eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fugitivo británico detenido en Calpe accede ante el juez a ser entregado al Reino Unido

Gómez Bermúdez lo envía a prisión mientras se tramita su entrega al Reino Unido

- PUBLICIDAD -

El fugitivo británico Andrew Terence Moran, que fue detenido el pasado viernes en Calpe (Alicante) en virtud de una orden de busca y captura dictada tras escapar de un juicio en el Reino Unido en el que llegó a atacar a la custodia policial, ha accedido a ser entregado a las autoridades de su país, informaron fuentes jurídicas.

Mientras se tramita su entrega, el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha dictado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del arrestado, que tiene 32 años y figuraba entre los criminales británicos más buscados que podrían encontrarse huidos en España.

Con una causa pendiente en un juzgado de Alicante, el detenido se enfrenta a una cadena perpetua en el Reino Unido por su participación en un robo a mano armada cometido en 2005 y la fuga que protagonizó cuatro años después.

Los investigadores del Grupo de Localización de Fugitivos le situaron en España a finales de noviembre de 2012, más concretamente en los Alcázares (Murcia). En aquella ocasión logró también escapar tras embestir con el todoterreno que conducía a los dos vehículos camuflados que intentaban detenerlo y protagonizar una arriesgada persecución en dirección contraria por la AP-7.

Cuando los especialistas del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) asaltaron su vivienda en Calpe trató nuevamente de huir y se enfrentó violentamente a los agentes. En el registro de su domicilio, autorizado por un juzgado de instrucción de Denia (Alicante), se encontraron dos armas de fuego cortas, cartuchos y varios teléfonos móviles, entre otros efectos.

ASALTO A UN FURGÓN

Los hechos por los que el fugitivo ahora detenido era buscado, según consta en la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por Reino Unido, se remontan al año 2005. En el mes de mayo, un vehículo con el distintivo de Royal Mail que transportaba la recaudación de un supermercado fue asaltado por un grupo de delincuentes armados con un revólver, un machete y un bate de béisbol.

Dos varones a bordo de una moto aprovecharon el momento en que uno de los miembros del convoy se encontraba fuera del vehículo pasando las bolsas del dinero a otro que se encontraba en el interior para atacarles.

Los criminales golpearon al guardián en la cabeza y en el cuerpo mientras exigían el dinero que había en la furgoneta. Finalmente, se apoderaron de una de las bolsas que contenía 25.000 libras esterlinas y escaparon en motocicleta antes de introducirse en un vehículo donde les esperaba un cómplice.

Las investigaciones realizadas por los agentes británicos permitieron identificar a tres personas, el ahora detenido y sus dos compinches, a los que situaron en el área donde se perpetró el robo tanto el día del asalto como en días anteriores. Los tres presuntos autores fueron arrestados en 2007.

Cuando el arrestado compareció en el juzgado, ya en febrero de 2009, se decretó su prisión preventiva. Cuando le fue comunicada la decisión, el detenido atacó a un miembro de seguridad, saltó del banquillo y se evadió de la custodia policial. Fue juzgado en rebeldía por conspiración para cometer un delito a mano armada.

NUEVA FUGA EN MURCIA

Tras varias pesquisas, los investigadores del Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional situaron al ahora detenido en la localidad murciana de Los Alcázares, en noviembre de 2012. Entonces, al percatarse de la presencia policial embistió a dos vehículos policiales camuflados con el todoterreno que conducía, logrando finalmente darse a la fuga tras abortar los agentes la persecución en dirección contraria por la autopista AP-7 debido al riesgo que suponía para los usuarios de la vía.

Las actuaciones llevadas a cabo por los investigadores permitieron la localización del chalé en que residía actualmente con su pareja, en la localidad alicantina de Calpe. El dispositivo policial dispuesto para su arresto contó con la colaboración de los especialistas del GOES que tuvieron que reducirlo después de que intentase huir del lugar.

La investigación que culminó con su detención fue realizada por el Grupo de Localización de Fugitivos de la Sección de Relaciones Internacionales de la Brigada Central de Crimen Organizado (UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial), en colaboración con agentes del GRECO Levante, de los Grupos de Atracos de la Comisaría Provincial de Alicante y de la Jefatura Superior de Policía de Murcia y del GOES de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha