eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

China quiere construir una ciudad de casi tres veces el tamaño de Nueva York

El anuncio ha causado tal revuelo que se han colapsado las carreteras hacia la zona porque todos quieren comprar propiedades cerca

- PUBLICIDAD -
Captura de pantalla del vídeo promocional de Xiongan

Captura de pantalla del vídeo promocional de Xiongan

Una región hasta la fecha casi ignota cerca de la ultracontaminada capital china se ha visto invadida por compradores de casas después de que Pekín desvelase sus "históricos" planes de construir una nueva ciudad allí. Se trata de un intento de reducir la contaminación y los atascos de tráfico.

Los planes para la Nueva Área de Xiongan fueron anunciados el domingo por los principales líderes del partido comunista en una oleada de propaganda gubernamental. Según han indicado las autoridades, la zona va a tener una superficie de casi tres veces Nueva York. En  un comunicado conjunto de los dos cuerpos políticos más importantes del país, el Comité Central y el Consejo de Estado, se describió la nueva ciudad que abarcará tres condados a unos 100 kilómetros al suroeste de Pekín. Se trata de "una estrategia crucial para el nuevo milenio".

"Es una gran elección histórica y estratégica hecha por el comité central del Partido Comunista chino con el camarada Xi Jinping como el eje de todo".

La agencia estatal Xinhua asegura que la creación de Xiongan reduciría la presión de tráfico en la capital en la que viven 22 millones de personas, y "marcaría el comienzo de un nuevo capítulo en la historia del país hacia un crecimiento coordinado, inclusivo y sostenible". "Xiongan será una respuesta al dilema del crecimiento en China: la trepidante expansión urbana debe dar paso a una estrategia para el desarrollo equilibrado e inclusivo", añadió la agencia en  un comentario muy entusiasta alardeando del megaproyecto, y apuntó: "Más que una mera réplica del éxito pasado de China, relatará el futuro de una nueva ciudad".

Por su parte, el presidente Xi ha dicho que la ciudad sería "un área en la que mostrar la innovación en desarrollo, priorizando la protección del medio ambiente y el bienestar de la gente".

Los cazadores de gangas reaccionaron inmediatamente ante la hipérbole, inundando la región para hacerse con hogares que más tarde esperaban revender y conseguir así grandes beneficios. Los medios locales aseguran que los precios casi se duplicaron dos horas después del anuncio.

"Estaba tan nervioso que no pude dormir en toda la noche", comentó uno de los posibles compradores Chen Bo al Beijing News, según el canal de televisión CGTN. "El proyecto es un regalo caído del cielo".  Bloomberg informó de que la lucha por conseguir una propiedad causó un atasco en las carreteras que llevan a la zona, mientras que los hoteles locales se desbordaron.

Altavoces contra la especulación

Los agentes inmobiliarios locales se vieron obligados a cerrar el lunes después de que el gobierno aprobase un veto de urgencia a las ventas en respuesta al repentino interés. Reuters contó que las autoridades salieron a las calles armados de altavoces para alertar a los ciudadanos de que la especulación inmobiliaria es ilegal.

El frenesí que se desató en la red llegó hasta tal punto que las autoridades de propaganda ordenaron a las webs "controlar los comentarios negativos relacionados con la creación de la nueva ciudad". El gran entusiasmo en torno a Xiongan se debe al gran respaldo que ha recibido el proyecto por parte de los líderes chinos. CGTN aseguró que había indicios que apuntaban a que la ciudad podía convertirse en la "siguiente Pudong de China", en referencia al Este plagado de rascacielos de Shanghai, que hace unas décadas era una zona de granjas.

Los medios estatales también compararon la nueva ciudad con Shenzhen, una megaciudad rica del sur, cerca de Hong Kong, que fue el trampolín para la introducción de reformas económicas durante los años 80 de la mano del líder Deng Xiaoping.

En los últimos años, China ha creado docenas de "áreas nuevas" como parte de una campaña de urbanización masiva que ha servido para introducir a cientos de personas en estas nuevas localidades. Los críticos dicen que muchas de ellas se han convertido en ciudades fantasma. Sin embargo, en una entrevista reciente Wade Shepard, el autor de un libro que habla de este fenómeno, dijo que algunas de ellas estaban empezando a despegar. "No existen ciudades fantasma, esto es una fase del desarrollo".

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha