe ponerse nervioso", ha señalado, una recomendación que ha dado, con carácter general, para las próximas elecciones.

Así lo ha hecho cuando se le ha preguntado por los errores que ha cometido el PSOE. El presidente de Castilla-La Mancha ha apuntado que cree que su partido no tiene "del todo claro" qué equivocaciones ha tenido, pero ha llamado a no caer ahora en el "error" de salirse de su espacio".

"No hay que ponerse nervioso, es importante gobernar, pero sobre todo es muy importante no prostituir nuestros valores y nuestros principios, porque eso es lo que nos impedirá gobernar en el futuro", ha dicho.

SI HACE FALTA "MULETA", QUE SEA SÓLO UNA

A partir de aquí, y preguntado por los posibles acuerdos después del 20 de diciembre, el presidente castellano-manchego ha apuntado que "si se puede no necesitar muleta, mejor", pero si "hay que necesitarla, una", porque ve "difícil" tener dos.

Page no ha aventurado cuál podría ser este apoyo, pero ha explicado que él personalmente cree que se "entendería mucho mejor" con el presidente de Ciudadanos, como considera que le ocurre "al 90% e los españoles".

De hecho, ha asegurado que si hubiera habido diputados de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, hubiera iniciado conversaciones con este partido y "si se hubieran puesto a tiro", cree que habrían "llegado a un acuerdo".

Eso sí, también ha apuntado que Podemos --cuyos dos diputados apoyaron su investidura-- no le parece "un grave riesgo para el país", aunque se "ha vendido como tal" y ellos "han contribuido a esa imagen".

Y como prueba de ello ha apuntado que "aquí todo el mundo quiere ser diputado". "No hay revolución a la vista, todos quieren ser diputados en el Congreso", ha remachado, para después apuntar que le "preocuparía más" que, en lugar de esto, "quisieran quemar el Palacio del Congreso"

"Aquí todo el mundo legitima la actividad parlamentaria y cuando entren en el Congreso se darán cuenta de que todos los escaños son del mismo color", ha remachado.

Eso sí, ha explicado que hay que entender que en España, con "un treinta y tantos por ciento de gente en la cuneta", surja una opción política que quiera cambiar la situación, pero que "a medida que avance y vaya madurando va viendo que todo no puede cambiarlo, ni debe cambiarlo". "Yo no lo veo un drama", ha insistido.

De esta manera, y aunque ha dejado claro que no coincide "en muchas cosas" con Podemos, ha asegurado que su acuerdo de investidura no le obliga a hacer "nada raro" y ha apuntado que se fía "bastante menos" del PP de Cospedal, que cambió el Estatuto de autonomía con sus solos votos.

Así, ha llamado a la "prudencia" a los partidos mayoritarios, a los que ha recomendado no ponerse "nerviosos", ante la llegada de estos partidos nuevos, cuando, además, se trata de formaciones que "ser el PSOE u ocupar el lugar que ocupa el PSOE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha