eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Emoción en la despedida de los militares españoles que parten hacía El Líbano

- PUBLICIDAD -
Emoción en la despedida de los militares españoles que parten hacía El Líbano

Emoción en la despedida de los militares españoles que parten hacía El Líbano

"Lo voy a echar mucho de menos. Los niños por ahora lo llevan bien, pero ya veremos dentro de unas semanas, cuando llegue la Navidad". Esta frase resume el sentimiento de los familiares de los 275 soldados del contingente Libre Hidalgo (LH)-XX que hoy han partido hacia El Líbano para ayudar a controlar la zona.

Aunque la mitad de los soldados que participan en esta misión ya han intervenido en operaciones similares, tanto ellos como sus familias no se acostumbran a tenerlos lejos de casa durante tanto tiempo, esta vez, unos 6 meses y con las navidades de por medio.

A pesar de que la semana pasada la Base General Menacho de Badajoz acogió el acto oficial de despedida de este contingente, hoy es cuando se han vivido las escenas más emotivas ante el comienzo del despliegue en el Sur de El Líbano, donde controlarán el cese de hostilidades entre este país e Israel.

Miguel Ángel Vela, uno de estos soldados, ha explicado a Efe que sus hijos ya están "más o menos" acostumbrados a su ausencia porque pasa bastante tiempo fuera de casa por cursos y maniobras.

No en vano, lleva desde los 18 años en el Ejército que, según asegura, es una profesión "vocacional", lo que le ha llevado a participar en tres misiones internacionales, aunque en ninguna de ellas -hasta ahora- era padre.

Su mujer, Mari Carmen Franco, ha explicado que los chavales conocen dónde va su padre y qué va a hacer: "de momento lo llevan bien, veremos dentro de unas semanas cómo se adaptan a no verlo", ha relatado.

Para Nicolás Caldito, padre de uno de estos soldados, es la primera vez que ve cómo su hijo se enrola en una misión de este tipo y asegura, emocionado, que lo echará "mucho de menos", sobre todo en algunas fechas muy especiales como en Navidad, que además coincide con su cumpleaños.

Para paliar en parte la lejanía de los seres queridos, los soldados contarán con la ayuda de la tecnología y a través de internet podrán mantener el contacto con sus allegados a diario.

El soldado Antonio Montero reconoce que con estos medios se hace "más fácil" sobrellevar la distancia con sus familiares. Tampoco es su primera experiencia en misiones internacionales, pero aún así "se les echa mucho de menos".

En los próximos días, un total de 550 soldados españoles se integrarán en la Brigada Internacional compuesta por 3.500 efectivos desplegada en el Sur de El Líbano con el objetivo de apoyar al Gobierno de este país en su objetivo de controlar la zona.

El contingente nacional -conformado también por efectivos del Regimiento Farnesio 12 de Valladolid o por miembros de la Guardia Civil- relevará a la Brigada Acorazada XII de El Goloso (Madrid).

Esta nueva dotación española, de la cual la mitad de sus efectivos ya ha estado en despliegues anteriores, asumirá la responsabilidad de toda la brigada multinacional a partir del próximo 20 de noviembre y permanecerá en la zona hasta finales de mayo del año próximo.

El trabajo principal de esta dotación es supervisar el cumplimiento de la Resolución 17/01 de 2006 de Naciones Unidas por la cual se controla el cese de hostilidades en la zona entre El Líbano e Israel.

El objetivo es, según ha recordado el jefe accidental de la Brigada BRIMZ XI, Pedro José Cabanach, regresar a casa y poder decir: "misión cumplida".

José Luis Real

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha