eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ciudadanos quiere regular la prostitución y PSOE e IU proponen medidas para que desaparezca

La propuesta de Albert Rivera se basa en restringirla a locales "legalizados" donde las mujeres trabajen como autónomas y prohibir la prostitución en el espacio público

Los socialistas apuestan por castigar en el Código Penal el alquiler de locales para el ejercicio de la prostitución y sancionar al cliente

Podemos considera que hay que "otorgar derechos a las mujeres que lo hacen libremente y de forma autónoma o en cooperativas"

57 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Decenas de personas se manifiestan por los derechos de las prostitutas

Una manifestación a favor de los derechos de las prostitutas en Madrid EFE

No todos los partidos que se presentan a las elecciones tienen la misma idea sobre qué hacer con la prostitución. El tema fue uno de los más controvertidos durante el debate a seis candidatas organizado por eldiario.es, pero la polémica lleva unos meses encima de la mesa. Ciudadanos ya anunció en abril su intención de incluir en el programa electoral la idea de regularla, lo que desató la oposición del PP, PSOE e IU. Ahora, cada partido muestra su postura de cara a las elecciones del 20D.

Meses después, la propuesta lanzada por la formación liderada por Albert Rivera continúa vigente y con ella se presenta a las elecciones. Lo que Ciudadanos sugiere es la incorporación al mundo laboral en régimen de autónomos de las personas que la ejerzan profesionalmente. Pero con el condicionante de restringir el ejercicio a locales "convenientemente legalizados y sometidos a inspecciones periódicas". De esta forma, se prohibiría la prostitución en el espacio público "para evitar conflictos vecinales y de convivencia". Algo que complementa con "programas sociales para las personas que quieran salir", apunta Patricia Reyes, candidata al Congreso por Madrid.

La idea no contenta al resto de partidos. PSOE e IU-Unidad Popular apuestan por medidas encaminadas a la abolición de la prostitución, es decir, que se acabe esta actividad. De hecho, la incluyen en los programas en sus respectivos apartados de violencia de género porque consideran que las mujeres que la ejercen son víctimas de este tipo de violencia. Los socialistas proponen introducir en el Código Penal la figura de la tercería locativa, es decir, el alquiler del local para el ejercicio de la prostitución, y sancionar al cliente. Además, consideran que la reciente reforma del Código Penal impulsada por el PP "suaviza el proxenetismo", es decir, la obtención de beneficios económicos a costa de la prostitución de otra persona. 

Por eso, proponen "castigar el proxenetismo en cualquier caso y en cualquier forma, aunque exista un supuesto consentimiento", sentencia Ángeles Álvarez, portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad del Congreso. En la misma línea se expresa IU, que, además, apuesta por ampliar la ley de violencia de género e incluir a las mujeres prostitutas en ella. "No hacemos distinción entre prostitución forzada y voluntaria, entendemos que no puede entrar en ningún tipo de relación mercantil o laboral", dice Charo Luque, del Área de Mujer de IU,  que también defiende la prohibición de los anuncios de prostitución en los medios. 

Podemos, en el medio

La propuesta de Ciudadanos tampoco agrada a organizaciones como Hetaira, colectivo que lucha por los derechos de las prostitutas y la normalización de lo que consideran un trabajo. Creen que la idea "está hecha a medida de los empresarios" y se oponen a prohibir la prostitución en la calle, "que es la más autónoma y libre", aseguró en una entrevista Cristina Garaizabal, una de sus fundadoras, cuando estalló la polémica.

Podemos tampoco está de acuerdo. La formación no incluye ninguna referencia en su programa, pero su propuesta se sitúa en mitad del abolicionismo y la regulación. "Hace falta abrir un debate sobre el hecho de que haya hombres enriqueciéndose de la sexualidad de las mujeres", sostiene Clara Serra, responsable de igualdad de Podemos y diputada en la Asamblea de Madrid. Su postura sobre las prostitutas que ejercen libremente, "una minoría", matiza, es "otorgar derechos a las que lo hacen de forma autónoma o en cooperativas de mujeres".

Es decir, su planteamiento es contrario al de Ciudadanos, ya que se oponen a "legitimar que haya terceros que se enriquezcan (por ejemplo, en locales) con su trabajo", sentencia Serra.

El PP no ha desgranado ninguna medida en su programa y tampoco ha contestado a eldiario.es.

Cuando las representantes de cada partido fueron preguntadas en el debate a seis del pasado martes por este tema, Pilar Marcos (PP) no ofreció ninguna propuesta concreta y se limitó a apuntar que su idea es "luchar contra la trata y las mafias e intentar evitar que las mujeres que no quieran humillarse de esta manera tan tremenda tengan que hacerlo".

Todas las representantes coincidieron en la importancia de la lucha contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Una vulneración de derechos humanos que no es lo mismo que la prostitución, aunque hay colectivos como la  Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP) que consideran que la mayor parte de las trabajadoras sexuales son víctimas de trata. Otros, como Hetaira, rebajan la incidencia y aseguran que son una minoría. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha