eldiario.es

Donald Trump cede a las críticas por querer ser presidente-empresario

El presidente electo de Estados Unidos afirma que quiere evitar cualquier conflicto de intereses con su imperio empresarial una vez sea investido pero aún no dice cómo lo hará

"Aunque no estoy obligado por la ley a hacer esto, creo que es visualmente importante, como presidente"

- PUBLICIDAD -
Trump acepta la nominación como candidato republicano a la Casa Blanca

Imagen de archivo de Donald Trump EFE

Donald Trump   ha anunciado que "abandonará por completo" sus negocios personales para evitar cualquier conflicto de intereses una vez sea investido presidente de Estados Unidos.

El presidente electo, que ha recibido críticas de abogados constitucionalistas y asesores en cuestiones éticas   por negarse a ceder la propiedad de su imperio empresarial, afirmó a través de una serie de tuits este miércoles por la mañana que ofrecerá una rueda de prensa el 15 de diciembre para anunciar su plan, pero anticipó pocos detalles.

"Ofreceré una rueda de prensa junto a mis hijos en la ciudad de Nueva York el próximo 15 de diciembre para anunciar oficialmente que abandonaré por completo mis grandes negocios para concentrarme totalmente en gobernar el país para poder HACER AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ!", escribió el presidente electo.

Aunque no estoy obligado por la ley a hacer esto, creo que es visualmente importante, como presidente, para que no exista ningún conflicto de intereses posible con mis muchos negocios".

Y agregó: "Por eso, estamos preparando los documentos legales para que yo abandone completamente todas las operaciones de mis negocios. ¡La presidencia es una tarea muchísimo más importante!"

La semana pasada, Trump   dijo al New York Times   que su marca "es sin dudas mucho más fuerte que antes" y su actitud hacia su imperio empresarial ha generado preocupaciones respecto de posibles conflictos de intereses una vez sea investido presidente".

"La ley está de mi lado"

"Respecto de, ya sabes, potenciales conflictos de intereses, sé que desde mi punto de vista, tengo a la ley totalmente de mi lado. Quiero decir, el presidente no puede tener conflicto de intereses", declaró al periódico. "Y ahora entiendo por qué el presidente no puede tener conflictos de intereses, porque todo lo que hace un presidente de alguna forma es un conflicto de intereses".

Agregó: "En teoría, podría seguir con mis negocios perfectamente, y además gobernar el país perfectamente. Es que nunca ha habido un caso como éste, en el que alguien haya tenido, o sea, si miras la riqueza de otras personas, no tenían este tipo de patrimonio ni este nivel de riqueza, francamente. Esto es algo diferente."

Después de que Trump ganara las elecciones generales, el edificio Trumo Towers en Manhattan se llenó de políticos internacionales y empresarios. Muchas de las reuniones que ocurrieron allí generaron preguntas sin precedentes sobre cómo podría Trump trabajar de forma justa con líderes extranjeros que quisieran a la vez hacer negocios con él.

Poco después de las elecciones, el presidente electo se reunió con socios de negocios de la India, que están construyendo hoteles Trump en su país, a pesar de que había prometido ceder el control de sus empresas a sus hijos. Después de las elecciones, docenas de diplomáticos extranjeros visitaron el hotel Trump, según el Washington Post.

¿Por qué no puedo hospedarme en este hotel, a pocas calles de la Casa Blanca, para poder decirle al nuevo presidente ‘¡Me encanta su hotel nuevo! ¿No sería grosero venir y decirle que me hospedo con la competencia?", declaró al Post un diplomático que prefirió permanecer en el anonimato.

Muchos especialistas han remarcado la "cláusula de honorarios" de la Constitución, que prohíbe que los funcionarios públicos reciban pagos "de cualquier tipo de parte de un rey, príncipe o gobierno extranjero".

"No conoce la Constitución"

Trump también utilizó una reunión con una delegación de activistas a favor del Brexit, incluido su cercano aliado británico, Nigel Farage,   para pedirles que se opongan a los parques eólicos que según él podrían arruinarle las vistas de uno de sus campos de golf en Escocia, mientras que el gobierno de Filipinas anunció la designación   del socio de Trump en Manila como próximo embajador en Washington.

"Trum p se equivocó completamente cuando dijo que ‘el conflicto de intereses no se aplica a mi caso’," declaró a the Guardian a principios de esta semana Norman Eisen, antiguo asesor de cuestiones éticas del gobierno de Obama. "Demuestra que no conoce la Constitución. La cláusula más importante sobre conflicto de intereses en la Constitución de Estados Unidos es la prohibición de que los funcionarios de gobierno, incluido el presidente, reciban honorarios o pagos, regalos u otras cosas de valor".

Eisen, ahora miembro de la Institución Brookings, agregó: "Trump recibe dinero, regalos y cosas de valor producto de sus inversiones en el extranjero, y eso viola la Constitución desde el momento en que jura como presidente del país".

Trump ya ha dicho en otras ocasiones que dejaría sus negocios en manos de sus tres hijos mayores, Donald Jr, Eric e Ivanka, aunque no quedó claro en sus tuits del miércoles si sigue con esa idea  A menudo ha mencionado el plan de crear un "fideicomiso ciego", aunque especialistas han asegurado   que no sería un fideicomiso ciego de verdad. Richard Painter, que fue jefe de abogados sobre cuestiones éticas durante el gobierno de George W Bush, le dijo a the Guardian que en un fideicomiso ciego de verdad "el administrador debe ser independiente del funcionario, nunca pueden ser los propios hijos."

Para complicar aún más las cosas,  sus hijos están formando parte del comité ejecutivo para la transición. Ivanka Trump fue  fotografiada en una reunión de su padre con el primer ministro japonés Shinzo Abe.

Ante la pregunta de quién manejará los negocios de Trump en el futuro, Reince Priebus, su futuro jefe de gabinete en la Casa Blanca, afirmó el miércoles que "todo eso se solucionará".

Priebus le dijo al programa Morning Joe de la cadena MSNBC que Trump tiene "a las mejores personas del país trabajando en ello". Pero cuando le preguntaron si Trump pensaba poner sus negocios en un fideicomiso ciego o dejarlos en manos de sus hijos, afirmó: "No puedo revelar nada".

Traducido por Lucía Balducci

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha