eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Baltasar Garzón

Juez, abogado, director del despacho jurídico ILOCAD SL., con sede en Madrid (España). Presidente de la Fundación Internacional Baltasar Garzón, pro Derechos Humanos y jurisdicción universal, con sede en Madrid, con programas en desarrollo en España, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, México. Coordinador de la Veeduría Internacional de la reforma de la función judicial en Ecuador (pro bono). Asesor de la fiscalía de la Corte Penal Internacional. Miembro del Comité de prevención de la tortura del consejo de Europa en 2011-2012. Asesor de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA en Colombia (2011-2012). Asesor de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes de Argentina. Presidente y director ejecutivo del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de la UNESCO de Argentina.

Autor de 7 libros y múltiples artículos y ensayos. Coopera con el departamento de Derechos Humanos de la Universidad de Washington de Seattle (EE. UU.). Doctor Honoris Causa por más de 25 universidades de todo el mundo. Miembro de diferentes organizaciones humanitarias y centros de Derechos Humanos y de mediación en conflictos, dentro y fuera de España.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 850

Gritos

Si hay algo urgente en este preciso momento y en esta campaña electoral, es acabar con la crispación. El tono de las intervenciones de la derecha está llegando a un nivel que sobrepasa la línea roja del respeto transformándola en intolerancia. La falta de moderación tiene nefastos efectos sobre la sociedad afectando a la convivencia ciudadana y hastiándola cuando más tendría que estar en calma y sosegada. Estos ruidos, que llegan a ser ensordecedores, sirven para ocultar la falta de contenido de muchos programas o para propagar las disparatadas propuestas desarrolladas por otras formaciones. También son de utilidad para ningunear a partidos más pequeños.

La vocación de Actúa ha sido desde su fundación colaborar en serenar esas voces y conducirlas al debate tranquilo y productivo. Ocurre que para ello tiene que haber voluntad y visibilidad. Y no parece que esas formaciones como el Partido Popular, Ciudadanos, Vox e incluso otros a la izquierda, tengan demasiado interés en moderar su discurso. Ni que a los partidos que no forman el quinteto de salida, como Actúa se les brinde esa posibilidad de incidir en el electorado a través de los medios.  

Seguir leyendo »

Assange o la impunidad

La amenaza que veíamos venir desde hace tempo se ha hecho realidad. Reino Unido, tras violentar durante estos años todas las normas del derecho internacional, ha cumplido su función de brazo ejecutor después de que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, supeditado a los intereses de los EEUU de Donald Trump, haya retirado el asilo político a Julian Assange. En unas imágenes que deberían ruborizar a cualquier demócrata, el Gobierno de Ecuador ha abierto la puerta de su embajada para permitir que la policía británica sacara de forma violenta al fundador de WikiLeaks.

Es muy grave lo ocurrido, y plantea un futuro incierto a Julian Assange quien después de casi ocho años de reclusión inhumana en el recinto de la embajada ecuatoriana, se encuentra ahora a expensas de lo que la Corte de magistrados de Westminster determine, una vez se ponga en marcha la extradición al país norteamericano. De inicio, el periodista buscó refugio ante la orden de aprehensión de Suecia por denuncia de violación, una causa que ya fue archivada en mayo del pasado año. Ahora enfrenta la condena por haber incumplido las medidas cautelares de su libertad, cuestión que siempre hemos aceptado y nunca hemos eludido responder tanto en Suecia como en Gran Bretaña, pero denunciando, a la vez, la instrumentación que de estos países hacía EEUU. Al final se ha desvelado la trama. Incluso desde diciembre de 2017 existía una orden de detención de la justicia estadounidense en Londres, a pesar de que tanto los británicos como el gobierno del presidente Moreno, específicamente el canciller Valencia, lo negaron.

Seguir leyendo »

La ira

Cuando algo nos duele damos rienda suelta a nuestro mal carácter. Eso es la ira que, si aparece con demasiada frecuencia, procede de lo que sentimos cuando nuestros objetivos se frustran. Hay una ira que proviene de la incapacidad de autocontrol. Es especialmente peligrosa porque sus consecuencias suelen ser devastadoras para quien la recibe y para quien la ejerce. Las emociones desbordadas y sueltas a su aire resultan lesivas. Esa es la ira insana, que no procede de la indignación ante el descalabro de la virtud, sino de la obsesión por el propio lucro.

A algunos políticos les pasa eso con cierta frecuencia. Son aquellos a los que duele no detentar el poder y se reconcomen cuando ven que conseguirlo es difícil o se aleja. En tal situación pueden arremeter contra otros colegas próximos en ideología o, en sus arranques de enfado máximo, establecer tal tensión entre sus allegados, que estos acabarán desbarrando en sus afirmaciones por temor a incurrir en el furor de su líder si no están a su altura.

Seguir leyendo »

Fake news

Cada día que pasa los anglicismos nos invaden más. Las nuevas tecnologías mandan y siempre en inglés. Este es el caso de las llamadas fake news. Como suele ser habitual en España, desde el comienzo presumimos de saber qué significa, pero en realidad se trata de algo más complejo que una simple noticia falsa. La expresión alude tanto a una noticia completamente inventada, como aquellos otros supuestos, que constituyen la mayoría, en los que se mezclan datos ciertos con otros que no lo son, o bien se contiene información inexacta. Incluso puede ser real pero presentada de forma tendenciosa o con insinuaciones, con la clara intención de conducir al receptor a sacar conclusiones erradas o a formarse una idea totalmente diferente de la verdad , y de esa forma incorporarlo al acervo de los adeptos de quien generó la falsa noticia.

Lejos de ser una broma de mal gusto, aunque algunas pocas lo son, generalmente estas fake news se difunden en las redes sociales con finalidades bastante concretas, unas veces escandalosamente crematísticas o de extorsión, otras de desprestigio personal, profesional o empresarial; para cumplir complejos planes políticos que defenestren a oponentes de otro signo ideológico, o para captar incautos, crédulos o personas acríticas auténticas esponjas para esas estrategias. Para complicar aún más las cosas, suelen existir también acusaciones cruzadas del uso de las fake news, en especial provenientes de algunos políticos, para descalificar aquellas noticias que no les favorecen o directamente les perjudican, siendo probablemente Donald Trump el máximo exponente de esto último.

Seguir leyendo »

La llamada de los jóvenes para salvar la tierra

A cada instante que pasa, se hace más perentoria la defensa de la Madre Naturaleza. Ha pasado el tiempo de los discursos. Estamos hartos de esos acuerdos de conveniencia, en los que priman, una y otra vez, los intereses económicos, corporativos o geopolíticos que tanto daño han producido y producen a la humanidad. ¿Cómo es posible que los más jóvenes, que son los herederos de la tierra, lo vean y quienes dejamos una herencia de destrucción y miseria y que hemos sufrido los embates de la barbarie no somos capaces de reaccionar de una vez en defensa de la naturaleza que está pidiendo ayuda?

Los jóvenes, aquellos a quienes se descalifica desde la atalaya de la apatía, de la madurez y la senectud, desde la “sabiduría” de quienes ostentan los puestos de gobierno o los consejos de administración de las corporaciones, nos sacan los colores y los que nos golpean en la cara con una verdad no ya inconveniente de la que hablara hace más de una década Al Gore, sino con toda la contundencia de la verdad por completo clara y hasta diría que groseramente evidente. “Ustedes, responsables políticos, diplomáticos, representantes de los gobiernos y foros internacionales dejen de mirarse el ombligo y de analizar el sexo de los ángeles y salven al planeta que se desangra por ríos de contaminación, nubes tóxicas, explotación de recursos naturales, deforestación, energías sucias... Dejen ya de asesinar a la Madre Tierra”.

Seguir leyendo »

La vara de medir de su señoría

La exhumación del dictador Francisco Franco se está demorando en exceso y eso lleva a que sus familiares, afines y devotos seguidores vayan ideando nuevos obstáculos y trabas a fin de intentar evitar que se lleve a cabo. Lo que indica una mala voluntad evidente que se traduce en una pérdida de tiempo – muy escaso por otra parte- ocupado en trámites burocráticos que finalmente soslayan los derechos, la dignidad de las víctimas y la ley de la Memoria Histórica.

En este país se han hecho grandes y sonadas afirmaciones sobre la calidad de nuestra democracia, en igualdad y equiparación con otras naciones desarrolladas, pero no es verdad. España sigue llevando atada al cuello la carga de una dictadura que no se acaba de marchar. Sucede porque existe todavía un poso de individuos que se resiste a avanzar y continúa trabajando en la propagación de un pasado que pone los pelos de punta y que escenifica verdaderas aspiraciones fascistas disfrazadas de grandes mitos patriarcales, guerreros y nacionales tan huecos como falsos. A tal punto que partidos que podríamos haber considerado de la derecha europea hace unos años, como es el caso del PP, ha sacado a flote a la primera oportunidad el tarro de las esencias más rancias y ahí tenemos a Pablo Casado que quiere seguir dejando la historia en las cunetas. Tanto es así que va del bracete con alegría de la ultraderecha de VOX, con el acompañamiento y anuencia, cada vez menos disfrazados, de Ciudadanos, dándoles la llave de la comisión que lleva estos temas en Andalucía para que “ponga orden” en esta materia. Nada mejor que introducir al zorro en el gallinero para acabar con las gallinas. Y si la suerte les sonríe pasará del experimento del sur al campo de pruebas del territorio nacional, que es lo que ambos pretenden.

Seguir leyendo »

Impudicia

El bloqueo de los presupuestos y el consiguiente anuncio de adelanto electoral ha llenado de desolación a los españoles de bien que son la mayoría y que muchas veces no se manifiestan ni despliegan alharacas ni protagonismos. Hablo de la generalidad de conciudadanos preocupados por las pensiones; por el puesto de trabajo; por llegar a fin de mes; por dar de comer a sus hijos y proporcionarles estudios; de las mujeres que tienen que pelear para demostrar su valía a estas alturas de la película, siempre con el hándicap de que, por razones de género, se encuentran en situación inferior.

Hablo de la violencia contra ellas; de la falta de educación en valores; de los dependientes y discapacitados que buscan desesperadamente visibilidad; de la necesidad de impulsar la sanidad; la cultura y la ciencia. Pienso en todos aquellos puntos de la geografía que necesitan infraestructuras con urgencia tras un bloqueo de años; de las injusticias del día a día por razón de origen o procedencia. Pienso en la Justicia Universal que queda de nuevo aparcada acabando con las esperanzas de victimas de todo el mundo que no saben ahora hacia donde mirar. O en la desesperanza, otra vez de quienes buscan a sus familiares desaparecidos en una guerra cada vez más antigua y más impune.

Seguir leyendo »

Casado y la manipulación del lenguaje

El desconocimiento del lenguaje y su mala utilización lleva a conflictos surrealistas y situaciones graves. Eso es lo que parece le ocurrió al líder del PP, Pablo Casado, que se ha sentido inflamado ante la mención de que un relator podría estar presente en aquellas reuniones que pudieran servir para calmar las agitadas aguas catalanas. Fuera de la situación en que se encuentren o no tales conversaciones, se hayan interrumpido o prosigan, lo más llamativo para mí estos días, fue la virulenta reacción de este político. A tal punto le ha irritado el término relator, que de inmediato convocó lo que espera sea una gran manifestación en Madrid junto a sus amigos de Ciudadanos y del ultraderechista VOX, y está dispuesto incluso a abonar el transporte a todo aquel que desee acudir, en una decisión que evoca tiempos antiguos.

La perturbación de ánimo sufrida por Casado solo se puede interpretar como un estado próximo a la ignorancia en cuanto a lo que el concepto significa.

Seguir leyendo »

La manoseada independencia judicial

La actuación de unos y otros ante el inminente inicio de la causa en el Tribunal Supremo del denominado procés catalán, está logrando aflorar lo peor de la política y los más bajos argumentos en pro o en contra. En medio de los vapuleos de estos y aquellos, y de otros espontáneos actores no menos secundarios, la independencia de la Justicia se está viendo agraviada, vilipendiada y manoseada hasta la saciedad, en uno de los más sucios combates dialécticos de los últimos tiempos.

Los polvos que trajeron estos lodos se originaron en el momento en que el Gobierno de Mariano Rajoy dejó de lado su obligación de hacer política y comenzó a remitir al Tribunal Constitucional todas aquellas decisiones relacionadas con iniciativas del Govern catalán que muy probablemente no hubiera sido necesario que llegaran a tal instancia en su mayor parte; y después en las de la Justicia, de la mano de la Fiscalía General en aquel ya lejano septiembre de 2017. La falta de negociación, la obstinación y la realidad paralela del sector secesionista condujo al desafío. El Gobierno del PP, ocupado en tapar los agujeros que la corrupción evidenciaba en su línea de flotación, delegó en esta última la solución ¿final? al problema. Lo cierto es que con esta decisión lo enconó aún más y desvió la atención de sus graves irregularidades económicas, como en su día hiciera Jordi Pujol.

Seguir leyendo »

Una preocupante apuesta de futuro

Las idas y venidas a que ha sometido VOX en sus requerimientos para apoyar la investidura del candidato del PP a la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno y propiciar así el gobierno de coalición entre este partido y el de Ciudadanos, han sido de todo menos claras y transparentes. Por tanto, prima facie, podría decirse que huele a trampa.

Según el medio de comunicación que se elija, el pacto es de una naturaleza u otra. Para unos, el PP ha logrado un gran triunfo –domeñando a la feroz ultraderecha- para otros, VOX no era tan fiero como lo pintaban, de modo que mucho y vacío ruido y al final sometimiento a la línea aznariana que preside a la derecha actual. Para mí que en el gran teatro que han organizado estas tres formaciones políticas cada una ha desempeñado un papel que, previamente, ya se habían repartido: el extremista VOX, que cede por el bien de todos; el conciliador PP que se autoproclama por boca de ganso de su presidente Pablo Casado un partido de centro con el primero a la derecha y el tercero a la izquierda en lo que, además de ser un insulto a la inteligencia política, es una memez de proporciones estratosféricas, pero eficaz;  y con Ciudadanos como cooperador necesario que pasa del estado de rechazo al de convidado de piedra previa aceptación de puestos institucionales e insistiendo que esto no va con ellos porque su acuerdo es con el PP. Y la ciudadanía atónita y perpleja ante tanta manipulación lingüística y tomadura de pelo, cuando los intereses que están en juego son los suyos y no los de estos esperpénticos políticos que escenifican lo que no quieren y entre tramoyas acuerdan lo que buscan.

Seguir leyendo »