eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar y Sarkozy culpan a Tsipras de "quitarse de encima la responsabilidad con un referéndum insólito"

El expresidente del Gobierno califica a Syriza de "populismo de izquierda radical" y ve la consulta a los ciudadanos como un "arma de demagogia"

Podemos elogia al gobierno griego por "dar la palabra a la ciudadanía" ante el "chantaje de los acreedores"

52 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Aznar pone como ejemplo la "refundación" del partido de Sarkozy pero elude referirse a la situación del PP

maría Dolores de Cospedal y José maría Aznar, en la apertura del Campus FAES.

La situación en Grecia se ha convertido este lunes en el asunto principal para los políticos españoles. A ella se ha referido tanto el expresidente del Gobierno José María Aznar como Nicolas Sarkozy, invitado en FAES, y dirigentes del PP y del resto de partidos. En la inauguración del Campus FAES, Aznar ha avisado de que Grecia está "arrastrando" a la Unión Europea y a la zona euro al "borde de la ruptura". Fernando Martínez Maíllo, vicesecretario de organización del PP, ha aprovechado para criticar al PSOE: "Está en gobiernos locales con el mismo partido que está llevando a Grecia a una situación límite". En el otro lado, Podemos ha difundido un comunicado en el que elogia la actitud "ejemplar" del gobierno de Alexis Tsipras por llamar a los ciudadanos a que decidan su futuro de forma "democrática y soberana".

Junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, Aznar ha señalado que dicha situación viene dada por un "populismo de izquierda radical" que "no es capaz de asumir sus responsabilidades" y "se las quita de encima con un referéndum insólito convertido en arma de demagogia". "Hoy los bancos no abren, no se podrá decir que no estemos avisados", ha añadido.

El responsable de FAES, que ha invitado a Nicolas Sarkozy para el discurso inaugural y ha coincidido punto por punto con su opinión, ha afirmado que esta situación crítica en Grecia "no ha hecho más que empezar a sustanciarse" y "viene de la mano" del "populismo" que está practicando la "izquierda radical" del país. También ha señalado que es "evidente" que la crisis griega afecta a España, en un momento en el que hay "decisiones importantes que tomar" y que van a determinar "el futuro de las instituciones, la consolidación de la recuperación económica, la confianza internacional" y la "calidad" de la convivencia.

Más tarde, cuando ha presentado al expresidente francés Nicolás Sarkozy, José María Aznar ha señalado que la crisis griega "abre nuevas incertidumbres" y ha advertido de que "lo peor que puede ocurrir en cualquier institución, en cualquier país y en este caso en la UE es que las reglas no se respeten". "La garantía fundamental del éxito de un proyecto es el respeto de las reglas, ha continuado el expresidente, para quien Europa "no solo tiene un problema económico", sino que tiene un "problema político muy importante" porque hay "opciones domésticas incompatibles con el hecho europeo".
Por eso, ha insistido en que "si la Unión Europea acepta que las reglas se incumplan, el futuro de la UE y del Eurogrupo estará gravemente comprometido".

El comunicado difundido por la formación de Pablo Iglesias acusa a la UE y al FMI de "seguir estrangulando la economía griega" y alaba la posición de Tsipras por dejar que los ciudadanos puedan expresar su voluntad. "A diferencia de lo que hizo el Gobierno de España en 2011 y 2012, el gobierno griego se ha negado a violar el mandato popular que recibió de las urnas el pasado mes de enero", reza el texto.

El partido también denuncia "todos los intentos de amedrentar, coaccionar e influir en esa votación" por parte de "poderes no elegidos y, en especial, por parte del Banco Central Europeo". Su objetivo de "asfixiar el sistema financiero constituye una violación flagrante e inaceptable del principio democrático", sigue el comunicado.

Para Podemos, los acreedores griegos han demostrado "con su intransigencia", que su "principal interés es someter y derrocar un gobierno democráticamente elegido para demostrar que no hay alternativa". "No nos cansaremos de repetirlo. Serán ellos los responsables de este desastre".

La formación recuerda que no se puede culpar a Syriza de la coyuntura y señalan a los gobiernos de Nueva Democracia y PASOK, "los aliados de PP y PSOE, quienes falsearon las cuentas y entregaron la soberanía del país a la Troika".

También Ciudadanos ha entrado en el debate para pedir que continúen las negociaciones "hasta la extenuación". Su portavoz en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha negado que la solución al problema pueda llegar "desde los extremos", donde ha situado a Syriza, pero también desde los "viejos partidos como el PASOK".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha