eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tacos, burritos y totopos para seguir conmemorando a los muertos en Sao Paulo

- PUBLICIDAD -
Tacos, burritos y totopos para seguir conmemorando a los muertos en Sao Paulo

Tacos, burritos y totopos para seguir conmemorando a los muertos en Sao Paulo

La gastronomía mexicana protagonizó hoy una ofrenda en la sede del Instituto Cervantes en Sao Paulo donde, una semana después del Día de los Difuntos, se erigió un altar para homenajear a tres cantantes brasileños y tres mexicanos que "murieron cantándonos de amor".

Los tacos, burritos y los totopos, también conocidos como nachos, fueron las estrellas de la degustación de comida del país norteamericano ofrecida por el restaurante La Mexicana, de Antonieta Pozas, quien dijo a Efe que los brasileños "han aceptado muy bien" los sabores de su país.

"Cuando llegamos de México era difícil, porque ya había un estereotipo de la comida que era más 'tex-mex', pero dijimos no, vamos a decirles que hay otro tipo de comida que es realmente la que comemos los mexicanos", contó Pozas.

Además, aseguró que los clientes de la capital paulista "son cada día más exigentes", porque "están viajando más, conocen más México, no solo Cancún", y "ya saben qué pedir".

"Antes tenían cierta deficiencia en distinguir, pero ahora van al restaurante y me dicen que la salsa no pica, que quieren que pique más o que quieren guacamole con su chile serrano", señaló.

Así, para esta mexicana con ocho años en Brasil es "todo un orgullo" que su comida acompañe a la ofrenda diseñada por su compatriota Felipe Ehrenberg, con más de 50 años en el mundo del arte plástico, quien explicó a Efe que su obra fue construida durante diez días con el trabajo de 36 voluntarios, en su mayoría brasileños.

"Lo que más les gustó fue saber que lo estaban construyendo de manera simultánea con otros 90 millones de seres humanos en diferentes puntos del planeta", señaló Ehrenberg, y añadió que "lo más bonito" fue la inauguración en la noche del 1 de noviembre, cuando los voluntarios "se dieron cuenta del impacto que causó en las personas que fueron".

Según el artista, la idea de conmemorar "a los que murieron cantándonos de amor" fue de la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, quien sugirió homenajear al cantante brasileño Vinicius de Moraes, quien en 2013 habría cumplido cien años.

"Decidimos incluir a Agustín Lara, que es bien conocido aquí, y nos dimos cuenta de que Luis Gonzaga también estaba cumpliendo cien años", añadió el mexicano, quien recordó que añadieron a Roberto Camporal, "con su 'Reloj no marques las horas'", y que entonces "faltaban las mujeres".

Para subsanar tal "falta", añadieron a "dos grandes de la música, como Chavela Vargas y Elis Regina", y completaron el sexteto dibujado en el altar al que acompañan flores, calaveras de azúcar, velas, comida, bebida y una esquelética pareja de recién casados del artista mexicano Leonardo Linares, que preside el altar.

Esta composición ha recibido muchas visitas a lo largo de esta semana, según declaró a Efe el director del Instituto Cervantes en Sao Paulo, Pedro Benítez, quien dijo que el altar tuvo "una inauguración grande" con más de 300 personas, mientras que durante el resto de la semana se acercaron unas 150 al día.

"Noviembre es un mes importante para México desde el punto de vista cultural, con la celebración del Día de los Muertos, y este año el consulado decidió hacer su ofrenda aquí en el Instituto", señaló Benítez.

Por su lado, César Ramo, mexicano con cinco años en Brasil, visitó hoy la ofrenda y degustó los platos de su país, que calificó de "auténticos", y aseguró que "da gusto poder encontrar referencias tan mexicanas" en el país sudamericano.

Además, para Ramo, aunque la ofrenda "no tiene el cien por cien de las características" de los altares mexicanos, ésta quedó "muy interesante y muy similar" a las de su país natal.

En la misma línea, Joao Ferrera, visitante local, apuntó que "es una buena oportunidad para conocer la cultura mexicana y su relación con la muerte".

Una muerte festejada en el país norteamericano, y también en Sao Paulo, donde el artista responsable, Felipe Ehrenberg, invita a conocer la tradición que sus contemporáneos retratan "usando a México como inspiración primigenia", esos artistas que "celebran la muerte sonriente" como solo los mexicanos saben hacer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha