eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Custodia compartida por defecto, machismo con efecto

¿Sería lo ideal la custodia compartida en una sociedad feminista? Por supuesto. ¿Qué mejor reparto de las obligaciones y derechos para con los hijos e hijas puede haber? El problema es que no vivimos en un país feminista

675 Comentarios

- PUBLICIDAD -

El Congreso aprobó este miércoles una moción para hacer prioritaria la custodia compartida. Podemos y PSOE votaron en contra pero no sumaron lo suficiente y a la moción se le dio luz verde gracias a los votos del PP.

Por supuesto, el impulsor de dicha idea ha sido Ciudadanos a través de su  diputada  Melisa Rodríguez. Las mujeres en el partido de Albert Rivera no son más del 25%, pero la dirección sabe colocarlas estratégicamente, como es el caso. Poner a una mujer a defender la custodia compartida por defecto es marketing, algo así como "fíjate que no es por machismo, que lo está diciendo una mujer". No es la primera vez que lo hacen, por supuesto, es su modus operandi: Eva Borox fue la encargada de presentar en la Asamblea de Madrid la proposición no de ley para regular los vientres de alquiler. Y Marta Rivera de la Cruz a quien le tocó acudir a un debate en TVE en pleno revuelo pre-electoral debido, recordemos, a la propuesta de su partido para que se eliminara el agravante en casos de violencia de género.

Ciudadanos, el partido que no amaba a las mujeres y que  no para de demostrarlo, no es machista por ignorar la violencia estructural que sufrimos las mujeres sino que su misoginia es pura ideología. En el Partido Popular, encargados esta vez de dar viabilidad a la moción de la que hablamos hoy, el machismo es algo obvio también, pero en su caso no es tanto el convencimiento del mismo como la absoluta falta de interés por el tema, bien abrigados por el conservadurismo, el catolicismo y las sacrosantas tradiciones. Digamos que en Ciudadanos sí saben qué reclama el feminismo y lo entienden, pero pelean y pelearán duro para no ceder ni un ápice, protegiendo así los privilegios masculinos. En el Partido Popular ni se han parado a escucharnos porque ¿qué interés puede tener lo que digan un montón de mujeres, que además son rojas y probablemente ateas?

Para que me entiendan: el Partido Popular es Bertín Osborne y Ciudadanos sería, parafraseando a Gabriel Rufián, Forocoches: uno es machista pero se cree en favor de la igualdad y el otro se sabe machista pero hará todo lo posible no sólo para seguir siéndolo sino para que su actitud se vea como la deseable. Por eso, los primeros no tienen interés en tocar (ni para bien ni para mal) la LIVG y los segundos quieren rebajar sus agravantes; por eso unos hacen comentarios machistas públicamente sin entender luego los revuelos y los otros actúan de forma machista pero clandestinamente.

Dicho esto, no es extraño que haya sido Ciudadanos el preocupado de impulsar la custodia de los hijos e hijas y el Partido Popular quien haya dicho que vale, que bueno. Los primeros tiene una motivación machista y los segundos, completos ignorantes de la realidad social que envuelve a la crianza y los cuidados, no les ponen objeciones a los primeros.

Pero, ¿sería lo ideal la custodia compartida en una sociedad feminista? Por supuesto. ¿Qué mejor reparto de las obligaciones y derechos para con los hijos e hijas puede haber? El problema es que no vivimos en un país feminista, de hecho, estamos muy lejos de ese horizonte. La realidad es que el cuidado de las criaturas sigue recayendo sobre las mujeres, y han sido históricamente ellos, los padres, los primeros en desentenderse de dicha responsabilidad. Tanto es así que, si la custodia ha recaído en el pasado siempre en las madres, no es tanto porque ganaran todos los juicios donde ambos progenitores luchaban a muerte por estar el máximo tiempo posible con los hijos, sino porque el hombre sencillamente no pedía quedarse con ellos .

La dejación de sus responsabilidades como padres ha sido lo que ha motivado que las madres acabaran siempre con la custodia, pero las estadísticas que este concepto machista de la paternidad ha provocado se ha vuelto, cómo no, también contra ellas. Las madres han sufrido históricamente el lavado de manos de los padres y, más tarde, se las ha visto como culpables de las cifras que dicen que ellas "siempre se quedan con los niños". 

Las cifras, sin embargo, han empezado a cambiar: en los últimos diez años, la custodia compartida ha pasado de un 9% a un 25%, pero no porque haya menos mujeres malvadísimas sino porque el hombre ha comenzado a pedirla. Ya ven ustedes la gran resistencia que ha encontrado el hombre: ¿que no quieren a los niños? Con su madre. ¿Que quieren a los niños? Se empieza a repartir el tiempo.

El feminismo ha conseguido que la sociedad progrese y eso se demuestra en la voluntad de muchos hombres de cumplir con sus responsabilidad como padres. Pero, de la misma forma que muchos hombres se han implicado en la educación de sus hijas e hijos, muchos han empezado a optar por pedir la custodia compartida por el descenso que eso supone en la pensión alimenticia que deben pasar a su ex pareja. Dinero que, en la mayoría de los casos, gestiona ella pero es del niño o niña. Dice mucho de que aun a día de hoy la manutención de los menores se vea como "darle dinero a la ex mujer". La Memoria Fiscal del Estado, de hecho, refleja año tras año cómo el impago de las pensiones es el delito más numeroso en cuanto a las relaciones familiares se refiere.

Memoria Fiscal del Estado (2016)

Memoria Fiscal del Estado (2016)

Sea como fuere, los motivos para pedir la custodia compartida sí importan, ya que dependiendo de qué te haga pedirla, eso hablará de tu implicación en la crianza. No es raro que las criaturas acaben siendo la responsabilidad de abuelas paternas y nuevas parejas de los padres cuando les toca a ellos. Siguen siendo mujeres, en definitiva, quienes acaban criando a los y las menores.

La pretensión de Ciudadanos y el Partido Popular es que ignoremos todo esto y que, además, obviemos que la petición de custodia por parte del padre se hace en muchas ocasiones con la intención de hacer daño a la madre. Justo esta semana hablábamos de estas historias repetidas y de la indefensión de mujeres víctimas de violencia machista cuyos agresores tienen vía libre para compartir la custodia con ellas. No son pocas las noticias con condenados por violencia de género que han acabado matando a sus propios hijos e hijas para seguir ejerciendo violencia así contra sus ex parejas. Pero esto no merece moción alguna, al parecer.

Las prioridades de Ciudadanos y PP no sorprenden. Si a estos dos partidos les interesara realmente el bien de los y las menores como dicen, abogarían porque los maltratadores no tuvieran siquiera la posibilidad de hacer daño a sus hijos. O tener en cuenta la decisión de los menores y creer en sus testimonios más allá de los mayores de 12 años. En la práctica, sin embargo, lo que pasa en los tribunales es que se siguen dando por válidos síndromes inventados y sin base científica como el S.A.P (Síndrome de Alienación Parental) para quitar credibilidad a las palabras de menores que tienen claro con quién quieren estar o cuál ha sido su experiencia con sus padres.

Ciudadanos se ha reunido en numerosas ocasiones con asociaciones como SOS Papá, más conocidos por su machismo al tachar a la ley de Violencia de Género como " caza de brujas" que por su lucha por los derechos de los niños, a los que dicen defender a través de su batalla por la custodia compartida. Es curioso cómo aseguran haber nacido para defender los derechos de las criaturas pero se llaman SOS Papá.

En la propia web de SOS Papá, encuentro esto: " ¿Por qué la custodia compartida? Porque la convención de los derechos del niño en su artículo 18 establece que 1: "Los estados partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tiene obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y desarrollo del niño".

Esto queda precioso, pero lo cierto es que "los estados parte" no mueven un dedo para que sean ambos padres quienes cotutelen a las niñas y los niños: las madres son las que tienen problemas para conciliar porque son las que intentan conciliar; ellos no tienen ese problema porque la educación machista les ha hecho sentirse ajenos a este tipo de responsabilidades. Y a la conciliación se le unen más ejemplos discriminatorios que están directamente relacionados con el género de los progenitores, y que siempre son obstáculos para ellas y liberación de cargas para ellos.

Pero ninguna de estas problemáticas interesan a Ciudadanos o al Partido Popular, que han demostrados por activa y por pasiva no estar por la labor de acabar con la desigualdad ni con la violencia contra mujeres y menores. 

Nada es más deseable que una sociedad donde la custodia compartida por defecto no es siquiera objeto de debate, por natural y eficiente. Pero no estamos aún ahí, y a día de hoy no se puede ignorar la opinión de quien ha sido la persona encargada en la pareja –hasta el momento de la separación– de los niños. En caso de no haber acuerdo, debería pesar más la opinión de dicha persona, que obviamente suele ser la madre por razones sociales e históricas innegables, y si ella es quien ha estado involucrada en sus cuidados y su educación, sin duda sabrá qué es lo mejor para los menores.

De la misma forma, en los casos en los que es el padre quien se ha preocupado de forma desproporcionada de sus hijos, ha de ser él quien decida. El problema es que Ciudadanos sabe que estos casos son minoría, por eso no les basta con esa concepción. En el caso de haber acuerdo, la custodia compartida es lo más deseable y lo ideal para los menores sin ninguna duda, y ojalá el feminismo avance con fuerza para que esto sea más que una utopía. 

Pero querer implantarla por defecto cuando vivimos en una sociedad profundamente machista, donde siguen siendo las mujeres las que se encargan de la educación y la crianza, sólo demuestra querer empezar la casa por el tejado. Y no por falta de conocimientos sobre arquitectura precisamente, sino porque en realidad te da igual quién vive ahí y a quién vas a aplastar cuando tu construcción de chichinabo se vaya al garete. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha