eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Un exjuez de 88 años se ofrece a intercambiarse por un refugiado de Manus o Nauru

"Consideraría un privilegio vivir mis últimos años en la isla de Nauru o en Manus en el lugar de uno de ellos", asegura Jim Macken

- PUBLICIDAD -
Fotografía de archivo tomada el 21 de marzo de 2014 y facilitada el 27 de abril, que muestra a inmigrantes tras una valla en el centro de inmigrantes de la isla Manus en Papúa Nueva Guinea. EFE

Varias personas tras una valla en el centro de inmigrantes de la isla de Manus. EFE

Un exjuez de 88 años ha ofrecido intercambiarse por un refugiado retenido en centros de detención instalados en ultramar y vivir voluntariamente el resto de su vida en Manus o Nauru, a cambio de que uno de los refugiados sea enviado a Australia.

Jim Macken, antiguo juez del tribunal laboral de Nueva Gales del Sur, sindicalista y miembro de la Orden de Australia, ha escrito al ministro de inmigración, Peter Dutton, ofreciendo intercambiarse por un refugiado retenido en uno de los dos centros de detención que tiene el país.

Macken ha reconocido que su propuesta "puede ser considerada muy innovadora por el gobierno" pero también ha asegurado que es "perfectamente posible".

"Entiendo que es una petición inusual pero la ofrezco con total sinceridad. Mi motivo para hacerla es simple. No puedo permanecer en silencio mientras hombres, mujeres y niños inocentes están siendo retenidos en terribles circunstancias tanto en la isla de Manus como en la de Nauru".

"Es incluso peor que estén siendo retenidos en estas peligrosas y poco hospitalarias condiciones para asegurarse de que otros demandantes de asilo y refugiados no intentan venir a Australia en busca de protección. Básicamente, el gobierno de Australia está utilizando a los refugiados en estos campos de concentración como escudos humanos y esto es totalmente inmoral. Mientras esto se esté haciendo en mi nombre no puedo permanecer en silencio", escribe el juez retirado.

"Hago esta propuesta como una forma de que salga adelante al menos un refugiado. Si esto permite que una persona que en estos momentos está retenida en Manus o Nauru tenga el derecho de ser un ciudadano australiano, consideraría que es un privilegio vivir mis últimos años en Nauru o Manus en su lugar", añade. También ofrece ceder su ciudadanía si es necesario.

El magistrado también ha dicho a the Guardian que está preparado para estar en el centro de detención de Nauru o Manus y permanecer allí hasta su muerte. "No tengo nada que perder. Si uno de los refugiados consigue salir de estas islas y se le da la oportunidad de vivir en Australia, estaré preparado para hacerlo".

Ha añadido que no busca publicidad y que el intercambio podría producirse sin notificación pública. Macken mandó la carta a Dutton el mes pasado pero no ha recibido respuesta. También escribió a Malcolm Tunbull y al líder laborista, Bill Shorten, instándoles a cerrar los centros de detención en ultramar. "Le animo a que se convierta en el buen líder que puedes ser y se decante por el lado de la compasión y la justicia", escribió al primer ministro.

Macken, antiguo abogado y sindicalista, fue juez en el tribunal laboral de Nueva Gales del Sur durante 15 años, hasta 1989, y lo nombraron miembro de la Orden de Australia en 2003. Es miembro vitalicio del Partido Laborista de Australia y del movimiento sindical. Pero es muy crítico con el apoyo laborista a los centros de detención en ultramar.

"Creo que tiene un poder considerable que podría destinar a acabar con esta vergonzosa situación de una vez por todas", escribió en su carta a Shorten. La oficina de Dutton no ha respondido a la solicitud de opinión para este artículo.

Traducción de Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha