eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mueren cinco policías en dos ataques contra equipos de la polio en Pakistán

- PUBLICIDAD -
Mueren cinco policías en dos ataques contra equipos de la polio en Pakistán

Mueren cinco policías en dos ataques contra equipos de la polio en Pakistán

Cinco policías que escoltaban equipos de vacunación contra la polio murieron hoy en dos ataques en Pakistán, uno de ellos perpetrado en la sureña provincia de Baluchistán y otro en el área tribal de Bajaur, informaron a Efe fuentes oficiales.

Dos atacantes abrieron fuego contra tres trabajadores de la polio y los dos policías que los escoltaban mientras suministraban vacunas en el distrito de Pishin, en Baluchistán, dijo un portavoz de la Policía de la zona, Alí Raza.

Ambos agentes perecieron en el acto a causa de los disparos de los asaltantes, que llegaron al lugar en el que se llevaba a cabo la campaña en una motocicleta sobre las 13.00 hora local (8.00 GMT).

Una hora más tarde, una explosión acabó con la vida de tres de los cinco policías encargados de velar por la seguridad de otro equipo de vacunación en la localidad de Salarzai, situada en las zonas tribales del noroeste del país, manifestó un portavoz policial, Aejaz Khan.

Khan añadió que en este segundo ataque también resultaron heridos otro policía y un alto cargo de la Administración local, Sahibzada Abdulá, que estaba siguiendo el desarrollo de la jornada de vacunación desde su coche.

El principal grupo talibán del país, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), reclamó la autoría de este ataque y concretó que fue perpetrado con un artefacto explosivo improvisado (IED, siglas en inglés), según indicó un portavoz del grupo, Mohamed Khurassani, al diario local Dawn.

Sin embargo, no es común que los talibanes reivindiquen este tipo de acciones, que grupos afines a ellos con base en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán comenzaron a cometer en 2012.

Los ataques armados de grupos integristas contra vacunadores y sus escoltas son habituales en todo el país y suponen el principal obstáculo para la lucha contra la polio en Pakistán, uno de los tres países del mundo donde esta enfermedad es endémica, junto a Nigeria y Afganistán.

Entre otros argumentos, los integristas alegan que la campaña contra la polio forma parte de un complot occidental para esterilizar a los musulmanes y que los vacunadores trabajan como espías para la CIA.

El país islámico registró en 2014 el mayor número de casos en 14 años, con 235 infectados hasta la fecha, frente a los 93 del periodo anterior.

Las dos localidades en las que se produjeron los ataques acogían hoy sendas campañas de vacunación, que en ambos lugares finalizarán mañana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha