eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Laura L. Ruiz

Periodista, vegana y mujer. Implicada tanto personal como profesionalmente en la defensa de los Derechos Humanos, Animales y en la Igualdad de todas y todos. A medio camino entre Madrid y Galicia. Mi blog personal es 'Una realidad (in)visible'

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 353

Disparar a animales criados en granjas: el negocio de la caza en España

La excusa de la sobrepoblación de conejos o jabalíes es un reclamo muy usado en el mundo de la caza. Incluso en tiempos de pandemia, en el que las presiones han sido muy grandes para que la actividad cinegética sea una de las primeras en ser permitidas. Deporte, equilibrio ecológico y tradición son los pilares donde se basa el argumentario de los cazadores, pero no hablan de su negocio. Con precios como 3.500 euros por matar un ciervo, más de 2.000 euros por matar a un gamo o hasta 1.500 euros por matar a una cabra montesa, está claro que tener un coto de caza supone un gran beneficio. Más aún si se aseguran de que nunca falten "piezas", recurriendo a la cría en cautividad de estos animales salvajes y a que sean fáciles de cazar. "Se trata de animales que se acercan a las poblaciones en busca de alimento, sin miedo a las personas y sin miedo a los vehículos", señalan desde la Plataforma NAC (No a la Caza). El pasado martes, su campaña ‘La verdad de la caza’ fue Trending Topic en redes y ha sido apoyada por más de 200 entidades.

Desde esta plataforma señalan que maximizar los beneficios se ha logrado, primero, tras acabar con los depredadores naturales de las ansiadas piezas -como zorros, aves rapaces o linces-, para después saturar el campo con animales que son codiciados como trofeos, sean o no propios de la zona. Por eso, no solo los cotos con negocios rentables, también lo son las granjas cinegéticas, que crían estos animales y los preparan para ser disparados. "En las últimas semanas, dentro de esta campaña de apoyo a que la caza sea una actividad permitida durante el estado de alarma, los cazadores difundieron imágenes de animales, como jabalíes, en la periferia de núcleos urbanos, fomentando esa falsa sensación de sobrepoblación y reforzando la idea de que es necesario un control del número de individuos por medio de las armas", comentan desde NAC.

Seguir leyendo »

Un proyecto artístico que reflexiona en torno a la caza y el patriarcado

Explotación animal y machismo. Aunque no resulte visible de manera automática, no sorprende la vinculación entre ambas cuestiones. Desde la concepción de que la carne roja es propia de hombres, mientras que una ensalada es propia de mujeres, hasta la anecdótica presencia de mujeres toreando o en torneos de tiro al pichón. Explicaba Carol J. Adams en su ya clásico The Sexual Politics of Meat que la actual masculinidad está construida en base a conceptos como la objetualización, control y violencia de los hombres frente a los otros. Otros, que son tanto mujeres como otros animales.

Esta relación se hace igualmente patente en la caza, una práctica -los federados la denominan deporte- que, además de quitar la vida a un animal, conlleva otras muchas actividades. Las cacerías no solo son escenarios donde se desarrolla una cultura de la violencia, también son entornos perfectos para hacer negocios, para hacer alarde de riqueza y para medir hombrías. Un ambiente en el que la fotógrafa Ruth Montiel Arias se ha sumergido para reflexionar sobre ese mundo tantas veces vetado a ojos ajenos.

Seguir leyendo »

Cocina vegana para la Formación Profesional española

Es sábado por la mañana y hay dos chefs aprendiendo recetas veganas en la cocina de una escuela. Estamos en uno de los centros de formación más importantes de la historia de la gastronomía en España: la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid. Aquí se formaron Juan Mari Arzak, Paco Roncero, Pedro Subijana o Mario Sandoval, entre otros muchos nombres que hoy resuenan en el firmamento de las estrellas Michelin o los premios internacionales. Las bases de la cocina que más triunfa y que más reseñas logra se abren a nuevos conocimientos: ahora hay 130 escuelas que incluyen nitrógeno líquido, puchero a fuego lento o recetas de sushi. Pero, ¿cuántas forman a los profesionales del futuro en la cocina vegana o vegetariana?

La respuesta es, formalmente, ninguna. Sí existen profesores que han intuido la necesidad de actualizar los programas formativos con las nuevas realidades, que pasan por los alérgenos, los sabores exóticos o la cocina 100% vegetal. Es el caso de Juan Julián Fernández, Jefe de Estudios de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid, uno de los chefs que está instruyéndose en recetas veganas. "Hay que estar en la actualidad y ver que hay personas que demandan una oferta gastronómica que nos obliga a actualizarnos. Hay que formar a los alumnos en alergias alimentarias, en otros sabores y, desde luego, en dietas distintas", comenta. No en vano, en esta importante cantera de cocineros, Fernández es uno de los impulsores de las demostraciones y catas de cocinas poco comunes en las aulas españolas, como la japonesa, la peruana o la de fusión.

Seguir leyendo »

Eating animals: muerte para hoy, hambre para mañana

¿Podría imaginar el fundador de Kentucky Fried Chicken que habría millones de personas comiendo su 'receta original' desde Corea hasta Ecuador? Desde luego, cuesta imaginar que cuando el coronel Harland Sanders empezó a servir pollo frito en su gasolinera de Corbin en plena Gran Depresión pudiera planificar que el consumo de este ave se dispararía a los números récord de ahora, según los cuales en 2016 cada estadounidense comió casi 42 kilos de pollo. Un consumo que está aumentando en la carne de muchos otros animales, como las vacas o los cerdos, y cuya cría tradicional sería totalmente insuficiente para cubrir la demanda actual. En ese punto es precisamente donde el documental Eating animals centra su discurso. Se trata de una película producida y narrada por la actriz y activista por los derechos animales Natalie Portman que se podrá ver el próximo 26 de octubre dentro de la Sección Oficial del Another Way Festival. Un festival sobre sostenibilidad e impacto climático que no olvida los derechos animales.

Eating animals está muy centrada en Estados unidos, que es donde más demanda existe de consumo de cuerpos de animales y donde se llevó a cabo la mayor transformación en las últimas décadas del siglo pasado. El ejemplo más claro: los pollos broiler. Se trata de una raza creada para producir carne lo más rápido posible. Si en 1950, un pollo tardaba 90 días en engordar lo suficiente para su comercialización, esta raza es llevada al matadero con 45. No solo eso, sino que en lugar de pesar casi 2 kilos, en la actualidad los pollos boiler pueden alcanzar más de 4 kilos siendo aún crías. De hecho, sus patas no aguantan y llegan a quedar inmovilizados antes de ser sacrificados. La productividad es otro de los argumentos de la industria para seguir esta práctica, ya que el 80% de los pollos de esta raza que se matan al año en Estados Unidos (unos 42.000 millones) pertenece solo a cuatro empresas (Aviagen, Cobb-Vantress, Hubbard Farms, Hybro). En España, se venden crías a 1,55 euros.

Seguir leyendo »

Por qué seguimos enganchados a la carne tras 2,5 millones de años de evolución

Después de revisar más de 500 informes y hablar con más de 70 expertos y científicos, la periodista polaco-canadiense Marta Zaraska decidió ponerse a escribir Enganchados a la carne. Se trata de un libro que reflexiona sobre por qué nos cuesta tanto a los humanos dejar de comer carne, pese a las múltiples razones de trato ético con los animales, en favor del medio ambiente e incluso por nuestra propia salud. Empezando por su madre: después de saber que el consumo de carnes rojas aumentaba un 50% las posibilidades de tener enfermedades cardíacas y un 20% la de padecer cáncer, dejó de comerlas. Pero solo durante quince días. "Me gusta la carne y la como. Fin de la historia", le aseguró. Lo mismo ocurre con la conciencia cada vez mayor de que la producción ganadera es una de las responsables del cambio climático, como indicó la FAO hace más de un década.

"¿Por qué ponemos tanto esfuerzo en crear un avión eléctrico en lugar de centrarnos en el consumo de carne como responsable del cambio climático?", se pregunta la autora. "Si a la gente le propusieras dejar de comer patatas para acabar con el cambio climático, seguro que sería más fácil", aseguró Zaraska en la presentación a los medios del libro en Madrid, donde además aseguró que "si todos nos hiciéramos veganos de un día para otro, tendría el mismo efecto para el planeta que si dejáramos de usar todos los transportes de golpe".

Seguir leyendo »

El caso Cooper: la pesadilla de cualquier protectora

Saber a ciencia cierta cuántas protectoras de animales hay en España es complicado. Aparecen muchas cada año, mientras que otras cierran o cambian de gestión. Unas tienen recintos como refugios y otras solo cuentan con casas de acogida. Algunas son muy grandes, incluso se encargan de gestionar perreras locales, y hay otras que son tan pequeñas que ni figuran en los registros como asociación. Lo que es seguro es que todas y cada una de ellas han sentido un escalofrío con el caso de Cooper.

“Nos han llegado mensajes de apoyo desde toda España”, comenta Carla Miranda, voluntaria de Defaniva y la casa de acogida que rescató a Cooper de la calle en un municipio vallisoletano. “Una adoptante nos llamó diciendo que había dos perras a las que apenas cuidaban y que una de ellas estaba preñada. Tuvo 12 cachorros y no teníamos 13 casas de acogida disponibles en ese momento. Así que les ayudamos, les mantuvimos a salvo hasta que salieron acogidas dentro y fuera de la protectora. El primero que salió de la calle fue Cooper, que me lo quedé yo en casa”.

Seguir leyendo »

¿Quién investiga en Canarias los delitos contra los animales?

“Antes, el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) casi nunca venía cuando se le llamaba. Y si venía, llegaban a un acuerdo con el dueño del perro maltratado. Compadreo, le llamamos aquí”. Así explica María Rivero, presidenta de la protectora Huella a Huella, la realidad a la que se enfrentan muchas asociaciones. Las protectoras venían a cubrir el trabajo que deberían hacer los ayuntamientos de recoger y buscar adopciones a los animales abandonados, pero estaban muy desanimadas cuando se trataba de denunciar malos tratos. Lo mismo ocurría en el plano medioambiental. Aunque organizaciones ecologistas, ciudadanos particulares, fundaciones -como la César Manrique- e incluso diputados canarios advertían de que la caza ilegal de la pardela se seguía produciendo pese a ser un ave altamente protegida, hasta 2015 no se realizó una gran operación policial que acabó con 19 detenidos en una de las islas del archipiélago de Chinijo (Espacio Natural Protegido al norte de Lanzarote).

Los detenidos son miembros de las clases privilegiadas lanzaroteñas, así como de otras islas: empresarios, propietarios de gasolineras y apartamentos turísticos, médicos e incluso un agente de la Policía Nacional. No generó sorpresa en el archipiélago, ya que en los años 90 el propio ex consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, Higinio Hernández, fue sorprendido cazando y asando las pardelas en un islote. Se trata de una tradición muy arraigada en las altas esferas por su supuesta 'calidad culinaria', y que muchos se niegan a dejar de realizar. Un ambiente complicado que en 1996 provocó que dimitieran los cuatro guardias forestales que vigilaban la zona, ante la imposibilidad de hacer su trabajo por la permisividad oficial que existe con el furtivismo.

Seguir leyendo »

Una pesadilla de verano: animales perdidos en los aeropuertos

Cuando viajamos con animales de familia (denominados domésticos) nos encontramos con mucha información referente a los requisitos que los viajeros deben cumplir (documentación, tipo de transporte, tarifas) pero muy poco de qué ocurrirá si hay un accidente y el animal huye o resulta herido. Por un lado está la responsabilidad de la compañía en el caso de fallecimiento de animal (como ya contamos en este blog) y por otro lado, qué ocurre cuando el animal escapa en zonas restringidas como los aeropuertos. Caso tras caso, el foco se sigue poniendo en la falta de protocolos y en las dificultades que los familiares o las protectoras tienen para buscar a estos perros o gatos dentro de los recintos. Esto es lo que en su momento denunciaron las familia de Sole, Doko o Itchi, y que ahora denuncia la familia de Piny, la perra a la que tardaron 10 días en encontrar tras escapar de los operarios de Iberia el pasado 25 de julio.

"La familia al completo, junto a mi marido que es argentino, decidimos venirnos a España a vivir y la compañía en la que confiamos para ello fue Iberia”, así comienza su relato Virgina, la sevillana que se lanzó a las redes sociales para pedir ayuda junto a su pareja, Gastón. Su pesadilla comenzó el pasado miércoles 25, cuando al desembarcar y preguntar dónde está su perra Piny le dicen que tardará, ya que se prioriza bajar primero las maletas y luego, los animales. “Algo completamente incomprensible, porque son seres vivos”, explica. De repente, tras una larga espera, ve correr a su perra tras unos cristales. “Salí corriendo, empujando el cochecito de mi hijo más la maleta de mano y un bolso enorme que llevaba, pero cuando llegué no podía salir porque era una puerta que solo se abría para la gente que entraba”. Tras minutos de carreras y gritos, algunos pasajeros le confirman que han visto pasar a una perra negra. Superando las barreras de seguridad y gracias a una trabajadora del aeropuerto, Virginia logra llegar hasta donde está Piny, pero la perra está tan aterrada que echa a correr, salta la barrera y se escapa por una carretera secundaria. Es la última vez que Virginia y su hijo de dos años ven a Piny.

Seguir leyendo »

Por el fin del uso de animales en las fiestas de Euskal Herria

Con la publicación de una serie de las 20 fotografías que pueden verse en este reportaje, el colectivo antiespecista Askekintza arranca una campaña para visibilizar la explotación animal en las celebraciones y festejos populares en Euskal Herria. Se trata de un trabajo de documentación de los últimos cuatros años que se plasmará por completo en un documental a estrenar el próximo 23 de marzo. En él se ven reflejadas un abanico de actividades con los animales como protagonistas en contra de su voluntad: encierros, corridas de toros, arrastres de piedra, el juego del pato o de la oca, tiro al pichón, etc. Todo ello documentado en más de 30 municipios repartidos en las siete provincias que conforman Eukal Herria (las tres de Euskadi, Navarra y las tres provincias vasco-francesas de Baja Navarra, Labort y Sola).

Seguir leyendo »

Una biblioteca antiespecista para cambiar el mundo

Que el movimiento animalista es una corriente muy joven en España y que necesita seguir afianzando sus pilares no es ningún secreto. Es más, esto ha ocurrido con muchos de los demás movimientos que hoy circulan de forma paralela a los derechos animales: feminismo, ecologismo, derechos humanos… El empuje emocional desde el corazón a veces gana al de la razón o al argumentario básico. De su evolución se ha aprendido que una base teórica sólida y una masa social formada son la clave, no solo para crecer, si no para ser más efectivos en la enorme tarea de cambiar el mundo. Por eso, una de las últimas iniciativas del movimiento se centra en ese rasgo: la educación y la formación sobre la relación con el resto de animales. “Nos parece una parte fundamental de la lucha por los derechos de los animales, y de cualquier otra lucha contra la opresión, la difusión de toda información que pueda ayudar a la causa, y una biblioteca antiespecista nos parece una herramienta perfecta para dicho fin”, comenta Rocío García, impulsora de la tienda con productos 100% vegetales Encuentro Vegano, primer establecimiento donde se pondrá a prueba la idea de la Fundación Alma Animal del préstamo de libros con esta temática.

Se trata de un proyecto que empezará su prueba piloto en Madrid entre la última semana de enero y la primera de febrero, pero que tiene previsto ampliarse hasta tener dos o tres establecimientos en cada ciudad donde tiene presencia la Fundación. De momento Valencia -con Gaia Vegana- y Barcelona –aún por concretar- serán los siguientes puntos de distribución. Pero ¿cómo funcionará? Desde la organización explican que habrá un registro en la web de Fundación para inscribirse y que, en caso de que las personas interesadas no dispongan de Internet, siempre tendrá la posibilidad de inscribirse en el mismo punto de préstamo. Luego, con ese número de usuaria pasarían a recoger el libro que quisieran de forma gratuita, disponiendo de 30 días naturales prorrogables para devolverlo y pudiéndose llevar solo uno en cada momento. Llegará en forma de mensaje un aviso de que el plazo se acaba, para que ningún despistado se olvide. Como en cualquier otra biblioteca, si ocurre que no se devuelve, se procedería a dar de baja a la usuaria para que no pudiera llevarse otro libro. “Ya veremos si nos toca ir a su casa a buscar el libro”, bromea Javier Navarro, director de la Fundación.

Seguir leyendo »