eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El de La Gomera es el único lagarto gigante de Canarias en peligro de extinción

- PUBLICIDAD -
El de La Gomera es el único lagarto gigante de Canarias en peligro extinción

El de La Gomera es el único lagarto gigante de Canarias en peligro extinción

El de La Gomera (Gallotia bravoana) es el único lagarto gigante de Canarias que está en peligro de extinción a pesar de que en la isla hay 410 lagartos en cautividad y unos 300 en el risco de la Merica según el último censo, elaborado en 2009.

Sonia Plasencia, bióloga del centro de recuperación del lagarto gigante de La Gomera, situado en Valle Gran Rey, ha explicado a Efe que en el archipiélago hubo lagartos gigantes en todas las islas pero en la actualidad sólo hay ejemplares vivos en El Hierro, La Gomera, Tenerife y Gran Canaria.

En el resto de las islas sólo se han encontrado fósiles de lagartos gigantes aunque no se puede asegurar la inexistencia de alguna población, comenta Plasencia.

El lagarto gigante de Gran Canaria (Gallotia stehlini), que alcanza un gran tamaño, no está en peligro de extinción dado que hay gran cantidad de ejemplares que viven libres en el espacio natural, al igual que el lagarto común.

El lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi) está catalogado como especie vulnerable, y hay más de doscientos ejemplares en cautividad y varios reintroducidos en el medio natural.

El lagarto gigante de Tenerife (Gallotia intermedia) hace unos años se creía en peligro de extinción hasta el descubrimiento de una "superpoblación" en una montaña de Arona.

Sonia Plasencia recuerda que todos los lagartos de Canarias tiene el mismo origen, que es un ancestro procedente del continente africano, y se cree que fueron poblando las islas más orientales para más tarde llegar al resto.

De ahí, afirma, que existan tantas diferencias en su morfología, diseño o colorido, y no tanto en su biología y comportamiento.

Los lagartos gigantes se fueron adaptando al tipo de terreno y vegetación de las islas, y a los depredadores existentes en aquella época que eran fundamentalmente voladores.

Estos animales contaban entonces con bastantes recursos y carecían de los depredadores que llegaron más tarde al archipiélago como hombres, gatos, ratas o las cabras que se comen la vegetación, nutriente por excelencia de los lacértidos.

Los lacértidos son ejemplares herbívoros sobre todo en la época adulta, en la juvenil son más insectívoros y se alimentan de grillos o saltamontes que tienen gran aporte de proteínas.

En aquella época, en la que carecían de depredadores, los lagartos gigantes llegaron a alcanzar gran tamaño y podían vivir muchos años.

En el caso del lagarto gigante de La Gomera, indica Plasencia, los restos fósiles encontrados del ejemplar más grande miden un metro y medio, mientras que ahora los ejemplares en cautividad alcanzan los 35 centímetros.

El lagarto gomero padeció una situación de "embudo ecológico" en la que sus requerimientos nutricionales tuvieron que cambiar al refugiarse de sus depredadores en los acantilados del Risco de la Merica, en Valle Gran Rey, donde los nutrientes escaseaban.

En 1999 se descubrieron diez ejemplares vivos en el Risco de la Merica, se comenzó a trabajar en su reproducción y en 2001 nacieron los tres primeros lagartos en cautividad.

Destaca la bióloga que en el centro de recuperación este año han nacido 77 lagartos y recuerda que el objetivo es hacer una suelta controlada de en torno a un centenar de ejemplares en la primavera de 2014, para lo que se trabaja en la elección del sitio más adecuado del litoral gomero.

Además, se han intercambiado lagartos con El Hierro para preservar ambas especies y, según señala la consejera insular del Desarrollo del Territorio, Ventura del Carmen Rodríguez, se busca un lugar donde ubicar un centro de interpretación y exhibición del lagarto gigante de La Gomera.

Marta Cabello

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha