eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pecas no salió rana

El perrito Pecas tiene que estar con el rabo entre las piernas. Están cayendo todos. A Aguirre se le acaba el cortafuegos. ¿Será Pecas el siguiente?

- PUBLICIDAD -
Mitin de la cúpula del PP en Valdemoro. / Flickr del PP de Madrid

Mitin de la cúpula del PP en Valdemoro: Esperanza Aguirre, con Pecas, está rodeada de Ignacio González y Francisco Granados, entre otros. / Flickr del PP de Madrid

Acabado el ayuno, la Cuaresma ha terminado que parece la última cena. Llaman a declarar a Rajoy, imputan a Marhuenda, detienen a Ignacio González, Esperanza Aguirre es citada como testigo… La situación no era tan grave desde que Esperanza nos dijo que no llegaba a fin de mes o que compraba trapitos en el Primark. Ahora, aquí tenemos todos los trapos sucios. Así, de golpe.

El perrito Pecas tiene que estar con el rabo entre las piernas. Están cayendo todos. A Aguirre se le acaba el cortafuegos. ¿Será Pecas el siguiente? Menos mal que salió perro y no rana, pero viendo lo mal que contó Esperanza sus batracios, Pecas no debería fiarse, porque aquí muchos han perreado para no ser pescados en la charca. Lo mismo, en esta confusión que denuncia Aguirre, acaba teniendo Pecas la culpa de todo.

Desde que Mariano anunció aquello de "nunca podrán probar" y Esperanza "destapó" la trama Gürtel, ya no hay charca, sino un lodazal de mugre y corrupción, que ensucia hasta la náusea la política española. Seguirán nadando, guardarán la ropa, y dirán que no se enteraban de nada. Están con el agua al cuello, aguantan, son fuertes, pero el chapoteo desprende un hedor que da una imagen lamentable de España.

Aquí, algunos quieren ver pececitos de colores cuando un presidente del Gobierno es citado a declarar por una trama corrupta. Cuando un expresidente autonómico es detenido una mañana por la Guardia Civil. Cuando diputados, senadores, tesoreros, consejeros, alcaldes y concejales son pescados en lo más turbio de la ciénaga. Todo era falso, "salvo alguna cosa", dijo Rajoy, pero llevamos tragando sapos varias décadas.

No se asumen responsabilidades políticas. Entre unos y otros parece que se hacen ahogadillas. Mariano odia a Aguirre y a Nacho González, pero hace unos días que Rajoy nos dijo que "Madrid es así por la buena gestión del PP", que Esperanza afirmaba que "tenemos Rajoy para rato" y que Nachete rondaba por ahí en urbanización de lujo con la vida a todo trapo. Como diría Marhuenda: "Esto parece una gran fumada de porros".

Veremos qué ocurre cuando el colocón se pase. Cuando llegue la resaca. Comprobaremos si la Cuaresma ha sido tiempo de luces y de purificación, como mandan los cánones, o se queda en un lavado de cara, ponerse unos días la muda limpia y hacer algo de postureo.  ¿Llegará la Justicia hasta el fondo de la charca? Pecas, salpica, chapotea, feliz en el agua. No esperes que salga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha