eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un futuro en Italia, y sin subir a una barcaza, para 101 refugiados sirios

- PUBLICIDAD -
Un futuro en Italia, y sin subir a una barcaza, para 101 refugiados sirios

Un futuro en Italia, y sin subir a una barcaza, para 101 refugiados sirios

Tras años esperando en campos de refugiados, hacinados en casas y malviviendo en Beirut, 101 sirios acaban de cumplir su viaje de la esperanza con el vuelo que les condujo hoy a Roma en el marco de los "pasillos humanitarios" de la asociación católica Comunidad de San Egidio.

Un aplauso de liberación se escuchó entre los especiales pasajeros de este vuelo cuando a las 4.25 horas locales (1.25 GMT) el avión de línea de la compañía Alitalia despegó desde Beirut a Roma con los refugiados sirios, acompañados de los cooperantes y algunos medios de comunicación, entre ellos Efe.

Muchos aún no se lo creían y levantaban el pulgar como señal de que todo estaba saliendo bien.

Los 101 refugiados, 37 familias sirias y una iraquí, entre ellos 44 menores y una gran mayoría de mujeres, llegaron muy cansados al avión y aprovecharon las tres horas de vuelo para dormir.

Se habían levantado muy temprano para poder llegar a la cita a las cuatro de la tarde con los cooperantes, después pasaron varias horas en un colegio donde se les dio la cena, pero sobre todo se necesitaron hasta cuatro horas para que pasaran todos los controles de pasaportes y visados en el aeropuerto de Beirut.

Un voluntario de San Egidio comentó con los periodistas que gracias a este proyecto los refugiados estaban sobrevolando un Mediterráneo que algunos de ellos había decidido cruzar en uno de estos llamados "viajes de la esperanza" a bordo de una barcaza y que para muchos terminan siendo "viajes de la muerte".

Sin embargo así, "embarcar no tiene que dar miedo", es otro de los lemas de los "pasillos humanitarios".

En Roma les recibió una delegación de San Egidio y de las iglesias Evangélicas y el viceministro de Exteriores italiano, Mario Giro, pero sobre todo muchos voluntarios con rosas para las mujeres y juegos y lápices de colores para los niños.

Llegados al aeropuerto de Fiumicino tuvieron que afrontar de nuevo horas de espera para que se les revisasen los documentos y se les tomasen las huellas dactilares; a muchos de ellos les espera aún otro viaje largo hacia Milán o Turín, donde solo llegarán esta noche.

Desde mañana empieza su nueva vida, esta vez en casas en las que no vivirán hacinados y en las que podrán contar con luz, gas y agua corriente, un lujo para muchos de ellos que llevan los últimos años viviendo en campos de refugiados que ellos mismos habían organizado pagando alquileres a los propietarios de tierras.

Algunos irán a instalaciones de la iglesia Evangélica, promotora del proyecto, otros a casas particulares o a apartamentos que han puesto a disposición algunas parroquias.

El cooperante de la ONG "Mediterranean Hope" que junto con San Egidio se ocupa de la organización de este proyecto en Líbano, Sinome Scotta, explicó a Efe que para los 44 niños que viajan en este segundo "corredor humanitario" - el primero fue en febrero y llegaron 93 personas - será difícil que empiecen el colegio ya que queda sólo un mes de curso, pero serán escolarizados en septiembre.

Por lo que tanto para los adultos como para los niños se ha preparado un programa intensivo de cuatro horas al día para aprender italiano.

Ya desde mañana algunos de los refugiados sirios con graves enfermedades serán atendidos por especialistas, entre aquellos Layth, un pequeño que nació el pasado 28 de febrero con espina bífida y que será operado en Turín lo antes posible pues la intervención se debe hacer antes del tercer mes de vida.

Pero también Raghad, de 4 años, que viajó con sus padres y sus tres hermanos podrá recibir los fármacos y las transfusiones de sangre necesarias para poder vivir al sufrir de talasemia.

Los cooperantes de Mediterranean Hope y de San Egidio tienen ya previsto volver la próxima semana a Beirut para ultimar un nuevo "corredor humanitario" y traer en junio a otros 50 refugiados sirios y llegar así a los 250 pactados con el Gobierno italiano.

Los próximos serán eritreos y subsaharianos y en total esperan poder salvar a 1.000 refugiados en los próximos dos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha