eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Papa libera a Vallejo Balda, el sacerdote español condenado por el caso Vatileaks II

Francisco concede la libertad condicional al sacerdote español tras cumplir más de la mitad de la pena

A partir de ahora, el religioso pasa a depender de la diócesis de Astorga, aunque la Santa Sede recuerda que "la pena no se ha extinguido"

- PUBLICIDAD -
El papa concede la libertad condicional al sacerdote español Vallejo Balda

El papa concede la libertad condicional al sacerdote español Vallejo Balda EFE

El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, principal condenado por el caso Vatileaks II, ya está fuera de los muros de la Gendarmería Vaticana. La Santa Sede acaba de emitir un comunicado en el que anuncia que el Papa Francisco ha firmado esta tarde un "documento de clemencia" en virtud del cual concede la "libertad condicional" al religioso español, juzgado y condenado a año y medio de prisión por la filtración de documentos secretos del Vaticano. Esos documentos revelaron gastos desaforados del Vaticano: " De cada 10 euros donados para caridad, seis se destinan a sanear los números rojos de la Curia y dos terminan en una cuenta que tiene un saldo de 400 millones", decía un periodista que recibió los documentos. 

En una breve nota, la Santa Sede indica que "teniendo en cuenta que el reverendo Vallejo Balda ya ha cumplido más de la mitad de la pena, el Santo Padre Francisco le ha concedido el beneficio de la libertad condicional", tal y como anunció eldiario.es

Se trata, añade Roma, de "una medida de clemencia que le permite recuperar la libertad" aunque, matiza, "la pena no se ha extinguido". A partir de esta noche, concluye el comunicado, el sacerdote "deja la prisión y concluyen sus lazos laborales con la Santa Sede". A partir de ahora, Vallejo Balda queda "bajo la jurisdicción del obispo de Astorga (España), su diócesis".

Vallejo Balda fue detenido el 1 de noviembre de 2015 y desde entonces se encuentra en el Vaticano. El juicio por filtración de documentos secretos de la Santa Sede concluyó el pasado 7 de julio con la condena del sacerdote a 18 meses de prisión, de los que ha descontado algo más de nueve meses mediante una serie de medidas cautelares de restricción de la libertad de movimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha