eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OCNE despega hacia "la emoción" con una temporada 2013/14 "de prestigio"

- PUBLICIDAD -
La OCNE despega hacia "la emoción" con una temporada 2013/14 "de prestigio"

La OCNE despega hacia "la emoción" con una temporada 2013/14 "de prestigio"

Christoph Eschenbach, Kent Nagano, Fabio Luisi y Mikhail Pletnev son algunos de los "planetas" que el público podrá visitar en el "viaje hacia la emoción" que la Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) han organizado para la temporada 2013/14, la última que la orquesta pasará sin director titular.

"Estamos trabajando deprisa y estará (un nuevo director) ya la próxima temporada", ha subrayado el director del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), Miguel Ángel Recio, que ha precisado que, aunque el compromiso es que sea nombrado antes de final de año, su intención es que sea nombrado antes del 9 de junio, cuando termina la programación 2012/2013.

Recio, que ha presentado hoy el contenido de la nueva temporada junto al director técnico de la orquesta, Félix Alcaraz, ha señalado que no quería entrar "ni en cábalas ni en loterías" y que, en cualquier caso, "la orquesta no está ni "huérfana" ni "desatendida".

La Orquesta y Coro ofrecerá en 2013/14, en torno al tema "Viajes lejanos", 51 programas -frente a los 42 de esta temporada-, en los que han buscado la "excelencia", porque es la que lleva "al prestigio", pero sin que eso signifique "intelectualizar" la música.

La nueva temporada cumple, según Recio, la misión de la OCNE, que es la de impulsar la difusión y la creación sinfónica y coral y el desarrollo de cantantes, intérpretes y compositores, fundamentalmente del repertorio español.

La temática del año próximo, ha indicado Alcaraz, gira en torno al viaje "como metáfora": "Un despegue hacia lo más profundo de nuestras emociones, el que se hace en una butaca escuchando un concierto, el que se hace hacia otras culturas y otros tiempos, pero también hacia 'el último'".

Por eso, ha detallado, el ciclo de conciertos comenzará con un "Requiem", el de Benjamin Britten dirigido por Semyon Bychkov, y terminará con otro, la "Misa de Requiem" de Giuseppe Verdi, con Fabio Luisi al frente de la orquesta.

Bychkov y Luisi son algunos de los "caramelos" que el público podrá degustar en el Auditorio Nacional, al lado de los no menos formidables Kent Nagano, con Mahler; Mikhail Pletnev, con Listz y Glazunov; Giovanni Antonini, con Shumann y Mozart; Christoph Eschenbach, con Listz, Strauss y Tchaikovski, y John Adams, el destinatario este año de la "Carta Blanca".

En la parte española, estarán de nuevo Josep Pons y Rafael Frühbeck de Burgos, a los que se sumarán Jordi Bernacer, Juanjo Mena, Jesús López Cobos y Guillermo García Calvo, entre otros.

La OCNE presenta como novedad el ciclo "Satélites", que supone la creación del Ensemble barroco -especializado en la interpretación con criterios historicistas-, el Ensemble de cuerdas y el Ensemble de vientos.

El repertorio español se consolida como uno de los ejes fundamentales de la programación a través de grandes clásicos como la mítica "Atlántida", "Noches en los jardines de España", de Falla, y la "Sinfonía en re" de Arriaga, con la recuperación de patrimonio con "Elena e Malvina", de Carnicer.

Los encargos de esta temporada, en la que la OCNE irá de gira a Omán con un espectáculo en el que cantará Juan Diego Flórez, han sido hechos a Tomas Marco, Arnaldo de Felice y Pilar Jurado, y el repertorio actual está firmado por Sanchez Verdú, Martínez Burgos, Villa-Rojo, García Abril y Olavide.

En cuanto a los solistas, destacan Juan Diego Flórez, Janine Jansen, Anoushka Shankar, Jean-Yves Thibaudet, Joaquin Achucarro y Sol Gabetta, entre otros.

Además, se ha flexibilizado notablemente el sistema de abonos, con siete tipos diferentes, y se incorporan descuentos para desempleados (el 50 por ciento), a grupos y entradas de último minuto a un euro para menores de 26 años.

"Nos importa mucho atraer a nuevos públicos, pero eso no quiere decir que tengan que ser todos jóvenes, sino gente que nunca se ha acercado a la música. Lo que queremos es ver la sala llena, porque, si no, nuestra actividad dejaría de tener sentido", ha dicho Alcaraz.

El "gran drama" de la OCNE, ha añadido, es que no conocen a su público; por eso, han decidido que los abonos se hagan "con nombre y apellidos" para establecer, entre otros datos "elementales", la edad media de sus espectadores.

Por Concha Barrigós.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha