eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El líder conservador recibe el encargo para formar gobierno en Islandia

- PUBLICIDAD -
El líder conservador recibe el encargo para formar gobierno en Islandia

El líder conservador recibe el encargo para formar gobierno en Islandia

El presidente de Islandia, Gudni Th. Jóhannesson, encargó hoy formar gobierno a Bjarni Bendiktsson, líder del conservador Partido de la Independencia, ganador de los comicios generales anticipados del sábado con el 29 % de los votos.

El anuncio del presidente islandés llega después de mantener una ronda de contactos con los líderes de las siete formaciones que han logrado escaños en el Althingi (Parlamento).

Los conservadores obtuvieron 21 escaños, el doble que la segunda fuerza más votada, pero el hundimiento de su socio en el poder, el Partido Progresista, que pasó de 19 a 8 parlamentarios, le obliga a buscar otras alianzas para lograr la mayoría absoluta, fijada en 32 mandatos.

El centroderecha obtuvo 29 escaños por 27 del centroizquierda y 7 de Reforma, una escisión pro Unión Europea (EU) de los conservadores nacida hace unos meses y que se ha mantenido al margen de los dos bloques durante la campaña.

El Partido de la Independencia podría tratar de negociar un acuerdo con Reforma o incluso con Futuro Brillante, otra formación de centro alineada en el bloque opositor, sin contar con los "progresistas", dada el rechazo a éstos del resto de fuerzas.

El escándalo motivado por la vinculación del exlíder del Partido Progresista y entonces primer ministro, Sigmundur David Gunnlaugsson, con los papeles de Panamá motivó su dimisión en abril tras varias protestas populares y provocó el adelanto electoral.

Durante las reuniones con el presidente, el líder de Reforma, Benedikt Jóhanesson, se había ofrecido a liderar un gobierno liberal centrista, mientras que el Movimiento de Izquierda Verde, la fuerza más votada de la oposición, propuso un ejecutivo liderado por ella y que incluyese a cuatro partidos más.

El Partido Pirata, tercera fuera, defendió un gobierno en minoría de rojiverdes y las dos fuerzas centristas opositoras, apoyado desde fuera por ellos y por la Alianza Socialdemócrata.

Los "piratas" fueron una de las sensaciones electorales, triplicando escaños y casi votos, pero muy lejos de los pronósticos que los llegaron a situar durante casi un año como primera fuerza, con un pico del 43 % de apoyo hace seis meses.

Pese a los escándalos que azotaron al gobierno, el Partido de la Independencia se benefició de la buena situación económica -el paro ronda el 2 %, un nivel similar al anterior a la crisis de 2008- y de su condición de tradicional dominador de la política islandesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha