eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Senado niega la petición del PT de cancelar la sesión que decide el futuro de Rousseff

- PUBLICIDAD -

El presidente del Senado de Brasil, Renán Calheiros, rechazó una petición del Partido de los Trabajadores (PT), de la presidenta, Dilma Rousseff, para que se suspenda la sesión de la Cámara que debe decidir hoy el futuro de la gobernante.

La solicitud la planteó la senadora Gleisi Hoffmann, que se apoyó en una acción contra el proceso presentada ayer martes por la Abogacía General del Estado, que defiende a Rousseff, ante la Corte Suprema, en la que se reclamaba la "nulidad" de todo el trámite por supuestos "vicios" procesales.

Según Hoffmann, el Senado debería suspender sus trabajos hasta que el Supremo se pronuncie sobre esa demanda, a lo que se negó Calheiros, que fundamentó su decisión tanto en el reglamento interno de la Cámara Alta como en sentencias previas del Supremo, que actúa como tribunal constitucional, que han avalado la legitimidad del proceso.

"No nos cabe anticipar una eventual decisión del Tribunal, porque ni siquiera se sabe si la acción solicitada por la Abogacía General será aceptada a trámite", argumentó Calheiros.

La oposición acusó al PT de intentar "postergar el proceso" con "argumentos ficticios", como los calificó el senador Cássio Cunha Lima, que en nombre del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) exigió proseguir la sesión, como decidió el presidente de la Cámara Alta.

Para que se apruebe la apertura del juicio político serán necesarios al menos 41 votos de los 81 senadores, aunque todos los sondeos previos apuntan a que unos 50 legisladores se inclinarán en favor del proceso.

De ser así, a Rousseff se le notificaría mañana la decisión y, a partir de ese momento, sería suspendida los 180 días que puede durar el proceso.

Su cargo lo ocuparía de forma interina el vicepresidente, Michel Temer, con quien está enemistada desde hace meses y que se prepara para asumir el poder con un nuevo gabinete y una orientación ideológica diametralmente distinta y de corte liberal.

Si al cabo del proceso Rousseff fuera absuelta, recuperaría el cargo pero, en caso de que sea finalmente destituida, Temer deberá completar el mandato y entregar el poder el 1 de enero de 2019 al ganador de las elecciones previstas para octubre de 2018.

Durante la sesión, los senadores escucharán al instructor del caso en una comisión especial que analizó y aceptó los méritos jurídicos de la acusación, al senador Antonio Anastasia, y al abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo, que representa a Rousseff.

Cada uno de los 81 senadores tendrá derecho a la palabra durante diez minutos, con posibilidad de otros cinco, lo que puede hacer que la sesión se prolongue durante más de veinte horas y que la votación se realice entrada la madrugada de mañana jueves.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha