eldiario.es

9

Lina Gálvez

Lina Gálvez Muñoz, europarlamentaria del PSOE, es Catedrática de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla. Es doctora por el Instituto Universitario Europeo de Florencia y ha sido profesora de las universidades de Reading, Sevilla y Carlos III, y como profesora visitante de la Universidad de Oxford. Dirige el observatorio de igualdad GEP&DO y los masters universitarios en Género e Igualdad y el de Derechos Humanos, Interculturalidad y Desarrollo. Su investigación se ha centrado en el análisis de las desigualdades, especialmente las de género; el análisis de los tiempos y los trabajos en los mercados y las familias; así como los efectos de género de las crisis económicas y las políticas de austeridad.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 845

Un Gobierno de cara a Europa

Ya tenemos Gobierno y mucho se habla de la multiplicación de ministerios, del perfil de los ministros y ministras, de las complicaciones de crear un ejecutivo de coalición, de quién ha llevado la iniciativa política, del elevado número de vicepresidencias… y hay quien, desgraciadamente, insiste en calificar al nuevo gabinete de contubernio comunista. Sin embargo, se ha prestado menos atención a un asunto clave: la configuración del gobierno de cara a Europa.

Cualquiera que pertenezca o haya pertenecido a un club sabe que a cambio tendrá que cumplir una serie de reglas. No solo las que estaban vigentes en el momento en que el club se fundó o cuando nos admitieron, sino todas aquellas que se han ido añadiendo o modificando a posteriori. Si además ese club posee una zona restringida, más exclusiva, a la que también pertenecemos, las reglas se multiplican.

Seguir leyendo »

Combatir la pobreza infantil más allá de la caridad navideña

La Navidad es el tiempo de la infancia. Los espectáculos, las tiendas, las leyendas o las historias sagradas… todo gira en torno a ella. Es también cuando los adultos volvemos a mirar el mundo a través de los ojos de esa niña o niño que aún llevamos dentro. Recordamos los sabores de nuestros primeros años, los regalos que más nos ilusionaron, llevamos a nuestras criaturas a ver la cabalgata de Reyes a la que nuestros padres nos llevaban antes a nosotros... Todo ello nos conmueve, nos ablanda y nos vuelve más caritativos de lo que somos el resto del año, aunque nunca lo suficiente, porque nunca puede ni debe ser suficiente.

Ayer mismo, en una carnicería, una chica muy joven nos pedía a los clientes que esperábamos turno que por favor le compráramos comida. Para convencernos de que era una madre necesitada, nos enseñaba las fotos de su bebé e incluso vídeos en el móvil con su marido y su hijo jugando en la cama. Nos quería convencer de que era verdad que tenía un hijo pequeño, pero como no se comportó como se espera que haga una persona pobre, ni su apariencia se asemejaba al estereotipo de una persona pobre, no obtuvo la caridad que podría haber recibido si su aspecto hubiera sido otro, si hubiera actuado de manera distinta o nos hubiera mostrado un móvil de otro modelo o ninguno en absoluto. Ese es el problema de la caridad, que puede ser arbitraria, caprichosa y prejuiciosa.

Seguir leyendo »

Verde que te quiero rojo y violeta

Finalmente, y con dos días de retraso, se ha cerrado una COP25 heredada con valentía y generosidad por el Gobierno de España. El haber consensuado un texto común pero que éste sea poco ambicioso pone de manifiesto tanto la necesidad, como la dificultad de llegar a acuerdos globales para abordar la emergencia climática. El documento final, "Chile-Madrid, tiempo de actuar", compromete a los países a evitar que la temperatura media del planeta suba este siglo por encima de 1,5 grados, así como a cumplir con el acuerdo de París.

También en estos días, las instituciones europeas han movido ficha con la aprobación de la emergencia climática en el Parlamento Europeo y la presentación del European Green Deal por parte de la Comisión, pacto que ha recibido luz verde del Consejo con algunas salvedades.

Seguir leyendo »

Las universidades catalanas y la huelga sin penalizaciones

La sentencia del Procés ha causado una masiva protesta social, con especial protagonismo de la gente joven, muchos de ellos universitarios, que no sólo han protagonizado actos de protesta en las calles de las capitales catalanas, sus estaciones, sus aeropuertos y sus carreteras, sino que también han llevado esas acciones a sus campus.

De hecho, desde el martes 29 de octubre, una parte del alumnado de las universidades catalanas secunda una huelga estudiantil indefinida convocada por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y la Associació d’Estudiants Progresssistes (AEP). En los campus la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y en el Campus de Manresa de la Universitá Politècnica de Catalynya (UPC) la huelga se ha estrenado con piquetes. La situación del Campus de la Ciutadella de la UPF con mobiliario de los aularios apilado en la puerta para impedir la entrada al alumnado y profesorado que quería asistir y dar las clases respectivamente ha arrojado momentos de gran tensión y la recomendación por parte del rectorado de "no asistir por seguridad".

Seguir leyendo »

Hamburguesas que humanizan los tiempos y la política

La polémica que se ha desatado estos días a cuenta de la cena del ministro Grande-Marlaska en un restaurante cercano al Ministerio del Interior cuando estaban ardiendo calles en el centro de Barcelona, demuestra lo lejos que estamos de entender que la política es una actividad humana más, y que por tanto, es preciso humanizar sus tiempos, la política de los tiempos e incluso la propia actividad política.

Según ha declarado el propio ministro del Interior - y no se puede dar por hecho que esté mintiendo-, tras quince horas en el ministerio salió a cenar con su jefe de gabinete que venía de otra reunión y, tras una hora de cena, volvió a su despacho del ministerio, donde estuvo hasta entrada la madrugada.

Seguir leyendo »

La doble amenaza del neofascismo en Europa

Ahora que han vuelto a extenderse los movimientos de extrema derecha en casi todo el mundo, hay quien meramente se interesa por distinguir si los partidos surgidos de esos movimientos son galgos o podencos. Muchos analistas tratan de averiguar en qué medida fenómenos como el de Vox en España encajan o no en las características del fascismo tradicional. Una tarea que, en mi opinión, no es la que debe concentrar nuestros esfuerzos.

La experiencia y la naturaleza del fascismo italiano y del nazismo (o del franquismo) han sido ampliamente estudiadas. Sabemos de dónde surgieron, qué intereses defendieron y qué efectos provocaron. Por tanto, creo que lo menos relevante del auge de los actuales movimientos de extrema derecha en casi todos los continentes es el hecho de que éstos puedan ser reflejo de una u otra experiencia histórica anterior, por mucho que ellos mismos se presenten como nostálgicos herederos de un pasado mitificado y, por tanto, idealizado y tergiversado.

Seguir leyendo »

Confiar en la política, votar por la democracia

Los datos sobre confianza y participación política en España muestran una realidad bastante preocupante. De una parte, unos porcentajes de confianza política bajos que, además, han consolidado su tendencia decreciente a raíz de la crisis económica y política. Y de otra, la existencia de una desigualdad en la participación electoral lacerante para nuestra salud democrática, con la existencia de auténticos agujeros negros de la democracia en algunas circunscripciones electorales. Ninguno de estos fenómenos es exclusivo de España, pero no por ello tenemos que ignorar su gravedad ni eludir la necesidad de combatirlos, especialmente ante una cita electoral como la de mañana, en la que tanto nos jugamos.

Por un lado, la serie del CIS sobre confianza política, que abarca desde la década de los noventa del siglo pasado hasta la actualidad, ilustra claramente la pérdida de confianza de la ciudadanía en la política como herramienta para resolver sus problemas. En los primeros años de la serie, el porcentaje se mantiene siempre, con ciertos altibajos, en torno al 50%. La tendencia cambia claramente con el estallido de la crisis y el empeoramiento de las condiciones de vida de millones de españoles, llegando a situarse por debajo del 30% a partir del verano de 2012, momento en que comenzaron a sentirse las consecuencias de las duras políticas de austeridad aprobadas en mayo de ese año por el recién estrenado gobierno del PP. El deprimente dato de febrero de 2019 es de un 33,5%.

Seguir leyendo »

Manoseando el feminismo

La palabra feminismo corre una suerte muy desigual en los programas electorales de los principales partidos que se presentan a las elecciones el 28A. Aparece con frecuencia en los de los partidos de izquierda, 16 veces en el de Unidas Podemos y 37 en el del PSOE. Mientras que su presencia es testimonial en los de derechas. PP y Cs ni lo mencionan y Vox, que lo menciona una sola vez, lo hace para atacarlo.

Que las tres derechas no incluyan la palabra feminismo en sus programas, a excepción de la mención de Vox para proponer una "supresión de organismos feministas radicales subvencionados", no implica que el feminismo no esté presente en sus estrategias electorales. En realidad, está muy presente, aunque encubierto bajo formulaciones que suponen un auténtico fake sobre lo que representa el feminismo y el movimiento feminista. A falta de argumentos consistentes, la derecha española recurre a la caricatura, al viejo recurso de presentar lo que se quiere criticar como lo que no es, a costa en muchas ocasiones de decir sobre el feminismo auténticas barbaridades que ninguna persona sensata defiende. Como en otros campos, la derecha recurre a mentiras y fakes para referirse al feminismo, como las siguientes.

Seguir leyendo »

Aprender a leer

Esta semana ha surgido la polémica a raíz de la noticia de que un colegio público de Barcelona había retirado el 30% de los libros de su biblioteca infantil (de 3 a 6 años) por sexista. A decir verdad, la medida no fue bien recibida por nadie, tampoco por mí, ya que combatir el sexismo de esa forma puede tener un claro efecto boomerang.

Purgar libros de una biblioteca es un acto con antecedentes gravísimos en la Historia (la Inquisición, la quema de libros por los nazis, la revolución cultural de Mao…) y en la propia literatura: recordemos clásicos como Farenheit 451. Pero no todas las reacciones a la noticia de estos últimos días se han quedado en la crítica hacia el autoritarismo o el carácter contraproducente de la medida. Otras respuestas han aludido a lo absurdo que supone –en su opinión– afirmar que esos cuentos son sexistas, puesto que no hay nada censurable en ellos. En pleno mitin, Santiago Abascal, con el libro de Caperucita en la mano –dijo haberlo comprado esa misma tarde para releerlo y regalárselo a su hija–, se preguntó ante su audiencia, tras supuestamente haberlo repasado: ¿Cuál es el problema: que a la niña la manden a hacer un recado, y no al niño, en vez de hacerla astronauta; que la niña va con falda y no con pantalones; que el malo es el lobo que es un animal y que, por tanto, no solo molesta al feminismo supremacista, sino también a los animalistas; que el que soluciona el problema es el cazador que, como el príncipe que rescata a la Bella Durmiente, es un hombre que además mata animales…?

Seguir leyendo »

Impuestos, garantía de libertad y democracia

Los tres partidos de la derecha coinciden machaconamente en el mantra de que bajar impuestos es bueno per sé. Nos dicen que es bueno para la economía porque favorece el crecimiento y la creación de empleo, que lo es para aumentar los ingresos públicos y para que el resto de agentes económicos (personas y empresas) ganemos en libertad, pues donde mejor está el dinero es en nuestros bolsillos. Y nos dicen, finalmente, que los impuestos se utilizan sin otro propósito que engordar al Estado

La baja conciencia fiscal de los españoles contribuye a una cierta ignorancia sobre lo que realmente son los impuestos y para qué sirven. Y que la gente termine creyendo que argumentos como los que esgrimen las derechas son ciertos.

Seguir leyendo »