eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kiev y Moscú acuerdan retirar este mes las armas pesadas del este de Ucrania

- PUBLICIDAD -
Kiev y Moscú acuerdan retirar este mes las armas pesadas del este de Ucrania

Kiev y Moscú acuerdan retirar este mes las armas pesadas del este de Ucrania

Los Gobiernos en Kiev y Moscú acordaron hoy en Berlín que durante este mes se retiren las armas pesadas del este de Ucrania y se cierre un procedimiento sobre cómo proceder a retirar las minas del frente.

El acuerdo, un avance en la implementación del Acuerdo de Minsk, lo alcanzaron los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, Serguéi Lavrov y Pavló Klimkin, con la mediación de sus homólogos de Alemania y Francia, Frank-Walter Steinmeier y Laurent Fabius.

"Los resultados han superado las expectativas", reconoció Steinmeier ante los periodistas al término de las casi tres horas de negociación.

"En general ha sido una reunión realmente buena", concluyó el ministro alemán en un tono inusitadamente positivo tras este tipo de encuentros ministeriales en Berlín en el denominado "formato Normandía".

Así, se ha decidido que, tal y como se procedió con las armas ligeras, se retire ahora el armamento pesado de la denominada línea de contacto (el frente) entre las tropas de Kiev y los rebeldes prorrusos.

Teniendo en cuenta los tiempos en los que fue posible la retirada de las armas ligeras, Steinmeier pronosticó que este nuevo paso hacia la consolidación de la tregua se podría culminar "a finales de noviembre o principios de diciembre".

También debe de acordarse durante este mes cómo se va a proceder a la retirada de las minas enterradas en el frente y que ya han causado víctimas civiles.

Steinmeier reconoció, no obstante, que este proceso será más lento que el anterior, ya que las nevadas del invierno impedirán totalmente estas tareas.

Tras los avances en los apartados militares del Acuerdo de Minsk, los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia abordaron también la implementación de los puntos de carácter político de este pacto suscrito a principios de año.

Steinmeier indicó que hoy se debatió sobre la celebración de elecciones locales en el Donbass, "avanzando sobre lo acordado el 2 de octubre en París", donde tuvo lugar el último encuentro de los cuatro ministros.

En concreto, se identificaron las áreas temáticas sobre las que hay que negociar de cara a confeccionar una ley electoral que ampare y regule estos comicios de forma que los rebeldes y Moscú los acepten, pero que pueda ser aprobada en la Rada (Cámara Baja) ucraniana.

Esto es un "desafío especial", reconoció Steinmeier, que indicó que estos asuntos clave son el problema del voto de los desplazados, los permisos para los partidos, la organización de la comisión electoral y la cuestión de la supervisión de los comicios por observadores.

Otro de los asuntos del encuentro ministerial fue la situación humanitaria, un apartado en el que Steinmeier volvió a expresar su frustración por el "escaso acceso" a la población civil que tienen las organizaciones no gubernamentales.

El último punto a debate fue la necesidad de reconstruir infraestructuras claves para ambos bandos, como pueden ser las líneas de ferrocarril -necesarias para el abastecimiento- y las conducciones de agua potable.

Los participantes acordaron asimismo volver a encontrarse a lo largo de este mes para evaluar cómo se van implementando sobre el terreno los acuerdos cerrados hoy y establecer nuevas metas en el proceso de paz en el este de Ucrania.

"Tenemos ante nosotros difíciles tareas", dijo Steinmeier antes de la reunión, para comentar tras el encuentro que estaba convencido de que todas las partes iban a "trabajar para superar los obstáculos".

El ministro alemán valoró que la tregua en la región se mantenga "a grandes rasgos" desde el pasado 1 de septiembre y reconoció que la situación "se ha tranquilizado de forma visible", aunque esto "no es suficiente".

Alemania ha abogado desde el inicio del conflicto en el este de Ucrania por una solución diplomática y ha promovido los contactos entre Kiev -a quien defiende- y Moscú, muchas veces en su propio territorio.

La propia canciller, Angela Merkel, se ha llegado a involucrar personalmente en las negociaciones, como cuando participó junto a los presidentes ruso y ucraniano, Vladimir Putin y Petró Poroshenko, y el presidente francés, François Hollande, en la redacción del Acuerdo de Minsk.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha