'Cabra en el recuerdo' o cómo hacer un archivo fotográfico colectivo de un pueblo

De unos meses a esta parte, las cajas de zapatos que guardaban las fotografías familiares antiguas en Cabra (Córdoba) se han desempolvado. Los recuerdos que esas imágenes atesoraban como patrimonio de cada familia se han compartido con el resto de los vecinos de este municipio y, en una tarea conjunta por recobrar la memoria colectiva, han creado un archivo fotográfico común: Cabra en el recuerdo.

La idea partió el pasado verano de un vecino, Rafael Luna, aficionado y amante de la fotografía, que echó la vista atrás a través de las instantáneas en papel y diapositivas sobre el pueblo que guardaba y fue compartiéndolas en su muro de Facebook. "Vi cómo a la gente le gustaban las fotografías y empezaban a surgir los recuerdos colectivos", explica.

"Una fotografía de un edificio desaparecido ya, un antiguo ambulatorio comarcal de los años 60, de repente tuvo más de seiscientos comentarios de personas aportando sus recuerdos". Y ese fue el detonante para que Rafael Luna pusiera en marcha Cabra en el recuerdo. La respuesta de los vecinos no se hizo esperar. De manera espontánea, el proyecto se fue desarrollando. Llegó a poner un horario de visitas en su casa para la cantidad de personas que se acercaban a llevarle sus cajas con fotografías. "La gente abre sus álbumes, trae su patrimonio familiar y lo quiere compartir".

Cabra en el recuerdo ha servido para recuperar imágenes de cómo era el pueblo años atrás. Las fotografías recopiladas en poco más de tres meses son ya más de 3.000 y recrean cómo era el pueblo antes, su urbanismo, los personajes, las costumbres, su historia, al fin y al cabo, en un recorrido por todo el siglo XX. Los caminos del pueblo reconvertidos en calles, los edificios que hubo y que ya desaparecieron, los vecinos ilustres del municipio, las ropas y costumbres de las celebraciones y fiestas o las labores del campo y la ganadería de antaño, pueden ser vistas ahora gracias a la colaboración de los vecinos.

Pero a este proyecto también se han sumado los paisanos que ya no viven en Cabra. Emigrantes de los años 60 y 70 que comenzaron una nueva vida fuera del pueblo o estudiantes que pasaron por allí hace más de 25 años cuando el instituto de Cabra era el único en la provincia de Córdoba (exceptuando la capital), aportan ahora también sus fotografías y recuerdos. Un red que se extiende así desde el pueblo hasta países como Alemania, México o Estados Unidos desde donde han colaborado antiguos vecinos.

"Este proyecto no se ha hecho para la melancolía, sino desde un punto de vista participativo y para reflexionar. Si en otros tiempos peores hubo generaciones que tiraron para adelante, quizás eso nos sirva ahora también para encarar la crisis que vivimos y mirar al futuro", analiza Rafael Luna.

Fotografías recuperadas gracias a las nuevas tecnologías

Él, junto a otros colaboradores, han enseñado a muchas personas del pueblo a digitalizar las fotografías que guardaban y a compartirlas con todos en el álbum que por ahora permanece en internet. De momento, son sólo ideas, pero se barajan algunas posibilidades como la publicación de un libro con todo el material recopilado.

La idea que el promotor de Cabra en el recuerdo desearía llevar a cabo en un futuro es que el pueblo contara con un archivo fotográfico municipal donde legar este álbum elaborado por los vecinos, "que fuera un lugar de estudio e investigación de las fotografías para recuperar nuestro patrimonio y nuestra historia", expone.

Una historia del siglo pasado recogida ahora gracias al uso de las nuevas tecnologías. Todas las instantáneas se reúnen en Facebook y, de momento, un blog http://cabraenelrecuerdo.blogspot.com.es/ y un vídeo en Youtube (http://www.youtube.com/watch?v=GYVd2Nw58RA) sirven de enlace para quien quiera conocer el proyecto y aportar nuevas imágenes a Cabra en el recuerdo.

De unos meses a esta parte, las cajas de zapatos que guardaban las fotografías familiares antiguas en Cabra (Córdoba) se han desempolvado. Los recuerdos que esas imágenes atesoraban como patrimonio de cada familia se han compartido con el resto de los vecinos de este municipio y, en una tarea conjunta por recobrar la memoria colectiva, han creado un archivo fotográfico común: Cabra en el recuerdo.

La idea partió el pasado verano de un vecino, Rafael Luna, aficionado y amante de la fotografía, que echó la vista atrás a través de las instantáneas en papel y diapositivas sobre el pueblo que guardaba y fue compartiéndolas en su muro de Facebook. "Vi cómo a la gente le gustaban las fotografías y empezaban a surgir los recuerdos colectivos", explica.

"Una fotografía de un edificio desaparecido ya, un antiguo ambulatorio comarcal de los años 60, de repente tuvo más de seiscientos comentarios de personas aportando sus recuerdos". Y ese fue el detonante para que Rafael Luna pusiera en marcha Cabra en el recuerdo. La respuesta de los vecinos no se hizo esperar. De manera espontánea, el proyecto se fue desarrollando. Llegó a poner un horario de visitas en su casa para la cantidad de personas que se acercaban a llevarle sus cajas con fotografías. "La gente abre sus álbumes, trae su patrimonio familiar y lo quiere compartir".

Cabra en el recuerdo ha servido para recuperar imágenes de cómo era el pueblo años atrás. Las fotografías recopiladas en poco más de tres meses son ya más de 3.000 y recrean cómo era el pueblo antes, su urbanismo, los personajes, las costumbres, su historia, al fin y al cabo, en un recorrido por todo el siglo XX. Los caminos del pueblo reconvertidos en calles, los edificios que hubo y que ya desaparecieron, los vecinos ilustres del municipio, las ropas y costumbres de las celebraciones y fiestas o las labores del campo y la ganadería de antaño, pueden ser vistas ahora gracias a la colaboración de los vecinos.

Pero a este proyecto también se han sumado los paisanos que ya no viven en Cabra. Emigrantes de los años 60 y 70 que comenzaron una nueva vida fuera del pueblo o estudiantes que pasaron por allí hace más de 25 años cuando el instituto de Cabra era el único en la provincia de Córdoba (exceptuando la capital), aportan ahora también sus fotografías y recuerdos. Un red que se extiende así desde el pueblo hasta países como Alemania, México o Estados Unidos desde donde han colaborado antiguos vecinos.

"Este proyecto no se ha hecho para la melancolía, sino desde un punto de vista participativo y para reflexionar. Si en otros tiempos peores hubo generaciones que tiraron para adelante, quizás eso nos sirva ahora también para encarar la crisis que vivimos y mirar al futuro", analiza Rafael Luna.

Fotografías recuperadas gracias a las nuevas tecnologías

Él, junto a otros colaboradores, han enseñado a muchas personas del pueblo a digitalizar las fotografías que guardaban y a compartirlas con todos en el álbum que por ahora permanece en internet. De momento, son sólo ideas, pero se barajan algunas posibilidades como la publicación de un libro con todo el material recopilado.

La idea que el promotor de Cabra en el recuerdo desearía llevar a cabo en un futuro es que el pueblo contara con un archivo fotográfico municipal donde legar este álbum elaborado por los vecinos, "que fuera un lugar de estudio e investigación de las fotografías para recuperar nuestro patrimonio y nuestra historia", expone.

Una historia del siglo pasado recogida ahora gracias al uso de las nuevas tecnologías. Todas las instantáneas se reúnen en Facebook y, de momento, un blog http://cabraenelrecuerdo.blogspot.com.es/ y un vídeo en Youtube (http://www.youtube.com/watch?v=GYVd2Nw58RA) sirven de enlace para quien quiera conocer el proyecto y aportar nuevas imágenes a Cabra en el recuerdo.

De unos meses a esta parte, las cajas de zapatos que guardaban las fotografías familiares antiguas en Cabra (Córdoba) se han desempolvado. Los recuerdos que esas imágenes atesoraban como patrimonio de cada familia se han compartido con el resto de los vecinos de este municipio y, en una tarea conjunta por recobrar la memoria colectiva, han creado un archivo fotográfico común: Cabra en el recuerdo.

La idea partió el pasado verano de un vecino, Rafael Luna, aficionado y amante de la fotografía, que echó la vista atrás a través de las instantáneas en papel y diapositivas sobre el pueblo que guardaba y fue compartiéndolas en su muro de Facebook. "Vi cómo a la gente le gustaban las fotografías y empezaban a surgir los recuerdos colectivos", explica.

Etiquetas
27 de diciembre de 2013 - 06:00 h
Cargando...