eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Touriño, el peluquero de todos los presidentes de la Xunta menos de Feijóo

- PUBLICIDAD -
Touriño, el peluquero de todos los presidentes de la Xunta menos de Feijóo

Touriño, el peluquero de todos los presidentes de la Xunta menos de Feijóo

José Manuel Touriño Lado podría presumir de ser el "peluquero de la Xunta" si le gustasen los títulos. Ha peinado al fallecido Manuel Fraga, a Fernando González Laxe y también a Emilio Pérez Touriño y a Xerardo Fernández Albor, todavía clientes suyos.

El actual jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, se le resiste. Hasta la fecha no ha entrado en este negocio asentado desde el año 1923 en la capital gallega, pero si en alguna ocasión lo hace será "bien recibido", al igual que quienes lo precedieron en este cargo.

"¿Cabelleras insignes? No, no, no. No me gusta adjetivar. No le veo sentido. Continúo siendo peluquero y ellos no son presidentes", bromea en una entrevista con EFE este hombre jovial y con chispa que corta el pelo desde la década de los setenta a quien quiera y pague.

De la clase política observa que la presidencia "es terrorífica" para la pelambrera. "El que más y el que menos" llega con una buena "mata" a San Caetano "y cuando te das cuenta, a media legislatura... la densidad...", opina preocupado por la salud capilar del gremio.

Supone que el estrés es "bastante fuerte" por lo que, en lo que a pelos se refiere, mejor estar en la oposición, y basta ver, dice, al portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, al que no conoce personalmente pero del que cuenta que "genéticamente está a tope".

Eso sí, porque está fuera de la Xunta, "pero si estuviese dentro gobernando... igual otro gallo cantaría".

La caída del pelo suele ser estacional, afirma este experto, pero el periodo actual puede ser el "momento cumbre" de la alopecia en Galicia porque quizás a algún exdirigente de banca o al responsable de una multinacional con problemas serios "les esté cayendo el pelo mucho, mucho".

¿Touriño Lado es peluquero por vocación? "Hombreeee... Soy peluquero genético", al igual que su abuelo, José Touriño Lago, y su padre, Ramón Touriño Painceira.

Hijos no tiene, así que cuando se jubile -cumple 65 años en diciembre pero espera retirarse antes- seguirá con el "cotarro" su hermana Patricia, que está allí con él, si así lo quiere ella.

Sobre las paredes del local, cuelgan fotos de los Touriño, pero no de José Manuel, que "estoy aquí muy vivo y no la he palmado", espeta con ese sarcasmo tan suyo.

De Don Manuel, como solía llamar a Fraga, recuerda que la primera vez que se puso en sus manos, aún con buen resultado, "tembló de carajo".

"Imponía" y si había alboroto en 'Touriño Peluqueros' todos se callaban cuando el fundador del PP entraba.

Él recuerda, en concreto, una tarde, minutos antes de las cuatro, la hora a la que Don Manuel, siempre "muy rectilíneo", acostumbraba a cortarse el pelo.

En la peluquería estaban todos muy dicharacheros pero tan pronto como el por aquel entonces presidente de la Xunta atravesó la puerta acristalada del establecimiento, el sonido y los murmullos fueron "bajando y bajando" hasta que se quedó el establecimiento completamente "sin sonido".

"Hasta que marchó", apunta Touriño III, ya que cuando el dirigente atravesó la puerta, pero esta vez para irse, se escuchó entre los clientes un alivio generalizado: "Pufffff..."

Los Touriño como peluqueros "no somos malos", detalla alguien que detesta la mediocridad. "Hay gente que es mediocre toda su puñetera vida. Y yo en lo mío no seré el primero, pero tampoco el último, ni el penúltimo, ni el cuarto por la cola... Soy Capricornio y perfeccionista nato. Y eso es también lo que exijo, perfeccionismo".

Esa cualidad sí debe tenerla José Manuel Touriño para haber puesto de acuerdo a Touriño, esta vez al político, y a Fraga. Las diferencias políticas pierden importancia al elegir un buen barbero.

¿Dejará el popular Feijóo, quien sustituyó a Touriño en la Xunta tras vencer a las autonómicas, que este Touriño le tome el pelo? Si va, será "bienvenido", como otra persona cualquiera.

"Adjetivar no", remarca este experto, que también detesta el "turismo de calidad", y se pregunta: "Si yo como una mariscada y pago con VISA, ¿soy turista de calidad?, y si como una hamburguesa y la abono con el dinero de la cartera, ¿qué soy?"

Carcajadas.

Una vez un amigo de José Manuel le dijo que cuando se entra a una peluquería no hay que preguntar quién es el jefe, sino quién peina al jefe. A José Manuel lo acicala su hermana, y él prepara a su mujer, María del Carmen, con la que está desde los 15 años, "y de señora nada, es una chica, chica".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha