eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exvicepresidente argentino declara no conocer al acusado de ser su testaferro

- PUBLICIDAD -
El exvicepresidente argentino declara no conocer al acusado de ser su testaferro

El exvicepresidente argentino declara no conocer al acusado de ser su testaferro

El exvicepresidente argentino Amado Boudou declaró hoy en una nueva audiencia en el juicio oral que afronta, por la presunta compra irregular de una imprenta de dinero, que no conoce a Alejandro Vanderbroele, sindicado como su testaferro.

Boudou señaló a Raúl Moneta como el banquero que facilitó los fondos para levantar la quiebra de la empresa de impresión Ciccone Calcográfica, que supuestamente adquirió, junto a su socio José María Núñez Carmona, mientras era ministro de Economía (2009-2011) del Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

"Es muy difícil poder probar ciento por ciento que no conozco a Vandenbroele. Uno esperaría que aparezca la foto o el video mío con él, algo que decían que estaba y nunca apareció", declaró el exvicepresidente durante una nueva audiencia del juicio oral y público.

Durante la jornada de este martes también comparecieron Vandenbroele, Núñez Carmona, Rafael Resnick Brenner -exjefe de asesores del Fisco- y Guido Forcieri -exjefe de Gabinete de Asesores del ministerio de Economía-.

Boudou negó en anteriores audiencias haber participado en gestiones para realizar esa supuesta compra, que según la investigación judicial en la etapa de instrucción del caso, se realizó a través de la sociedad The Old Fund y de su supuesto testaferro para contratar con el Estado nacional la impresión de billetes y documentación oficial.

Según informó la agencia estatal Télam, Boudou acusó que en el proceso judicial se habían valorado más las declaraciones que los documentos.

"El flujo de fondos vino de Moneta", sostuvo el exvicepresidente.

A su vez, Núñez Carmona se negó a declarar luego de que la Oficina Anticorrupción (OA) pidiera incorporar una nueva prueba vinculada a visitas al ministerio de Economía en 2010, cuando Boudou era jefe de esta cartera.

Resnick Brenner apuntó contra el extitular del Fisco Ricardo Echegaray, y aseguró que "no se movía ni un papel" sin el consentimiento de ese funcionario.

"Nada pasaba sin el conocimiento del administrador federal", aseveró sobre Echegaray, a quien acusó de ser quien otorgó el plan de pagos a la empresa cuando ya había sido vendida.

Ciccone Calcográfica fue declarada en quiebra en julio de 2010 a petición del Fisco por deudas impositivas, y tres meses después la Justicia levantó la quiebra tras negociar un plan de pagos.

La empresa quedó entonces en manos de The Old Fund, cuyo responsable era Vandenbroele.

En la etapa de instrucción se dio por acreditado que Boudou, aprovechando su condición de funcionario público, y Núñez Carmona habían acordado con Nicolás y Héctor Ciccone y Guillermo Reinwick -dueños de la imprenta- la cesión del 70 % de la empresa a cambio de la realización de los actos necesarios para que la firma pudiera volver a operar y contratar con la Administración pública.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha