eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Laura L. Ruiz

Periodista, vegana y mujer. Implicada tanto personal como profesionalmente en la defensa de los Derechos Humanos, Animales y en la Igualdad de todas y todos. A medio camino entre Madrid y Galicia. Mi blog personal es 'Una realidad (in)visible'

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 232

El caso Cooper: la pesadilla de cualquier protectora

Saber a ciencia cierta cuántas protectoras de animales hay en España es complicado. Aparecen muchas cada año, mientras que otras cierran o cambian de gestión. Unas tienen recintos como refugios y otras solo cuentan con casas de acogida. Algunas son muy grandes, incluso se encargan de gestionar perreras locales, y hay otras que son tan pequeñas que ni figuran en los registros como asociación. Lo que es seguro es que todas y cada una de ellas han sentido un escalofrío con el caso de Cooper.

“Nos han llegado mensajes de apoyo desde toda España”, comenta Carla Miranda, voluntaria de  Defaniva y la casa de acogida que rescató a Cooper de la calle en un municipio vallisoletano. “Una adoptante nos llamó diciendo que había dos perras a las que apenas cuidaban y que una de ellas estaba preñada. Tuvo 12 cachorros y no teníamos 13 casas de acogida disponibles en ese momento. Así que les ayudamos, les mantuvimos a salvo hasta que salieron acogidas dentro y fuera de la protectora. El primero que salió de la calle fue Cooper, que me lo quedé yo en casa”.

Seguir leyendo »

¿Quién investiga en Canarias los delitos contra los animales?

“Antes, el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) casi nunca venía cuando se le llamaba. Y si venía, llegaban a un acuerdo con el dueño del perro maltratado. Compadreo, le llamamos aquí”. Así explica María Rivero, presidenta de la protectora Huella a Huella, la realidad a la que se enfrentan muchas asociaciones. Las protectoras venían a cubrir el trabajo que deberían hacer los ayuntamientos de recoger y buscar adopciones a los animales abandonados, pero estaban muy desanimadas cuando se trataba de denunciar malos tratos. Lo mismo ocurría en el plano medioambiental. Aunque organizaciones ecologistas, ciudadanos particulares, fundaciones -como la César Manrique- e incluso diputados canarios advertían de que la caza ilegal de la pardela se seguía produciendo pese a ser un ave altamente protegida, hasta 2015 no se realizó  una gran operación policial que acabó con 19 detenidos en una de las islas del archipiélago de Chinijo (Espacio Natural Protegido al norte de Lanzarote).

Los detenidos son miembros de las clases privilegiadas lanzaroteñas, así como de otras islas: empresarios, propietarios de gasolineras y apartamentos turísticos, médicos e incluso un agente de la Policía Nacional. No generó sorpresa en el archipiélago, ya que en los años 90 el propio ex consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, Higinio Hernández, fue sorprendido cazando y asando las pardelas en un islote. Se trata de una tradición muy arraigada en las altas esferas por su supuesta 'calidad culinaria', y que muchos se niegan a dejar de realizar. Un ambiente complicado que en 1996 provocó que dimitieran los cuatro guardias forestales que vigilaban la zona, ante la imposibilidad de hacer su trabajo por la permisividad oficial que existe con el furtivismo.

Seguir leyendo »

Una pesadilla de verano: animales perdidos en los aeropuertos

Cuando viajamos con animales de familia (denominados domésticos) nos encontramos con mucha información referente a los requisitos que los viajeros deben cumplir ( documentación, tipo de transporte, tarifas) pero muy poco de qué ocurrirá si hay un accidente y el animal huye o resulta herido. Por un lado está la responsabilidad de la compañía en el caso de fallecimiento de animal ( como ya contamos en este blog) y por otro lado, qué ocurre cuando el animal escapa en zonas restringidas como los aeropuertos. Caso tras caso, el foco se sigue poniendo en la falta de protocolos y en las dificultades que los familiares o las protectoras tienen para buscar a estos perros o gatos dentro de los recintos. Esto es lo que en su momento denunciaron las familia de Sole, Doko o Itchi, y que ahora denuncia la familia de  Piny, la perra a la que tardaron 10 días en encontrar tras escapar de los operarios de Iberia el pasado 25 de julio.

"La familia al completo, junto a mi marido que es argentino, decidimos venirnos a España a vivir y la compañía en la que confiamos para ello fue Iberia”, así comienza su relato Virgina, la sevillana que se lanzó a las redes sociales para pedir ayuda junto a su pareja, Gastón. Su pesadilla comenzó el pasado miércoles 25, cuando al desembarcar y preguntar dónde está su perra Piny le dicen que tardará, ya que se prioriza bajar primero las maletas y luego, los animales. “Algo completamente incomprensible, porque son seres vivos”, explica. De repente, tras una larga espera, ve correr a su perra tras unos cristales. “Salí corriendo, empujando el cochecito de mi hijo más la maleta de mano y un bolso enorme que llevaba, pero cuando llegué no podía salir porque era una puerta que solo se abría para la gente que entraba”. Tras minutos de carreras y gritos, algunos pasajeros le confirman que han visto pasar a una perra negra. Superando las barreras de seguridad y gracias a una trabajadora del aeropuerto, Virginia logra llegar hasta donde está Piny, pero la perra está tan aterrada que echa a correr, salta la barrera y se escapa por una carretera secundaria. Es la última vez que Virginia y su hijo de dos años ven a Piny.

Seguir leyendo »

Por el fin del uso de animales en las fiestas de Euskal Herria

Con la publicación de una serie de las 20 fotografías que pueden verse en este reportaje, el colectivo antiespecista Askekintza arranca una campaña para visibilizar la explotación animal en las celebraciones y festejos populares en Euskal Herria. Se trata de un trabajo de documentación de los últimos cuatros años que se plasmará por completo en un documental a estrenar el próximo 23 de marzo. En él se ven reflejadas un abanico de actividades con los animales como protagonistas en contra de su voluntad: encierros, corridas de toros, arrastres de piedra, el juego del pato o de la oca, tiro al pichón, etc. Todo ello documentado en más de 30 municipios repartidos en las siete provincias que conforman Eukal Herria (las tres de Euskadi, Navarra y las tres provincias vasco-francesas de Baja Navarra, Labort y Sola).

Seguir leyendo »

Una biblioteca antiespecista para cambiar el mundo

Que el movimiento animalista es una corriente muy joven en España y que necesita seguir afianzando sus pilares no es ningún secreto. Es más, esto ha ocurrido con muchos de los demás movimientos que hoy circulan de forma paralela a los derechos animales: feminismo, ecologismo, derechos humanos… El empuje emocional desde el corazón a veces gana al de la razón o al argumentario básico. De su evolución se ha aprendido que una base teórica sólida y una masa social formada son la clave, no solo para crecer, si no para ser más efectivos en la enorme tarea de cambiar el mundo. Por eso, una de las últimas iniciativas del movimiento se centra en ese rasgo: la educación y la formación sobre la relación con el resto de animales. “Nos parece una parte fundamental de la lucha por los derechos de los animales, y de cualquier otra lucha contra la opresión, la difusión de toda información que pueda ayudar a la causa, y una biblioteca antiespecista nos parece una herramienta perfecta para dicho fin”, comenta Rocío García, impulsora de la tienda con productos 100% vegetales Encuentro Vegano, primer establecimiento donde se pondrá a prueba la idea de la  Fundación Alma Animal del préstamo de libros con esta temática.

Se trata de un proyecto que empezará su prueba piloto en Madrid entre la última semana de enero y la primera de febrero, pero que tiene previsto ampliarse hasta tener dos o tres establecimientos en cada ciudad donde tiene presencia la Fundación. De momento Valencia -con Gaia Vegana- y Barcelona –aún por concretar- serán los siguientes puntos de distribución. Pero ¿cómo funcionará? Desde la organización explican que habrá un registro en la web de Fundación para inscribirse y que, en caso de que las personas interesadas no dispongan de Internet, siempre tendrá la posibilidad de inscribirse en el mismo punto de préstamo. Luego, con ese número de usuaria pasarían a recoger el libro que quisieran de forma gratuita, disponiendo de 30 días naturales prorrogables para devolverlo y pudiéndose llevar solo uno en cada momento. Llegará en forma de mensaje un aviso de que el plazo se acaba, para que ningún despistado se olvide. Como en cualquier otra biblioteca, si ocurre que no se devuelve, se procedería a dar de baja a la usuaria para que no pudiera llevarse otro libro. “Ya veremos si nos toca ir a su casa a buscar el libro”, bromea Javier Navarro, director de la Fundación.

Seguir leyendo »

La propaganda pacifista, democrática y degenerada del toro Ferdinand

¿Podría un cuento infantil hacer que se tambaleara una dictadura? Parece que Franco pensó que sí pues Ferdinando el Toro no pudo ver la luz de forma legal en España hasta después de su muerte. Hitler pensó lo mismo, ya que en Alemania también fue prohibido. Y es que este toro llamado Ferdinando representaba mucho más que un animal cualquiera en una historia más para niños: era la personificación de alguien que rechaza lo que le imponen, lo dictado, la incapacidad de decidir sobre su propia vida y la barbarie de una supuesta tradición. "Hay muchos libros infantiles, pero pocos, muy pocos, que, después de más de 70 años de su primera publicación, sigan atrayendo y conmoviendo. Uno de ellos es Ferdinando el toro. El texto de Munro Leaf fue publicado en plena guerra civil española, como una bella aportación a la causa de la paz". Así describen el libro en Loguez Ediciones.

Una historia que en su momento llamó la atención del mismísimo Walt Disney, quien en 1938 realizó un corto titulado Ferdinand the Bull, en el que contó las reflexiones del bueno de Ferdinand con tanto éxito que llegó a ganar un Óscar en la categoría de animación.

Seguir leyendo »

"Los veganos somos un nicho de mercado, el peligro es ser absorbidos por el capitalismo"

De jueza a activista por los animales. Así podríamos resumir el giro que dio la investigadora Estela Díaz Carmona, una de las personas que ya analizan de manera académica el movimiento que aboga por el fin de la explotación animal. "Siempre he tenido una profundo sentido de la justicia", explica esta licenciada en Derecho que está a punto de presentar la tesis doctoral titulada Veganismo como consumo ético y transformador. Se trata del tercer estudio a fondo que Díaz Carmona realiza en un mundo (el académico y el económico) que cada vez está más interesado en estudiar el cambio sociológico que subyace a la nueva percepción que millones de personas tienen de los animales.

El gran cambio para ella, que se preparaba para las oposiciones a jueza, comenzó al irse a vivir a Estados Unidos. "Ya era vegetariana y empecé a interesarme por los productos no testados en animales. Acabé eliminando el resto de los productos animales que consumía, como la leche o los huevos", explica Estela. Conocer mejor en Los Ángeles el movimiento por los derechos animales fue tan inspirador que acabó por desterrar la idea de ser jueza y se convirtió en activista: primero en  PETA y después en el santuario Animal Acres. "No fue un gran cambio para mí, pues no dejaba de ser una causa social", asegura, aunque reconoce que abandonar la oposición a la judicatura "fue doloroso".

Seguir leyendo »

Muchas víctimas de violencia machista rechazan casa de acogida porque no admiten animales

¿A quién consideras ‘tu familia’? Esa es la pregunta que cada vez más personas se hacen cuando ni los protocolos ni la Administración consideran la protección de una parte de los miembros del hogar. Son muchas las situaciones en las que nos podemos encontrar con el problema de que parte de nuestros familiares se quedan fuera de la protección: una situación de emergencia, un desahucio, un ingreso médico imprevisto, las circunstancias de los transeúntes o sin hogar… Y entre ellas destaca también otra situación que siguen viviendo demasiadas mujeres: la violencia machista.

La sociedad se va concienciando cada vez más de la lacra que aún sigue arrebatando la vida de mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Las víctimas mortales de la violencia machista (que se extiende más allá de los asesinatos cometidos por parejas o exparejas) son la sangrienta punta del iceberg del patriarcado. Un sistema que normaliza la dominación, la agresión y el considerar a unas personas inferiores a otras solo por su género. Nadie mata a su pareja por un arrebato: al acuchillamiento y al tiroteo le preceden humillaciones, amenazas y agresiones. Verbales y/o físicas. Y muchos agresores saben que la forma de hacer daño a su víctima muchas veces va más allá de su propia persona y están dispuestos a herir lo que ella más quiere: sus hijas e hijos, su padre, su madre, su perro o su gata.

Seguir leyendo »

Érase una vez… el respeto por los animales

En la literatura infantil es habitual encontrar muchos personajes encarnados por osos, tortugas, ballenas o hipopótamos. Pero, ¿están hablando realmente de animales? ¿Existen libros para niños que hablen realmente de animales? ¿Cómo los retratan? Con estas incógnitas entramos a la sección infantil de cualquier librería o biblioteca. Lobos que dan mucho miedo, ratones que recogen dientes o patitos preocupados por su físico. Una narrativa muy buena para las moralejas, pero muy poco útil si lo que queremos inculcar a los más pequeños es el respeto por los animales.

Cada vez son más las personas que se dan cuenta de esta anomalía y cabe celebrar que cada vez hay más autoras y autores se esfuerzan por juntar literatura infantil y empatía por los de otra especie. Pero si estos títulos no llegan al gran público, no se logra nada. “Nosotras queremos enseñar en Derechos Humanos, pero ignorando a los demás animales y al Medio Ambiente no podríamos hacerlo de verdad”, explica Olga Ibarra, una de las fundadores de Olacacia. Esta libería madrileña se creó por la falta de libros infantiles que hablaran de diversidad familiar, pero fue aumentando hasta contar con la actual sección de ‘Respeto por los animales’. Allí, tanto físicamente como de online, se puede encontrar títulos como El sueño de Chocolate,  de Elisabet Blasco, para que los niños menores de 4 años se pongan en la piel de un niño que busca ser adoptado por una familia; el mundo al revés de Juan Oveja también quiere ser una persona; Color animal, de Agustín Agra; o la aventura del rescate de La foca arco iris, de Alfredo Gómez Cerda.

Seguir leyendo »

Jornadas en Madrid por todas las víctimas de la caza

"El 95% de los perros de caza que recogemos las protectoras está desnutrido o malnutrido". Así de dura es la realidad que relata la veterinaria Inmaculada Manresa, miembro de  AVATMA y de la asociación Pelusas de Zaragoza. Ella y un jurista serán los encargados el próximo domingo de poner sobre la mesa en una conferencia los casos de maltrato reales en torno al mundo de la caza y la respuesta que la ley da a esas situaciones. Será una de las actividades organizadas para el próximo fin de semana en Madrid: durante dos días la plataforma No a la Caza con galgos y otras razas (NAC) fomentará la concienciación, sacará a la calle la problemática y mostrará a través del arte todo el sufrimiento que conlleva la práctica de la caza.

"Las malas condiciones de vida no las vemos solo en los perros abandonados", continúa la veterinaria, "sino también en los perros que tienen los cazadores. Les obligan a ponerles microchip, aunque muchas veces no lo hacen, pero nadie vigila el alimento. Otra de las normas es no tener al animal incómodo, pero muchos están recluidos en lugares muy reducidos, con consecuencias físicas en piel o articulaciones. Las consecuencias psicológicas son mucho peores. También deben poder mostrar su conducta normal, algo que no se cumple en las realas. Se pelean entre ellos porque están hacinados. Entonces les atan, se atrofian y así los entrenan después atándolos en coches".

Seguir leyendo »