eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mirar al futuro

"Existe la alternativa de formar un gobierno de progreso, de ahí que debamos aprovechar la oportunidad histórica para girar las instituciones en la misma dirección hacia donde ya se ha movido la sociedad", afirma el autor

- PUBLICIDAD -
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se saludan al término de la sesión de investidura del 4 de marzo de 2016.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se saludan al término de la sesión de investidura del 4 de marzo de 2016. congreso.es

Hagamos un ejercicio retrospectivo para tratar de ubicarnos en el momento político presente desde la perspectiva de una foto panorámica. Tracemos la línea política que ha definido la actuación del PSOE a lo largo de los últimos meses para no perdernos en el cruce cotidiano de comparecencias. ¿Qué es lo primero que hizo el PSOE tras las elecciones del 20D? Acordar en el Comité federal del 28D que no se podía pactar con Podemos. Esa es la razón principal que luego define al resto de razones, tal y como lo ha expuesto el socialista Pérez Tapias.

¿Qué pasó luego? Primero acordó la mesa del Congreso que daba la mayoría al PP apoyado en Ciudadanos, después vino el intento de enviar a Podemos al gallinero para ocultar a la tercera fuerza más votada, y finalmente pactó con Ciudadanos una serie de medidas económicas y fiscales que impedían aplicar unas políticas distintas a las del PP. La fórmula de Rivera es igual que la de Rajoy, recortes y desigualdad afirmaba Pedro Sánchez en la pasada campaña electoral. Más tarde y tras pactar con Ciudadanos, Los dirigentes del PSOE trataron de hacer un cambiazo entre su cambio de postura y la postura del cambio, pero no es lo mismo.

El PSOE, sabiendo que esto es injustificable trata de externalizar sus contradicciones llegando incluso a decir por boca de un consejero de Susana Díaz, que si Podemos sube en votos significaría que la sociedad está enferma: ya hay cinco millones de enfermos. La sociedad ha enfermado por los recortes, la precariedad, la incertidumbre, el paro crónico, las puertas giratorias y el empobrecimiento, no por el voto de la ciudadanía. Lo que los de arriba califican de experimento y caos, los de abajo lo llamamos democracia. El cambio solo puede tener sentido si se revierten los recortes, se acaba con las políticas que asfixian a la economía y se impulsa el cambio de modelo productivo.

¿Cuáles fueron las razones que impidieron acordar in extremis un gobierno del cambio tras el documento presentado por Compromís? Básicamente tres grandes escollos le impidieron al PSOE cumplir sus propias palabras; derogar las reformas laborales, priorizar la inversión social por encima del pago de la deuda y aceptar las 5 medidas de la PAH para superar la especulación con las vidas de las familias. Pese a todo lo sucedido se ofreció pactar una lista conjunta al Senado capaz de abrir el candado del PP en la cámara alta. Más de 200 ayuntamientos valencianos han pedido que se acuerde, pero no, gracias ha sido la respuesta que les ha dado Pedro Sánchez.

Creo que ya hemos tenido bastante estos cuatro meses sobre las razones por las cuales no ha habido gobierno, así que a partir de ahora sería más útil hablar de lo que va a suceder tras el próximo 26J.  He leído con cierta sorpresa tres cosas al respecto: Susana Díaz diciendo que hay que bajar al barro para ir contra Podemos, Jordi Sevilla, el responsable económico, ha sentenciado que de ningún modo el PSOE pactará con  Podemos tras las elecciones del 26J, y el fichaje para un supuesto ministerio de economía global Ángel Ubide, que viene del banco Goldman Sachs previo paso por el FMI y considera que sería un error derogar la reforma laboral de Rajoy.

Tenemos a un PSOE con un déficit de proyecto que solo ofrece pasado y apunta a Podemos como su enemigo a batir, a un PP cuyo único modelo para la ciudadanía es resignarse a lo que hay y generar miedo al cambio. Ciudadanos, el mini yo del PP, repite la fórmula vieja del miedo al mismo tiempo que dice ser la imagen moderada y racional. Moderado es aplaudir con un bienvenido sea el apoyo de un delincuente como Mario Conde. Racional como la defensa que hacía Luis Garicano de las cláusulas suelo en el campus de la FAES de 2013 porque representan lo que se entiende por libertad de mercado, mientras lanzaba diatribas contra el Tribunal Supremo por pretender eliminarlas. Una sentencia del Tribunal Supremo de 2015 anuló por abusivo y usurario un crédito bancario otorgado a un consumidor a un interés del 24,6%. Ahora la Comisión Europea da un ultimátum a España para modificar la legislación por abusiva.

El PSOE corre el riesgo de sufrir de solipsismo, esto es, puede pensar que toda la realidad gira en torno a ellos y que todo se piensa y se mueve contra ellos. Si formalmente pretende hablar de cambio pero realmente se coloca en la pole position de la gran coalición, es posible que la ciudadanía lo acabe penalizando. Empero existe la alternativa de formar un gobierno de progreso, de ahí que debamos aprovechar la oportunidad histórica para girar las instituciones en la misma dirección hacia donde ya se ha movido la sociedad. Miremos al futuro.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha