eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente de Freixenet asegura que hay empresarios con "un plan B" por si hay independencia

El presidente de Freixenet y la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, asegura que "hay empresarios que tienen un plan B" si las elecciones del próximo domingo en Cataluña derivan en la independencia de Cataluña.

- PUBLICIDAD -

Así lo asegura en una entrevista en la revista 'Tiempo', recogida por Europa Press, en la que, aunque dice que no "puede dar nombres", afirma que no tiene "ninguna duda" de que hay empresarios con "un plan B" si hay secesión.

El empresario catalán defiende que, si se independiza Cataluña, esta comunidad, España y Europa irían "a peor". "Yo respeto a quien dice que se quiere separar aunque yo no lo crea, pero está claro que la independencia supone una serie de descalabros económicos tanto para Cataluña como para España y Europa misma", afirma.

Al margen de las convicciones personales de cada uno, las suyas como "catalán, español y europeo", Bonet recalca que la independencia tiene unas "consecuencias económicas" que, a su juicio, están claras y cree que es "importante" que los empresarios trasladen a sus trabajadores y colaboradores.

LA "OBLIGACIÓN MORAL" DEL EMPRESARIO ES ADVERTIRLO

En su opinión, es clave que los empresarios expliquen a sus trabajadores "todo lo que afecta a la marcha de la empresa" y, ante una propuesta de secesión, deben "explicar qué va a pasar si triunfa una propuesta o triunfa la otra". "Es una obligación moral del empresario", ha remachado.

Y a su juicio, está claro: "Desde nuestro punto de vista, en el mismo momento en que Cataluña se separe quedará automáticamente fuera de la UE. Por tanto, tarifa exterior común, por un lado. Desaparecerá también todo el marco de tratados que se están utilizando hasta que se vuelvan a negociar... Todo esto sería francamente malo", ha afirmado.

Eso sí, el presidente de la Cámara de Comercio de España asegura que sigue sin contemplar la secesión y, de hecho, confía en que la mayoría vote en contra de esta posibilidad el próximo domingo.

Y si ocurriera lo contrario, dice, Freixenet no tendría "más remedio" que adaptarse, como le pasa "siempre" a una empresa, aunque prevé que se dejarían "muchas plumas en el camino".

EL PROCESO "AFECTA" A LA RECUPERACIÓN

Por el momento, asegura que el proceso ya afecta "de alguna manera" a la recuperación económica, como le ocurre a su empresa cuando le dicen que le "hacen boicot" por su posición, pero defiende que no es "grave".

Bonet señala que esta "amenaza" de boicot demuestra que "es evidente que hay presión", pero asegura que no es "insostenible" y recalca que, aunque eso no le gusta, su "obligación" es explicar a la gente lo que piensa.

A juicio del empresario catalán, en esta crisis ha faltado y "sigue faltando" diálogo, cuando "hay mucho de lo que hablar". En su opinión, en Cataluña hay cosas que "arreglar", pero eso "no justifica que se quiera romper".

De esta manera, cuando se le pregunta si cree en una 'tercera vía' para Cataluña, apunta que le parece bien si implica dialogar. "Si la tercera vía significa discutir las cosas, a mí que me apunten. Hay que hablar para buscar soluciones", remacha.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha