eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

'Roberto, el etarra 'chapuzas', vivía desde hace años en Roma con su mujer italiana y un hijo bajo identidad falsa

Escapó al ser condenado a 16 años por quemar una sucursal bancaria y Francia le juzgó en rebeldía y le impuso otros tres años de condena

- PUBLICIDAD -
'Roberto, el etarra 'chapuzas', vivía desde hace años en Roma con su mujer italiana y un hijo bajo identidad falsa

Agentes de los servicios antiterroristas de la Policía italiana han interceptado esta mañana en plena calle al etarra huido Carlos García Preciado, nacido en Barcelona hace 43 años. Llegaba así el final de la escapada para este terrorista que pasó de tener el alias de 'Roberto' en la organización criminal a vivir durante años en la clandestinidad en Italia bajo una identidad falsa y ganándose la vida como chapuzas, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

En total han sido 15 años de fuga desde que en el año 2000 se marchó de su casa para evitar cumplir una condena, el tiempo necesario para comenzar una vida nueva con un nombre nuevo, en otro país donde conoció a su esposa, una mujer italiana con la que le dio tiempo a casarse y a tener un hijo en común, un niño de corta edad, según las mismas fuentes.

Al tener documentación falsa, será investigado también por las autoridades italianas por lo que su extradición podría retrasarse, según vaticinan los expertos antiterroristas. En concreto, será la Cuarta Sección del Tribunal de Apelación de Roma la que se encargue se su situación tras su arresto.

La familia vivía en Roma, donde el etarra se ganaba la vida como chapuzas, haciendo pequeños arreglos y encargos en la capital italiana, precisan estas fuentes. Quienes le contrataban no sabían que su foto llevaba años incluida en la lista de los terroristas más buscados por las autoridades españolas. Son varios los etarras fugados que al ser detenidos por sus actividades pasadas se descubre que han rehecho su vida ajenos a la disciplina de la banda.

EL MASAJISTA Y LA MONITORA DE YOGA

El último caso fue el de Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi, detenidos en febrero de 2014. En su caso llevaban 22 años escondidos en México. Eran pareja, él trabajaba de masajista y ella en un centro de yoga. Vivían con identidades falsas y tenían dos hijos de 17 y 19 años que desconocían el pasado criminal de sus progenitores o que su padre, en concreto, había compartido militancia en el 'comando Ekaitz' junto a terroristas históricos como Urrusolo Sistiaga o 'La Tigresa'.

Algo parecido sucedió con Eneko Gogeaskoetxea, a quien las fuerzas de seguridad españolas situaron durante años en la cúpula dirigente de ETA junto a su hermano Ibon. Este terrorista fue detenido en julio de 2011 gracias que fue identificado por un ciudadano español en un club deportivo de la localidad londinense de Cambridge al que asistía habitualmente. Llevaba en Inglaterra años con su familia y trabajando como programador informático bajo una identidad falsa.

En los últimos tiempos también es la propia ETA la que, dentro de su debilidad logística y económica, insta a sus militantes a huir de la presión policial en Francia y buscarse la vida en otros lugares de Europa. En muchos casos terminan empleados en trabajos temporales, según informan expertos de la lucha antiterrorista.

LE ESPERAN AL MENOS 19 AÑOS DE CONDENA

La Audiencia Nacional dictó contra él una orden de busca y captura internacional el 2 de enero de 2001. La Sección Tercera de lo Penal le había condenado a 16 años de prisión por quemar una sucursal bancaria en la localidad guipuzcoana de Andoain el 6 de agosto de 1997, según datos recogidos por Europa Press. Tiene también pendiente otra condena de tres años de reclusión por pertenencia a organización terrorista dictada por las autoridades judiciales francesas.

Sobre él pesan tres reclamaciones: una de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por el sumario 69/98 del Juzgado Central de Instrucción número Cuatro de la Audiencia Nacional, una segunda de la misma sección en virtud del Procedimiento Judicial 74-98 y una reclamación internacional francesa con fecha 2 de junio de 2012 tras ser condenado en rebeldía a tres años de prisión por pertenencia a organización terrorista.

Carlos García Preciado se encuadró en las estructuras clandestinas de ETA en el año 2000. Cuando militaba en la organización juvenil Jarrai, fue detenido en agosto de 1997 en Andoáin (Guipúzcoa) tras el incendio de una sucursal bancaria mediante el lanzamiento de cócteles molotov que obligó al desalojo del edificio.

INTEGRADO EN UN COMANDO DE APOYO

Posteriormente, en octubre del mismo año, fue detenido por terrorismo y estragos, tras la desarticulación de un "talde Y" de apoyo a ETA, en el que estaba integrado. En 2000 huyó de su domicilio, para eludir su detención, tras ser condenado por la Audiencia Nacional a 16 años de prisión por los hechos descritos anteriormente.

Además, julio de 2006 el Tribunal Correccional de París le condenó en rebeldía a tres años de prisión por un delito de pertenencia a organización terrorista por su integración en la estructura de los "taldes" de reserva de ETA radicada en territorio galo. Tras la detención en 2001 en Dax (Francia) del responsable del "aparato logístico" de ETA Asier Oyarzábal Chapartegui, "Baltza", aparecieron diversas fotografías de Carlos García destinadas a la falsificación de documentos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha