eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sandinistas aprueban una reforma militar que abre la vía a reelegir al jefe del Ejército

- PUBLICIDAD -
Sandinistas aprueban una reforma militar que abre la vía a reelegir al jefe del Ejército

Sandinistas aprueban una reforma militar que abre la vía a reelegir al jefe del Ejército

La mayoría sandinista en la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó hoy una reforma del Código Militar que deja a discreción del presidente del país, Daniel Ortega, ampliar de forma indefinida el mando al jefe de las Fuerzas Armadas y a poder destituirlo por "insubordinación".

La reforma fue aprobada en medio de un acalorado debate con 64 votos a favor (63 sandinistas), 24 en contra y ninguna abstención, de un total de 92 diputados, según dijo en el pleno el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

La modificación establece que el jefe del Ejército, actualmente el general Julio César Avilés, podrá ser destituido por insubordinación o por desobediencia a las órdenes dadas por el Presidente de la República en el ejercicio de sus atribuciones.

También por trasgredir con sus opiniones o actuaciones la apoliticidad o apartidismo del Ejército, por haber sido condenado por sentencia firme por la comisión de delitos que merezcan penas graves o muy graves o por incapacidad física o mental declaradas.

Con el anterior Código, aprobado en 1994, el comandante en jefe del Ejército era nombrado por un período de cinco años.

La reforma también establece que los militares retirados, principalmente los que se especializaron en el extranjero durante el primer régimen sandinista (1979-1990) y pasaron a vida civil después de 1994, puedan volver al Ejército.

Además plantea que los miembros del Ejército podrán ocupar cargos en las instituciones del Estado que no sean de elección popular y crea unas "fuerzas de reserva".

Asimismo, amplía los años de servicio de 35 a 40, con 65 años como edad máxima de retiro y no 60 como es en la actualidad.

El presidente de la Comisión de la Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos del Parlamento, el sandinista Filiberto Rodríguez, explicó en el pleno que ese proyecto sólo fue consultado con el alto mando militar, por ser la institución a la que va dirigida la enmienda.

Los diputados opositores votaron contra ese proyecto con el argumento de que esa reforma podría tener consecuencias en el futuro al establecer un "tapón" en la cadena de mando militar.

"Estamos creando una olla de presión que va a estallar con el tiempo, pues con extender el período de la jefatura del Ejército y el período de retiro, los que están abajo van a caer en la inconformidad", dijo el diputado opositor Eliseo Núñez,

Asimismo, Núñez advirtió que el nuevo Código deja "una guardia al servicio de una persona con intereses políticos, de un dictador", en alusión a Ortega.

El diputado disidente sandinista Víctor Hugo Tinoco consideró que esas reformas comportan riesgos, entre los que mencionó que se le da al Ejército funciones de la Policía Nacional en materia de seguridad interna del país, "no sólo para la defensa de la soberanía, sino frente al adversario interno".

También que crea "la Fuerza de Reserva del Ejército", aunque no explica ante qué enemigos tendrá que activarse, lo que podría dejar, a su juicio, como enemigos potenciales a "los ciudadanos que no piensen" como el gobernante.

Además, advirtió que dejar el tiempo de la jefatura del Ejército en manos del presidente crea una relación de dependencia hacia la persona y no a las leyes.

Por su lado, los diputados sandinistas Brooklyn Rivera, María Auxiliadora Martínez e Iris Montenegro defendieron las reformas argumentando "razones de época".

La reforma militar se suma a la que ayer aprobó la mayoría sandinista a la Constitución que garantiza a Ortega presentarse a la reelección inmediata cuantas veces quiera y a legislar por decreto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha