eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Francesc Miró

Periodista formado en el País Valencià. Redactor de Cultura en eldiario.es, editor en caninomag.es y colaborador en cinefagos.es. Un poco de todo en la flora y la fauna de la cultura pop.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1909

De pirañas a ranas: ocho películas sobre terror acuático en las que no encontrarás tiburones

La tendencia a la hipérbole del blockbuster actual produce discursos sorprendentes. Allá donde hace seis años nos parecía increíble que coincidiesen en pantalla cinco superhéroes en Los Vengadores de Joss Whedon, hoy nos parece de lo más lógico que haya 25 en Infinity War. También que la Estrella de la Muerte parezca una pelota de ping-pong al lado de la Base Starkiller de los villanos de El despertar de la fuerza, que lo que era un parque jurásico con discutibles sistemas de seguridad ahora se haya convertido en una plaga de alcance mundial en Jurassic World: El reino caído.

Pero entre tanto estimulante visual puede que se nos haya pasado un fenómeno igualmente interesante, calco de la caligrafía que hace más grande e impresionante lo que ocurre en pantalla, pero con un discurso distinto. Hablamos de la artimaña de disfrazar de sentidos homenajes lo que no dejan de ser versiones hartas de anabolizantes de blockbusters clásicos. Es lo que hizo El rascacielos con La jungla de cristal de John McTiernan, y lo que ha acaba de hacer Megalodón con el Tiburón de Spielberg, como bien señalaba el periodista Alberto Corona en este brillante artículo.

Seguir leyendo »

'The Toys That Made Us', historia del juguete que nos hizo como somos

Cualquier juguete transmite valores, sean estos más evidentes o menos. Muchas veces, de hecho, son valores tóxicos asociados a clichés sexistas. Hace unos días, sin ir más lejos,  saltaba la liebre en redes sociales debido a una malograda campaña de marketing de Carrefour en Argentina cuyos eslóganes rezaban "Con ‘c’ de Campeón" y "Con ‘c’ de Cocinera" para vender coches teledirigidos para ellos y cocinitas de plástico para ellas. Y no es la primera vez que esta empresa mete la pata, asentando el machismo desde la infancia.

Los casos se cuentan por montones y no parece que avancen en términos de representatividad ni igualdad. Hace unos años,  el catálogo de Imaginarium era una colección de manidos arquetipos de poder traducidos al terreno de 'jugar a las profesiones', de forma que los niños fuesen médicos y chefs, las niñas camareras y enfermeras. Poco después fue LIDL la que hizo  alarde de su dudoso gusto en su catálogo. Y el año pasado, el de Hipercor vendía para coches y superhéroes para los chicos y reservaba para ellas bebés y costura.

Seguir leyendo »

'Heavies tiernos', amistad a ritmo de Metallica en la Barcelona preolímpica

Llega a Filmin la serie creada por el dibujante Juanjo Sáez, una ficción que rememora su adolescencia en la Barcelona de 1991

Seguir leyendo »

'Heridas abiertas', viaje al dolor emocional en forma de thriller

Seguir leyendo »

'Archer: Danger Island', la comedia más descerebrada vuelve a reinventarse

Con series como Archer, el espectador avezado ha vivido casi de todo. Empezó siendo una parodia del cine de espías que seguía las andanzas del ISIS (Servicio Secreto de Inteligencia Internacional en sus siglas en inglés), una agencia de espionaje de poca monta con un agente estrella: Sterling Archer. Un tipo alcohólico, desastre, emocionalmente inestable pero absolutamente eficaz en su trabajo. Reflejo autoconsciente e irónico de lo que sería James Bond si fuese un personaje algo más realista, y con más sentido del humor.

Sin embargo, con el tiempo la serie creada por Adam Reed –autor entre otras de Frisky Dingo y Laboratorio Submarino 2021– se convirtió en otra cosa totalmente distinta. Archer evolucionó hasta ser un contenedor de comicidad en el que cabía cualquier tipo de artificio ocurrente y burlesco, por bestia que fuese. Así fue como, en sus aventuras, los héroes de esta agencia iban al espacio, se metían en el cuerpo humano, tenían hijos entre ellos, se las veían con ciborgs asesinos e incluso traficaban con droga en una especie de road movie llamada Miami Vice. Hasta que llegó el final de la séptima temporada que dejó a Sterling Archer en coma y que reinventaría la serie por completo.

Seguir leyendo »

‘Insomni’, un artefacte literari per combatre les nits de vigília

Deia Estellés que les hores de dormir i descansar, les que duen aparellada la quietud i el silenci, no eren les millors per a escriure coses amables. I no pareix haver estat mai sol en aquest pensament. És molt probable que els hàbits d’escriptura marquen l’entonació d’una veu literària.

Al cap i a la fi, no eren amables molts dels versos de Sylvia Plath, que tenia per costum escriure entre les quatre i les cinc del matí. Tampoc els de Balzac, que sempre escrivia a partir de la una de la matinada i si ho podia fer en la foscor, millor. O els textos de Nabokov i de Kafka, que aprofitaven les hores de vigília per deixar-se endur pels seus pensaments. Per intentar atrapar-los i traduir-los sobre el paper, sense por a les conseqüències.

Seguir leyendo »

El mejor inspector Maigret no era otro que Mr. Bean

Seguir leyendo »

'Happy End', la Europa del 1% según Michael Haneke

Siempre resulta estimulante analizar qué películas gustan y cuáles no según el momento en el que se estrenan. Happy End, la última película de Michael Haneke, se pudo ver en el Festival de Cannes del año pasado. La misma edición cuya crítica aplaudió casi unánimemente el desolador discurso de Sin Amor de Andrey Zvyagintsev. La misma cuya Palma de Oro se llevó The Square de Ruben Östlund. Ambas películas con más de una concomitancia con la que nos ocupa.

La rusa trataba la progresiva pérdida de la emoción en un sistema capitalista sin una sola concesión amable ni al espectador ni a sus personajes. La sueca se rodeaba de una aureola arty cargada de humor negro para criticar lo mismo en clave más europeísta. Y la de Haneke hacía suya dicha crítica llevándola al terreno de los códigos de su cine, acudiendo incluso a la autorreferencia y al juego de espejos con sus anteriores films.

Seguir leyendo »

'Alien', 'Matrix', 'Terminator': tus películas de ciencia ficción favoritas son conservadoras

Si miramos las películas más taquilleras de los últimos años, es fácil entender por qué hablamos del  auge del superheroico como el más exitoso y popularmente aceptado género cinematográfico. Al calor de los números, las tres películas de Vengadores se cuentan entre las diez más taquilleras de la historia. Y si seguimos rascando podremos descubrir que entre los títulos que más han recaudado también se encuentran Black Panther, Iron Man 3 o Capitán América: Civil War.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que el cine de ciencia ficción ocupaba ese hueco reservado a la auténtica fascinación. El espacio que ocupa la sorpresa, elemento esencial del séptimo arte, se recompensaba con la asistencia masiva a las salas de un público que no hacía más que ver un reflejo de algo posible y por ello perturbador, ya fuere hoy, mañana o pasado. De hecho, si hacemos el ejercicio de ajustar la inflación en el precio de la entrada nos nos costará comprobar que La guerra de las galaxias, E.T. el extraterrestre, Avatar o Jurassic Park siguen siendo algunas de las películas más vistas de la historia, como bien reflejan los datos de Box Office Mojo.

Seguir leyendo »

Un viaje por la crisis de Europa en seis películas del Atlántida Film Fest

Desde que iniciase su andadura como el primer festival de cine online de nuestro país, el  Atlántida Film Fest ha crecido y evolucionado en múltiples sentidos. Ha sacado lustro a la ventana de distribución de Internet, otorgando el prestigio que se le conceden a otros eventos culturales con sede física en nuestro país. Pero por ello, no ha renunciado a poder exhibir su iniciativa de forma desdigitalizada: es la tercera vez que la organización proyecta su programación durante una semana en Palma en un marco cultural que este año se celebra del 25 de junio al 1 de julio.

Desde hace dos años, además, el festival organizado por el portal de VOD  Filmin tiene como eje temático de su programación un concepto tan sencillo como amplio: Europa. De esa forma, todas las películas de su selección se pueden estructurar en torno a un discurso tan amplio en voces como en miradas sobre la realidad del viejo continente hoy.

Seguir leyendo »