eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un juez estudia hoy la demanda de paternidad sobre el marido de "la Duquesa Roja"

- PUBLICIDAD -
Un juez estudia hoy la demanda de paternidad sobre el marido de "la Duquesa Roja"

Un juez estudia hoy la demanda de paternidad sobre el marido de "la Duquesa Roja"

Un juzgado de Madrid celebra hoy la vista oral de la demanda de Rosario Bermudo para ser reconocida como hija del marido de la duquesa de Medina Sidonia, conocida como la Duquesa Roja, después de que las pruebas de ADN confirmaran la paternidad, lo que abre la puerta para la demandante a una herencia millonaria.

La vista tendrá lugar en el Juzgado de Primera Instancia número 77 de Madrid que acordó la exhumación del cadáver del aristócrata en el cementerio de Quintana Redonda (Soria) y cuyo resultado confirmó, a partir de las pruebas de ADN realizadas sobre restos óseos del cuerpo de Leoncio González, que es al 99,99 por ciento el padre de la hija extramatrimonial que tuvo con la sirvienta.

Leoncio González de Gregorio, esposo de la duquesa de Medina Sidonia, Luisa Álvarez de Toledo, fue miembro de una de las familias más aristocráticas de España cuyo linaje se remonta al siglo XV, y conocida en los años 70 como "la Duquesa roja", por su oposición a la dictadura franquista.

La demandante, de 66 años, defiende que su nacimiento fue fruto de las relaciones extramatrimoniales entre su madre y el marido de la Duquesa Roja en los años cincuenta, época en que la mujer trabajaba como sirvienta para sus padres en una vivienda de Madrid.

Su nacimiento se produjo cuatro años antes de que González de Gregorio, un conocido jinete a mediados del siglo pasado, se casara en 1955 con la duquesa de Medina Sidonia, su primera esposa.

Rosario Bermudo afirma ser hija del aristócrata, fallecido en 2008 y padre de tres hijos con la duquesa de Medina Sidonia.

Su abogado, Fernando Osuna, estima que resulta complicado calcular la cifra de la que podría ser heredera su clienta, al existir en el patrimonio familiar desde obras de arte hasta fincas, "pero creemos que no será menos de dos millones de euros", aunque para ello tendrá que abrirse un nuevo procedimiento judicial.

El Instituto de Toxicología exigía que se comparase el ADN de varios familiares vivos del aristócrata para evitar la exhumación, pero sus hijos se oponían, menos uno de ellos que trataba a toda costa de evitar la exhumación.

Rosario Bermudo accedió a la prueba de ADN entre los hermanos para no tener que desenterrar a su presunto padre, pero no fue posible al no prestarse voluntariamente sus presuntos hermanos biológicos con la salvedad de uno, por lo que el juez decidió la exhumación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha