eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

El tomate canario sigue perdiendo peso en los mercados externos tras reducir los envíos el 6% en la zafra de 2017-18

Las organizaciones Fedex y Aceto cifran la caída total de lo exportado en 3.450 toneladas, con lo que la oferta que ha salido de las islas fue de solo 51.637 toneladas

Los empresarios agrícolas locales califican la campaña recién cerrada de "regular" debido a la evolución de los rendimientos, de los precios de mercado y a las demoras en las entregas por el cambio en el transporte marítimo

- PUBLICIDAD -
Cultivo protegido de la hortaliza tomate

Cultivo protegido de la hortaliza tomate

La Federación de Productores Hortofrutícolas de la provincia de Las Palmas (Fedex) y la Asociación de Cosecheros Exportadores de Tenerife (Aceto) han dado estos días por concluida la campaña de exportación de 2017-2018, de la que afirman que el resultado ha sido regular si se tienen en cuenta parámetros como el rendimiento, los precios de mercado y el transporte

Según una nota difundida este miércoles por esas dos organizaciones patronales, varios han sido los elementos que han provocado una disminución de la producción exportada en torno al 6% en el caso del tomate (la caída en la anterior fue del 11%), lo que supone unas 3.450 toneladas menos con respecto a la campaña anterior (2016-17). En cuanto al pepino, la oferta enviada a mercados externos se ha visto incrementada en 1.863 toneladas, hasta los 22.661,9 toneladas. En total, con la inclusión de otros productos agrícolas, la exportación en la campaña citada llegó a 74.733,7 toneladas.

El cambio en el sistema del transporte, que ha pasado de los buques frigoríficos fletados por Fedex a las líneas regulares de contenedores refrigerados, "provocó en esta campaña una alteración y perturbación considerables, principalmente, por el calendario de salidas y llegadas. Si bien el cambio en sí ya implica una reorganización de la logística (disponer de suficientes contenedores, muelles específicos de carga…) que ha significado un arduo trabajo, este se ha visto denostado por los incumplimientos en los servicios marítimos", lamentan Fedex y Aceto.

La situación descrita ha provocado "retrasos considerables en las llegadas a destino que, en ocasiones, superaron los quince días de demora". A su vez, este hecho "ha provocado malestar en los receptores y clientes por no disponer de la fruta a tiempo", se recalca en el comunicado, que además hace referencia a un dato positivo: el transporte de la fruta en contenedores refrigerados evita el trasiego de las operaciones que se realizaban con los buques frigoríficos".

Otra de las novedades de esta campaña ha sido la aplicación del Reglamento comunitario 2031/2016, que obliga a someter a inspección fitosanitaria los envíos de tomate canario que tengan como destino la Península y Europa. "Los inconvenientes que ha supuesto esta aplicación se han traducido, principalmente, en demoras", se afirma en la nota. Si bien las inspecciones en los almacenes se han realizado con normalidad, las que se han llevado a cabo en el muelle han provocado retrasos considerables en la operativa del transporte.

Desde el sector se demandó someter a controles similares la entrada de cualquier tomate al archipiélago que pudiera introducir la Keiferia lycopersicella, sin que aún haya habido respuesta alguna por parte de la Administración del Estado.

El tiempo meteorológico también ha sido un factor determinante en esta campaña, pues la bajada de temperatura en los principales meses de invierno, unida a las lluvias persistentes, provocaron una maduración tardía de la fruta y la aparición de plagas y virosis que afectaron a la planta y a la producción.

Reino Unido, Holanda y Escandinavia

La tónica de los mercados en los meses de invierno, tanto en Reino Unido como en el continente, ha sido muy irregular para el tomate y el pepino, los principales productos exportados. En momentos muy puntuales, se produjeron picos en los precios que, con la llegada de contingentes de terceros países, volvían a reducirse.

Con todo, se aprecia en la nota, "el sector califica la campaña de regular. Si bien la disminución de la exportación ha sido leve, la producción se ha mantenido en los estándares convencionales. El excedente que no ha llegado a la exportación se ha destinado al mercado local, donaciones a ONG y alimentación de ganado".

La exportación de tomate en esta campaña ha sido de 51.637,3 toneladas, de las cuales 43.717,1 corresponden a la provincia de Las Palmas y 7.920,2 a la de Santa Cruz de Tenerife. El 43,88% de los envíos se ha realizado a Reino Unido, el 45,21% al continente (Holanda y Escandinavia) y el 10,89% restante a la Península.

En cuanto al pepino, la exportación ha sido de 22.661,9 toneladas, de las cuales 18.524,8 son de la provincia de Las Palmas y 4.137,1 de la de Santa Cruz de Tenerife, lo que supone un incremento de 1.823 toneladas respecto a la campaña anterior.

Los calabacines, arándanos y pimientos exportados suponen unas 434,5 toneladas. Destacó el aumento y la mayor demanda del calabacín.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha