eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU exige proteger los hospitales en las zonas de guerra ante el aumento de ataques

- PUBLICIDAD -
Un par transeúntes recorre algunas de las calles de Alepo (Siria) que sufrieron ataques aéreos este 28 de abril.

La ONU exige proteger los hospitales en las zonas de guerra ante el aumento de ataques

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió hoy garantizar la protección de hospitales y personal sanitario en zonas de guerra ante el aumento de los ataques de este tipo en conflictos como los de Siria, Yemen o Afganistán.

Los quince miembros adoptaron por unanimidad una resolución que, aunque no aporta nuevas medidas, recuerda a los combatientes las normas internacionales en vigor y hace un claro llamamiento a respetarlas.

"Incluso las guerras tienen reglas; es momento de respetarlas y asegurar su cumplimiento", dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un discurso tras la aprobación del texto.

Ban recordó que "los ataques intencionados y directos sobre hospitales son crímenes de guerra" y que los responsables deben pagar por ellos.

"Cuando los llamados ataques quirúrgicos terminan golpeando salas de cirugías algo está profundamente mal", insistió el diplomático surcoreano.

La resolución aprobada por el Consejo de Seguridad expresa preocupación por el "número cada vez mayor" de ataques contra hospitales y personal sanitario y denuncia la "impunidad generalizada" que disfrutan los responsables.

El texto se adoptó sólo unos días después de que un bombardeo sobre un hospital de la ciudad siria de Alepo dejase más de medio centenar de muertos y apenas unas horas después de un nuevo ataque contra otro centro sanitario en la localidad, pero llevaba ya meses preparándose.

Cinco miembros temporales del Consejo de Seguridad -España, Uruguay, Nueva Zelanda, Japón y Egipto- fueron los impulsores de la iniciativa, en un momento en el que la mayoría de los miembros permanentes están involucrados de alguna forma en la guerra en Siria.

Sólo en ese país, más de 730 trabajadores sanitarios han sido asesinados desde que comenzó la guerra y, ya el año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba que el 60 por ciento de las instalaciones médicas habían sido dañadas o destruidas.

Pero los ataques contra hospitales no se dan sólo allí. El pasado octubre, un bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí dejó varias víctimas en un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Yemen y ese mismo mes 42 personas perdieron la vida en un ataque estadounidense contra otra instalación de esta organización en Afganistán.

"Estamos frente a una epidemia de ataques a las estructuras de salud, lo que nos impide llevar a cabo nuestra labor principal de prestar atención médica y salvar vidas", denunció hoy ante el Consejo la presidenta de la organización, Joanne Liu.

También intervino en la sesión el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Peter Maurer, que dijo que su organización ha documentado 2.400 ataques contra pacientes y personal e instalaciones médicas en un periodo de tres años, repartidos en once países en conflicto.

"Es una dolorosa paradoja que en los momentos de mayor necesidad, la disponibilidad de cuidados médicos esté en su punto más bajo", señaló.

Además de los ataques, varios países denunciaron hoy otras restricciones a los servicios médicos, como las repetidas incautaciones de equipos a médicos en Siria por parte del régimen de Damasco.

"El soldado sirio que sustrae material quirúrgico de un convoy humanitario y a plena luz del día, tiene que saber que un día se va a sentar frente a un tribunal de justicia", avisó el embajador español, Román Oyarzun.

España, uno de los países que ha liderado las negociaciones sobre la resolución, quiso rendir homenaje a los miles de profesionales sanitarios que ahora mismo "están salvando vidas en condiciones muy difíciles en varios rincones del planeta".

"Hoy son los médicos de Alepo los que se ven forzados a trabajar bajo tierra conscientes de que sus vidas penden de un hilo. Tenemos que cambiar las tornas, reconocer su sacrificio y exigir sin que nos tiemble el pulso cuentas a quienes corresponda", dijo Oyarzun.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha