eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Israel detiene a un expreso palestino liberado en agosto tras huelga de hambre

- PUBLICIDAD -
Israel endurece las medidas de prevención y castigo a la violencia en Jerusalén

Israel endurece las medidas de prevención y castigo a la violencia en Jerusalén

Israel volvió a detener hoy al palestino Mohamed Alan, que había liberado en agosto tras una prolongada huelga de hambre por orden del Tribunal Supremo después de probarse que había sufrido un daño cerebral.

"En cumplimiento con una orden militar de detención administrativa, la policía de Ashkelón detuvo hoy en el hospital Barzilai de esa ciudad a Mohamed Alan", indicó un comunicado de una portavoz de la Policía israelí.

Alan fue puesto bajo custodia de las fuerzas de seguridad en un centro penitenciario de la zona centro del país, precisó.

La orden de detención fue dictada por la Comandancia Central del Ejército israelí y se prolongará hasta el próximo 4 de noviembre, tal y como estipulaba la fecha original de su arresto, interrumpido por orden de un tribunal israelí el pasado 19 de agosto.

Israel había cancelado temporalmente la detención administrativa del preso palestino, que mantuvo una huelga de hambre de 64 días de duración que lo puso al borde de la muerte, para protestar por una prolongada detención sin cargos ni celebración de juicio.

El detenido había amenazado con dejar de tomar agua y nutrientes si no se le ponía en libertad.

El Supremo israelí anunció el mes pasado su decisión después de que un escáner mostrase que Alan había sufrido daño cerebral.

Israel no ha realizado una acusación formal de ningún delito ni informado al detenido o sus abogados de las pruebas contra él al no tener obligación de hacerlo por estar en situación de la denominada detención administrativa, que permite el arresto sin juicio ni acusación durante seis meses prorrogables indefinidamente.

Alan, abogado de 31 años del distrito de Nablus y sospechoso de ser miembro de la Yihad Islámica, inició la huelga en protesta por su situación de detención administrativa desde noviembre.

Su caso generó una polémica ética en Israel, al ser el primero tras la aprobación a finales de julio de una controvertida ley que legaliza la alimentación forzosa para prisioneros en huelga de hambre, medida que la comunidad médica considera tortura y que numerosos facultativos habían advertido que no cumplirían.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha