eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Grecia acepta supervisión de la CE, el BCE y el FMI durante asistencia

- PUBLICIDAD -

El Gobierno griego acepta que la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, continúen la supervisión de Grecia durante el periodo en que reciba asistencia financiera, y además se compromete a no tomar acciones unilaterales.

Así se dice en la carta que el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, envió ayer al jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, filtrada hoy a los medios.

En la misiva de solicitud de ampliación del programa de asistencia, en la que no utiliza la palabra troika, Varufakis señala que durante los seis meses de la prorroga Grecia acepta una "supervisión" de la Unión Europea y del Banco Central Europeo así como, con el "mismo espíritu", del Fondo Monetario Internacional.

Al mismo tiempo, garantiza que se abstendrá "de tomar medidas unilaterales que menoscaben las metas fiscales, la recuperación económica y la estabilidad financiera".

También evita dar una cifra para el objetivo del superávit primario, que Grecia quiere en principio revisar en al 1,5 % del producto interior bruto (PIB), del 3 % previsto para este año.

En cambio, el texto afirma que se acordarán condiciones financieras y administrativas mutuamente aceptables y que su aplicación, en colaboración con las instituciones, deberán servir para estabilizar la situación fiscal de Grecia y "alcanzar unos superávit fiscales primarios adecuados".

También señala que Grecia se compromete a "la estabilidad de la deuda" y a la consecución de "los objetivos fiscales para 2015", pero "tomando en cuenta la situación económica actual".

En la carta, Varufakis propone además que durante la duración del acuerdo el Banco Central Europeo vuelva a aceptar los bonos griegos en sus operaciones de refinanciación.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, había suspendido recientemente esta posibilidad, que permitía a Grecia acceder a créditos a un tipo del 0,05 %.

Durante los seis meses de la prórroga, dice la carta, se extenderá el acceso a los bonos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera en manos del fondo heleno de estabilidad.

Grecia pide además que en el futuro acuerdo, que se alcanzaría tras la prórroga, se recoja el compromiso firmado en el segundo rescate, en noviembre de 2012, de un alivio de la deuda griega.

En 2012 los socios de la eurozona se comprometieron a estudiar la posibilidad de mejorar las condiciones de la deuda helena si Grecia cumplía con todos los requisitos previos.

Finalmente, la carta propone comenzar inmediatamente los trabajos para un nuevo Contrato para la Recuperación y el Crecimiento entre Grecia, Europa y el Fondo Monetario Internacional, que sustituiría a este acuerdo provisional de seis meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha