eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El delator de la corrupción en tiempos de Lula se dice tranquilo pese a su condena

- PUBLICIDAD -
El delator de la corrupción en tiempos de Lula se dice tranquilo pese a su condena

El delator de la corrupción en tiempos de Lula se dice tranquilo pese a su condena

El exdiputado brasileño Roberto Jefferson, quien en 2005 denunció las corruptelas que luego pusieron en jaque al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy que está "tranquilo", pese a saber que irá a prisión en los próximos días.

Jefferson, al igual que la mayoría de los condenados por lo que en Brasil se conoció como "juicio del siglo", está a la espera de que la Corte Suprema dicte contra él una orden de captura, a fin de que cumpla los siete años de cárcel a que fue condenado por su participación en el escándalo que él mismo denunció.

"Hace ocho años denuncié al país el mayor escándalo que presencie en Brasilia" y "todo realizado por quien, décadas atrás, apuntó con el dedo a muchos, acusándolos de corruptos", escribió en su blog y en aparente alusión a José Dirceu, ministro de la Presidencia en el Gobierno de Lula y condenado a diez años y diez meses de cárcel.

Este miércoles, el Supremo Tribunal Federal acordó ejecutar de inmediato las penas de al menos 22 de los 25 condenados en el "juicio del siglo" y sólo excluyó de esa decisión a tres de los reos, sobre cuyos casos aún están pendientes algunos recursos y correcciones técnicas.

Jefferson fue el único de los condenados que hoy se refirió al asunto que él mismo reveló al denunciar que el Partido de los Trabajadores (PT), de Lula, había tejido una red de corrupción alimentada con dinero público para financiar campañas y sobornar a dirigentes de otros partidos a cambio de su apoyo al Gobierno en el Congreso.

"Suspendieron mis derechos políticos durante diez años y ayer la Corte Suprema de mi país decretó mi prisión. ¿Estoy satisfecho con esto? Mentiría si dijese que sí. Pero me reconforta, sin embargo, la creencia de que la política brasileña, de ahora en más, puede ser mejor", añadió en su blog.

Luego, en declaraciones a periodistas frente a su casa en Río de Janeiro, afirmó que no se arrepiente de nada.

"Tampoco me regocijo. Soy un reo condenado igual que los otros. Ahora, vamos a esperar por el destino", declaró Jefferson, quien desde hace meses está enfermo de cáncer.

Aunque el Tribunal Supremo decidió ejecutar las penas, la sesión de hoy comenzó en la corte con otros casos, completamente ajenos a la llamada "Acción Penal 470", como se conoce el proceso en la jerga judicial.

El análisis de la forma en que serán ejecutadas las penas estaba en la agenda oficial del Supremo como primer punto del día, pero los jueces lo postergaron sin explicar las razones.

Según fuentes judiciales, el presidente del tribunal, Joaquim Barbosa, quien además actúa como instructor en esa causa, todavía no había concluido el análisis de cada uno de los casos.

De ese modo, en medios jurídicos se conjeturaba que las órdenes de captura de los reos que deberán cumplir penas de prisión quedarán pendientes para la semana próxima, porque este viernes será festivo en Brasil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha