eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro meses después de elecciones anticipadas Macedonia sigue sin Gobierno

- PUBLICIDAD -
Cuatro meses después de elecciones anticipadas Macedonia sigue sin Gobierno

Cuatro meses después de elecciones anticipadas Macedonia sigue sin Gobierno

Macedonia lleva ya cuatro meses sin lograr que se forme un nuevo Gobierno tras las elecciones anticipadas de diciembre, una situación que además de bloquear la vida política, ha impedido que se celebren comicios locales y está ralentizando el crecimiento económico.

Desde hace casi dos meses el presidente de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Gjorge Ivanov, se niega a dar un mandato a los socialdemócratas (SDSM) y a los principales partidos de la minoría albanesa, a pesar de que los vencedores de las elecciones, los conservadores de Nikola Gruevski, fueron incapaces de forjar una coalición.

Ivanov argumenta que una alianza entre los socialdemócratas y los albaneses pondría en peligro la integridad del Estado, pues, en su opinión, esta coalición se ha establecido mediante la injerencia del primer ministro de Albania, Edi Rama.

Los socialdemócratas de Zoran Zaev y los partidos albaneses habían llegado a un acuerdo para otorgar más derechos a esta minoría que conforma el 25 % de la población de Macedonia.

Este pacto ha despertado los fantasmas de una federalización étnica del país, o incluso de la creación de un Gran Estado de Albania en los Balcanes.

En las elecciones anticipadas del 11 de diciembre, el partido conservador gobernante VMRO-DPMNE ganó con solo dos diputados de ventaja sobre el SDSM, pero no logró renovar una alianza con el que durante muchos años fue su socio de Gobierno, el partido de la minoría albanesa Unión Democrática para la Integración (DUI).

Los socialdemócratas lograron hacerse con el apoyo no solo de DUI, sino de otras formaciones albanesas que habían viajado en enero a Tirana para preparar junto con el primer ministro albanés, Edi Rama, las condiciones que plantearían a cambio de participar en un Ejecutivo, una iniciativa bautizada como Plataforma de Tirana.

Entre las exigencias que Gruevski rechazó y Zaev aceptó figuraba la aprobación de una ley para ampliar el uso de la lengua albanesa, pero también iniciar conversaciones sobre algunos temas de interés nacional muy sensibles, como uniformes de policía bilingües o la revisión de algunos acontecimientos históricos.

El VMRO-DPMNE culpó al SDSM de traicionar a la nación e Ivanov (candidato del VMRO-DPMNE en las elecciones en 2009 y 2014) se negó a dar un mandato a Zaev con el argumento de que su Gobierno se basaría en un documento político diseñado por una nación extranjera.

Cuatro meses después de las elecciones, los socialdemócratas siguen reclamando su derecho a poder formar Gobierno, una postura en la que han obtenido el respaldo de la Unión Europea, mientras que los conservadores sostienen que la única salida a la crisis es volver a convocar elecciones.

Esta nueva crisis política, que empalma con la que condujo a las elecciones anticipadas de diciembre, está bloqueando toda gestión política e institucional.

El trabajo parlamentario está suspendido después de que los diputados conservadores bloquearan el nombramiento de un nuevo presidente de la cámara.

Esto a su vez impide que puedan celebrarse las elecciones locales previstas inicialmente para mayo; sin un presidente del Parlamento que pueda firmar la convocatoria, no puede haber esos comicios.

En unas declaraciones a Efe, el comentarista político Sasho Klekovski sostiene que tarde o temprano los dos principales partidos tendrán que cooperar.

"Si no se ponen de acuerdo para formar una amplia coalición, tendrán que abrir un diálogo político para resolver la crisis y para convocar nuevas elecciones", dice Klekovski, que añade que la crisis macedonia involucra a muchos actores globales y regionales, como EEUU, la Unión Europea, Alemania, Reino Unido, Rusia y Turquía.

Las tensiones políticas están empezando a tener efectos en la economía y los principales organismos internacionales han revisado ya a la baja sus previsiones de este año para Macedonia: el Fondo Monetario Internacional, del 3,5 % al 3,2 %, y el Banco Mundial incluso del 5 % al 2,8 %.

Mientras tanto, miles de ciudadanos y grupos civiles llevan mas de dos meses manifestándose a diario en las principales ciudades y pueblos del país en contra de la Plataforma de Tirana, y para pedir a los políticos que rechacen toda presión extranjera y convoquen nuevas elecciones.

"Si es necesario, vamos a ocupar todas las calles en torno al Parlamento para proteger nuestras instituciones. Llevamos protestando 55 días, lo haremos 5.055 días más si es necesario", dijo un manifestante a EFE en una de las protestas llevadas a cabo este fin de semana frente al edificio del Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha