eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Malasia condena el uso de una arma química en la muerte de Kim Jong-nam

- PUBLICIDAD -
Malasia condena el uso de una arma química en la muerte de Kim Jong-nam

Malasia condena el uso de una arma química en la muerte de Kim Jong-nam

Malasia condenó hoy el uso de un tóxico catalogado como arma química en la muerte de Kim Jong-nam, el hermano del líder de Corea del Norte, un día después de que Pyongyang atribuyera el deceso a un ataque cardíaco.

El ministerio de Exteriores malasio expresó su gran preocupación por el uso del agente nervioso VX que causó la muerte de la víctima minutos después de que dos mujeres le frotaran la cara con esta substancia el 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

"El ministerio condena enérgicamente el uso de esta arma química por parte de quién sea, dónde sea y en cualquier circunstancia. Su uso en un espacio público podría haber puesto en peligro a la población", indicó la nota.

El comunicado fue emitido después de que el jefe de una delegación norcoreana que llegó a Malasia el martes para reclamar el cadáver negara que la víctima fuera asesinada con el agente VX.

El emisario, el ex embajador norcoreano en la ONU, Ri Tong Il, aseguró que el fallecido tenía un historial médico de problemas cardíacos y que hay fuertes indicios de que este murió a causa de un ataque al corazón.

Ri también retó a las autoridades malasias a enviar muestras de VX a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, en inglés) si la causa de la muerte fue este agente nervioso.

El ministerio respondió que Malasia "ha cooperado plenamente" con la OPCW en este caso y que la organización ha proporcionado asistencia técnica a la investigación de las autoridades malasias.

También indicó que Malasia no produce, almacena, importa ni exporta ninguna substancia tóxica catalogada por la convención contra las armas químicas, incluido el VX, y que a tal efecto se ha sometido a verificaciones regulares de inspectores internacionales. Las autoridades malasias aun no han identificado formalmente a Kim Jong-nam -quien viajaba con un pasaporte diplomático a nombre de Kim Chol- a la espera de poder cotejar el ADN con el de algún familiar.

Corea del Sur identificó a la víctima como el hermanastro de Kim Jong-un y atribuyó el crimen a agentes norcoreanos, mientras que Pyongyang cuestionó la investigación policial y acusó a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos.

Las dos mujeres implicadas en el caso, una indonesia y una vietnamita, fueron imputadas el miércoles por asesinato pese a que según dijeron, actuaron creyendo que habían sido contratadas para hacer una broma para un programa de televisión.

La Policía malasia considera que las dos fueron reclutadas por cuatro norcoreanos que huyeron a Pyongyang el mismo día del crimen y ha pedido ayuda a la Interpol para localizarlos.

Las autoridades malasias prevén deportar hoy a un tercer detenido, el químico norcoreano Ri Jong Chol, después de que ayer se decretara su libertad sin cargos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha