eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Baltasar Garzón

Juez, abogado, director del despacho jurídico ILOCAD SL., con sede en Madrid (España). Presidente de la Fundación Internacional Baltasar Garzón, pro Derechos Humanos y jurisdicción universal, con sede en Madrid, con programas en desarrollo en España, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, México. Coordinador de la Veeduría Internacional de la reforma de la función judicial en Ecuador (pro bono). Asesor de la fiscalía de la Corte Penal Internacional. Miembro del Comité de prevención de la tortura del consejo de Europa en 2011-2012. Asesor de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA en Colombia (2011-2012). Asesor de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes de Argentina. Presidente y director ejecutivo del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de la UNESCO de Argentina.

Autor de 7 libros y múltiples artículos y ensayos. Coopera con el departamento de Derechos Humanos de la Universidad de Washington de Seattle (EE. UU.). Doctor Honoris Causa por más de 25 universidades de todo el mundo. Miembro de diferentes organizaciones humanitarias y centros de Derechos Humanos y de mediación en conflictos, dentro y fuera de España.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 463

Ciudad Abierta

Siempre me ha impactado la filosofía que el artista César Manrique aplicó a su obra en Lanzarote aunando la capacidad humana, la naturaleza y el diseño de espacios vivibles: "La suma de todos los individuos es lo que realmente producirá resultados. Cuando una amplia mayoría de la población sea consciente de la fragilidad y equilibro del todo, seremos capaces de revertir la destrucción que hemos puesto en marcha".

Creo que estas palabras sirven para definir qué hacer para que un país sea habitable, para que su población sea consciente del valor que tiene la puesta en común de deseos y acciones y pueda fijarse la meta del respeto al medio ambiente como herramienta para llegar al bienestar. Arrancando desde las entidades básicas de la sociedad moderna para la convivencia grupal (las ciudades) hasta las más complejas, (los países). Añadiendo a una ciudad abierta ideal la cosmovisión de los pueblos originarios de América Latina que tienen como eje central el respeto a la "Madre Tierra" y a la que tan poca atención prestan las políticas modernas.

Seguir leyendo »

Honrar unidos a las víctimas

Sea un presidente de la República o sea un rey, como es nuestro caso, en el homenaje a las víctimas de un atentado terrible, el jefe de Estado tiene la obligación de estar ahí, en representación de todos. No es aceptable pues ningún veto político a su presencia, como tampoco lo sería la ausencia o el veto al actual president de la Generalitat de Cataluña.

Sin embargo, el veto se ha formulado desde ambientes independentistas, si bien con saludables matices, acentuado por el anuncio previo del president Torra de no invitar al jefe del Estado a Cataluña. En la línea de esta sana actitud se encuadra la de la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, con su anuncio de que la entidad independentista no organizará acto alguno de boicot o protesta ante el rey. Lo argumenta así: “Aquí hay unos protagonistas centrales, que son las familias de las víctimas”.  Similares términos ha utilizado Marcel Mauri, vicepresidente de Omnium, pidiendo que sean las víctimas y los cuerpos policiales el centro de atención en la conmemoración de ese día aciago.

Seguir leyendo »

El bucle de la rebelión y la tenacidad de la intolerancia

A poco menos de 10 días para el esperado encuentro entre el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el de la Generalitat, Quim Torra, el Tribunal Supremo continúa una línea ascendente que mucho me temo no lleve a ninguna parte o acabe, a este paso,  conduciendo a un desastre jurídico de imprevisibles consecuencias. En varios sentidos. Para empezar, el auto que el  miércoles 26 de junio dictó la Sala de lo Penal confirma lo que el magistrado Pablo Llarena había decidido al pronunciar los procesamientos por rebelión, desobediencia y malversación de 15 investigados en la causa sobre el procés de Cataluña. Entre ellos contamos con personas huidas y otras en prisión. Pues bien, aquí es donde se empieza a embarullar la madeja puesto  que quienes componen la cúpula del independentismo están ya procesados en firme. 

En aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Le Crim), artículo 384 bis, serán suspendidos automáticamente para ejercer como  diputados aquellos a los que se ha decretado prisión provisional. Hablamos en concreto de Oriol Junqueras, Jordi Sánchez (ANC)  Jordi Cuixart (Òmnium Cultural) y quienes fueran consejeros Jordi Turull, Josep Rull y Raúl Romeva. Del mismo modo la suspensión se extiende a los huidos Carles Puigdemont (ex president) y  Toni Comín, ex consejero. Es de suponer que el Parlament opondrá su propia normativa frente al dictado de la Le Crim. Según este reglamento de las cortes catalanas, es necesaria una sentencia firme o si solo ha tenido lugar un procesamiento, la mayoría del pleno del Parlament debe aprobar tal suspensión.

Seguir leyendo »

De la bisoñez y las trampas

La duda sobre la duración del nuevo Gobierno la despejó la semana pasada el presidente Sánchez. Agotará la legislatura. Sánchez ha acometido algún reto con sentido común y con buen criterio. El más espinoso quizás fue el de este viernes en Tarragona, en la inauguración de los juegos del Mediterráneo. Pese a las vacilaciones del president Quim Torra que no sabía si ir o no ante la presencia del Rey, el acto oficial se celebró de manera correcta y con pocas pitadas y desplantes. La imagen de Sánchez con movimientos rítmicos a los acordes de las canciones de Antonio Orozco han formado parte de ese conato de clima distendido que logró el socialista. El hecho de que Torra también diera la impresión de bailar, abunda en esta idea. Prueba superada, hasta la siguiente.

La beligerancia de la oposición está garantizada y, junto a ella, la inexperiencia y las trampas en el camino, son dos peligros que acechan al nuevo Gobierno. Del lance de la ingenuidad se sale con el tiempo y con el nombramiento de gestores que conozcan bien la materia. Los otros riesgos son más complejos. Los obstáculos acechan desde el exterior, desde la oposición personalizada sobre todo en el desbancado Partido Popular y desde dentro, en el sistema de funcionariado que, en ocasiones de forma individual e incluso en determinados colectivos, puede ser hostil por su proximidad a anteriores dirigentes con los que en siete años han tenido tiempo de estrechar lazos.

Seguir leyendo »

Alsasua: el terrorismo como obsesión

La Fiscalía de la Audiencia Nacional demuestra una exacerbada tozudez cuando insiste en apreciar delito de terrorismo en el recurso que acaba de presentar ante la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en el caso de la agresión en Alsasua a dos guardias civiles y sus novias. El recurso se refiere a la sentencia por la que siete jóvenes han sido duramente condenados a penas de hasta 13 años de cárcel por atentado a la autoridad, lesiones desórdenes públicos y amenazas. A ello, los magistrados de la Sección I añadieron la agravante de odio, que a mí y a muchos juristas se nos escapa, al considerar que el ataque se cometió por animadversión a la guardia civil. Los jueces no vieron terrorismo en ningún caso.

De esta resolución difiere la Fiscalía en su escrito de recurso, en el que reitera su calificación inicial de terrorismo para los hechos ocurridos el 15 de octubre de 2016 en un bar de dicha localidad navarra y refiriendo la campaña “ Alde hemendik” (fuera de aquí) y OSPA como punto de conexión actual entre los sentenciados y la organización terrorista ETA. Explica que “La finalidad del recurso es la aplicación de los delitos de terrorismo a los hechos (…) por haberse cometido de una manera organizada al estar integrados los acusados, o al menos algunos de ellos, en la dinámica de la izquierda abertzale radical, liderada por el entramado de la organización terrorista ETA, y que tiene una finalidad claramente ideológica, la realización de uno de los cinco puntos de las exigencias de la organización terrorista ETA, la expulsión de los miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado del País Vasco y de Navarra, cometiendo para ello actos generadores de terror en la población o en una parte de ella y alterando la paz pública”.

Seguir leyendo »

El deber de Sánchez es el deber de todos

Vivimos unos momentos vertiginosos. Nuestra vida política y social ha dado un vuelco que hace dos semanas no estábamos en disposición de sospechar. La moción de censura presentada por el PSOE como indignada reacción a la corrupción que afecta y protagoniza, desde hace tiempo, al menos desde 2009, el Partido Popular y muchos de sus más connotados dirigentes de la época de Aznar y de la posterior de Mariano Rajoy, ha llevado a que el sábado día 2 de junio, (curiosamente el mismo que hace 4 años (2014) el rey Juan Carlos I anunció su abdicación), el líder socialista Pedro Sánchez haya prometido su cargo sin biblia ni crucifijo. Solo la Constitución como único libro fundamental al que guardar lealtad. Por fin, el compromiso de un presidente del Gobierno con otro precepto básico de la Carta Magna: el de mantenerse en el ámbito de un estado laico y no confesional. La inquisición, monseñores como Rouco y Munilla, las medallas de honor de la policía a las vírgenes, el canto del novio de la muerte, la imagen de Cristo en alza por varios ministros y tantos otros remakes de épocas oscuras, los ha dejado Sánchez en su justo lugar: en el pasado.

Con ello se ha ganado enemigos nuevos, o mejor dicho los enemigos que siempre han estado ahí, dispuestos a abalanzarse contra él para evitar que alcanzara la posición que hoy detenta. Tan de nuevas es esta situación, tan poco preparados nos ha pillado que este mismo sábado los ciudadanos caíamos en la cuenta de que míticos nombres de nuestras pesadillas diarias (Montoro, Cospedal, Zoido, Catalá…) ya no estaban vigentes. Se acabó. ¡Caput!

Seguir leyendo »

El peligroso “ultrapatriotismo”

España es un país diverso y mestizo. A nuestro rostro se asoman los rasgos de antepasados íberos, celtas, romanos, musulmanes, judíos y cien razas más que conforman a todos los españoles. Es nuestra seña de identidad, el conjunto de todos los que nos han hecho lo que somos. Quien no lo sienta así no es un verdadero español o no sabe dónde vive.

Cuando la simbología o la reivindicación en exclusiva de los símbolos patrios –ya sea Els Segadors o el Himno nacional, la Señera o la bandera de España- se convierten en patrimonio exclusivo de uno u otro grupo, cabe ponerse en alerta: vamos a escuchar discursos vacíos de contenido y con el peligro latente del nacionalismo, un concepto estrecho, limitado, falto de empatía y por tanto intolerante, que a nada bueno conduce, cuando además es excluyente. Lleva solo al enfrentamiento y a la apropiación indebida de aquellos elementos que definen a la nación y por tanto pertenecen a los ciudadanos que la componen, ya sea de origen o porque se han subido al barco de otro país que han hecho suyo y del que ya forman parte. En este caso, con iguales derechos y obligaciones. Nadie tiene más potestad por una tierra por el hecho de haber nacido en ella, sobre quienes la trabajan o la hacen prosperar, y, por ende, no puede haber ciudadanos de primera o segunda categoría, o sin categoría. Un país que establezca estas diferenciaciones no puede llamarse democrático.

Seguir leyendo »

Catalunya: el juego de los espejos

En el caso catalán desde hace años se libra una batalla enconada en la que las trampas y la forma sucia de actuar, a modo de la serie televisiva de Juego de Tronos, han sido los elementos determinantes del conflicto.

Vayamos por partes: Con Catalunya, el Gobierno central ha emprendido un delirante juego de espejos, en el que el papel de lo político y lo judicial va cambiando, adoptando formas más o menos distorsionadas, incluso grotescas, según el momento y el interés de cada cual. Por su parte, el sector independentista también ha situado sus piezas sobre el tablero y se ha movido en la parte del circuito que le ha interesado sin aceptar ni las reglas ni la responsabilidad de quien está al frente de la totalidad de un pueblo, le hayan votado o no. Ellos mismos, el Govern y el Parlament han llevado la teoría de la mayoría parlamentaria, que no la de votos, al extremo y se han olvidado, como el nuevo President, de la mitad de sus conciudadanos. Los partidos que se han dado en llamar constitucionalistas tampoco han hecho un gran esfuerzo, si dejamos al margen su apoyo al Gobierno de la Nación en la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Los resultados son ya conocidos.

Seguir leyendo »

Vergüenza

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, integrada por los magistrados José Francisco Cobo Sáenz, Ricardo Javier González González y Raquel Fernandino Nosti, ha llegado a la conclusión –y así ha sentenciado– de que lo que cinco energúmenos ejercieron sobre una cría acorralada, a la que penetraron repetidamente y obligaron a realizarles felaciones se califica como preeminencia, no como violencia o intimidación real.

Si bien los jueces dejan claro que no hubo sexo consentido y que la víctima aparece agazapada y gritando, ello no implica para sus señorías que existiera agresión sexual sino meros abusos sexuales. Al no existir golpes o desgarros, tal violencia no existe. Finito: no hubo violación. Eso sí, ellos disfrutaron y adoptaron una actitud jactanciosa y así se pudo ver en las grabaciones. El que la chica quedara inane ante la enormidad de lo que le estaba pasando abunda en tal percepción. Pero vamos al meollo de la cuestión: ¿Se defendió acaso? ¿Luchó por su honra? ¿Resultó muerta o al menos gravemente herida?

Seguir leyendo »

La culpa es siempre de los otros

El caso de Cristina Cifuentes y su difuminado máster es un paradigma de todo lo que no se debe ser en política. Tras una larga serie de medias verdades, falsedades aparentes, confusión sobre lo que es y lo que no, la presidenta de la Comunidad de Madrid hace público que renuncia a su presunto máster y que la culpa es de ellos, de la Universidad Rey Juan Carlos.

Mantiene Cifuentes el gesto del agravio con una frescura envidiable reclamando que sean los otros los que justifiquen la anomalía. La técnica de despejar balones fuera y esparcir la suciedad propia es la preferida por los miembros del Partido Popular. Técnica que asumen con el estoicismo propio de quien no tiene más remedio que remar a favor de la corriente marcada por quien ejerce el mando. El presidente Rajoy.

Seguir leyendo »