eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Francesc Miró

Periodista formado en el País Valencià. Redactor de Cultura en eldiario.es, editor en caninomag.es y colaborador en cinefagos.es. Un poco de todo en la flora y la fauna de la cultura pop.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1981

Jeanne Tripier, la artista que escapó del manicomio a través de su obra

Un día de principios de 1924, André Breton decidió fundar su propio movimiento artístico, cansado del dadaísmo al que consideraba responsable de haber traicionado sus objetivos fundamentales, es decir "la destrucción de los sistemas y las costumbres de la sociedad capitalista", tal como definiría el divulgador artístico Will Gompertz en su libro ¿Qué estás mirando?. Y así, como suelen pasar las cosas, el poeta parisino cambiaría la historia del arte tras publicar Primer manifiesto del surrealismo.

Aquel movimiento pretendía recuperar el arte como herramienta de crítica y devaluación de los valores sociales de la burguesía europea del momento. Breton quería utilizar elementos del psicoanálisis de Freud para sacar a relucir un arte de raíz incosciente, que pusiese de relieve las vergüenzas de la clase dominante. Y, de paso, renovar el concepto de arte y de artista. Pero igual que él alistó sin su permiso a Duchamp y a Picasso para su movimiento surrealista, otros lo hicieron con él.

Seguir leyendo »

'Petra', una tragedia griega para enfrentar a dos generaciones incompatibles

Si Edipo mataba a su padre y se casaba con su madre, Antígona -su hija- se vería enfrentándose a la muerte siendo enterrada viva. Y si sobrevivía, ya se matarían entre ellos los otros dos hijos del rey de Tebas: Polinices y Eteocles. De la misma forma, si Clitemnestra asesinaba su marido Agamenón, sus hijos Orestes y Electra la matarían a ella. La tragedia griega es, cómo mínimo, abundante en historias tormentosas entre padres y madres que se llevan regular con sus hijos e hijas.

Así debió comprenderlo Jaime Rosales, ya que estas historias fueron su principal inspiración a la hora de escribir Petra, su última película. Un film que se inspira en muchas tragedias clásicas para crear un relato que no es la adaptación de ninguna, pero ofrece una aproximación moderna a todas.

Seguir leyendo »

"Que no haga canciones que hablen de revolución no significa que no tenga ideología"

Aunque puede haber caído en desuso, la expresión 'quemar las naves' sigue sugiriendo la misma desesperación. Crea, en quien la pronuncia, una sensación de urgencia y desasosiego. De hecho, el significado de la expresión no ha cambiado apenas en 2.000 años: la decimos cuando nos lanzamos hacia una meta sin más, como última opción, sin posibilidad de retroceder, ni de lamentarnos si fracasamos. 

Hay quien dice que la expresión la pronunció por primera vez Hernán Cortés, pero también quien asegura que su origen es anterior: se remonta al siglo III antes de Cristo cuando, al parecer, Alejandro Magno quemó las naves de sus propias tropas al verse superado por su enemigo en la costa Fenicia. Fue su particular forma de motivar a sus soldado: sólo podrían volver a sus hogares si lo hacían montados en los barcos del enemigo.

Seguir leyendo »

'La sombra de la ley', homenaje 'made in Spain' al cine de gánsteres clásico

En 1921, España vivía un situación caótica pero esperanzadora. La Guerra del Rif sangraba los recursos del Gobierno de García Prieto bajo el mandato de Alfonso XIII. El desastre de Annual, una espantosa derrota militar que terminaría por socavar los cimientos de la monarquía liberal y allanar el terreno a lo que terminaría siendo el golpe de Estado de Primo de Rivera, se tapaba con cortinas de humo por una cúpula militar anclada en el pasado.

Mientras, Barcelona se abría al mundo. Llegaba la luz eléctrica, la modernidad, la lucha sindical y las huelgas. Las calles olían a revolución, a un cambio que estaba por venir y que podía significar un impulso gigantesco en derechos y libertades para la clase obrera. O eso creían fervientemente anarquistas y sindicalistas que unieron sus fuerzas para poner en jaque a una clase aristocrática que les explotaba sin miramientos.

Seguir leyendo »

"En este país, periodistas y políticos han confundido los papeles"

Cuarenta años dedicado a la misma profesión dan para mucho. Cuando Juan Tortosa empezó a trabajar, tras haberse licenciado en la primera promoción de Periodismo de la UAB, seguía vigente el delito de escándalo público según el cuál era fácil verse entre rejas si publicabas un artículo considerado inmoral para la justicia heredera del franquismo. Bastaba con una foto de un pecho - como las que hoy cesura Facebook-, o un comentario malsonante para verse declarando en un juzgado. Incluso existía un Registro Oficial de Periodistas en el que era indispensable figurar para ejercer.

Inició su carrera en el grupo Zeta, y desde entonces ha trabajado desde en publicaciones eróticas hasta en suplementos sobre ecología . En los ochenta trabajó en Antena 3 Radio y en Informe Semanal. A las puertas del nuevo milenio creó la corresponsalía andaluza de CNN+ y la de Cuatro. Dice que nunca buscó vivir los acontecimientos que relata, pero su carrera le ha llevado a ser testigo desde una redacción del 23-F, el 11-S, el 11-M, la entrada de España en la OTAN, las primeras elecciones europeas, los gobiernos desde Suárez hasta Rajoy, el nacimiento de la televisión privada y la llegada de Internet.

Seguir leyendo »

"El discurso homófobo o machista se combate con argumentos, no con prohibiciones"

Que Mongolia es mucho más que una revista satírica -sin mensaje alguno, dirían ellos-, es algo sabido. Es una piedra en el zapato tanto de la realidad política española como de la prensa que la retrata, y su activismo no termina en las páginas del ejemplar mensual. También se puede rastrear en las redes sociales, y sobre las tablas del teatro.

Con su primer espectáculo, Mongolia, el Musical  consiguieron mantenerse en cartel durante dos temporadas conquistando a más de 10.000 personas. Poco después, la necesaria actualización del show bautizada como Mongolia, el musical 2.0  alcanzó los 50.000 espectadores. Pero nada dura eternamente y menos si tu espectáculo de variedades está atado a la realidad política. Tras la moción de censura y el cambio de gobierno, llega Mongolia Sobre Hielo, un show en el que la diana sobre la que apuntar ya no es la misma, y el cambio de registro se hace patente. 

Seguir leyendo »

'Ronja, la hija del bandolero', una serie para recuperar el espíritu de Marco y Heidi

Llega a España la serie dirigida por Goro Miyazaki, hijo del célebre animador: una delicia para los más pequeños

Seguir leyendo »

'Cold War', oda al pesimismo para amantes tormentosos

Con su anterior film, Ida, Pawel Pawlikowski supo ganarse un sitio en el cine europeo contemporáneo sin pedir permiso. Su carrera ya contaba con unos cuantos largometrajes y unos inicios en el documental televisivo británico de la mano de la BBC, pero era prácticamente desconocida para el gran público. Sin embargo después del estreno de aquella película su nombre pasó a ser uno de los que convenía conocer si se quería estar al día del panorama cinéfilo.

Tanto fue así que, después de recorrerse el circuito de festivales y hacinar una cantidad indecible de premios en su póster promocional, Ida terminó haciendo historia con  el Oscar a Mejor película de habla no inglesa en 2015.

Seguir leyendo »

¿Por qué Bojack Horseman sigue siendo una de las mejores series de Netflix?

La plataforma estrena la quinta temporada de la serie, que no muestra un ápice de agotamiento en su pericia por narrar la historia de un caballo antropomorfo y depresivo

Seguir leyendo »

'Mary y la flor de la bruja', cómo captar la magia de Ghibli y no morir en el intento

Cada vez que Hayao Miyazaki aseguraba que se retiraba, al amante de la animación se le encogía el corazón. Pasaba el tiempo y parecía haber llegado el ocaso de Studio Ghibli. Era fácil pensar que la factoría que nos trajo La tumba de las luciérnagas, Mi vecino Totoro, o El viaje de Chihiro podía pasar a la historia en cualquier momento. Podía formar parte del pasado y no regalar jamás nuevas obras maestras al formato animado.

Cuando falleció el cofundador del estudio a los a los 82 años, Isao Takahata, Miyazaki ya contaba con 77 y achacaba graves problemas de vista y salud. El legado de ambos parecía dedicar sus esfuerzos a gestionar el museo que lleva el nombre de la compañía, y a contribuir en la producción de obras de talentos de otras latitudes como la excelente La tortuga roja del holandés Michael Dudok de Wit.

Seguir leyendo »