eldiario.es

9

Marta Maroto

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 327

La gentrificación cierra el Baobab, el restaurante senegalés más icónico de Lavapiés: "Es inhumano lo que están haciendo"

El avance imparable de la gentrificación en el centro de Madrid se ha cobrado un nuevo símbolo. El restaurante senegalés Baobab echa el cierre, tras 14 años en Lavapiés sin cambiar un solo plato de la carta. El edificio alojado en el número tres de la calle Cabestreros y el número uno, donde descansa la Pensión Prinoy, han sido comprados por el mismo inversor que ya construyó el hotel Ibis unos metros más abajo, en la plaza Lavapiés.   

Victoria Rodríguez, Vicky, fuma sentada en la puerta de su restaurante. "No queremos continuar, nos quitan el contrato y estamos cansados. No vamos a estar en un sitio en el que no quieren que estemos", cuenta. Sabe desde hace algo más de un año que el edificio se iba a vender. Podría haberlo sospechado incluso antes, porque en el barrio ya se escuchaban rumores y había movimiento y visitas. En octubre llegó la carta de que no le renovarían el contrato y, aunque vence a finales de este mes de enero, ha preferido echar el cierre unas semanas antes. 

Seguir leyendo »

La 'jungla' de Lesbos: así es el campamento donde la Unión Europea abandona a 14.000 migrantes en Grecia

'Matasteis nuestros sueños', reza un grafiti como bienvenida en uno de los muros de Moria. Situada en la isla griega de Lesbos, Moria es una antigua prisión reconvertida en centro de primera recepción e identificación para los miles de migrantes que siguen cruzando el Egeo en barcas de plástico desde Turquía.

El aumento de las llegadas registrado en 2019 y el bloqueo del Gobierno griego, que impide a los solicitantes de asilo viajar a la península, ha creado un campamento informal con centenares de tiendas de campaña que se extienden de manera irregular alrededor del campo oficial. Este lugar ya es conocido por muchos de sus habitantes como "la jungla", en recuerdo al campo de refugiados de Calais en Francia.

Seguir leyendo »

Alberto Curamil, líder indígena y ganador del Nobel verde: "El estado chileno nos encarcela"

"En Chile se persigue a la población indígena que defiende la conservación de la tierra frente la destrucción de las grandes empresas". Alberto Curamil, líder mapuche, salió de la cárcel absuelto de todos sus cargos después de pasar más de un año en prisión preventiva. El ganador del premio Goldman, conocido como el Nobel verde, fue acusado de robar un banco poco después de haber logrado parar, tras años de protesta, la construcción de dos centrales hidroeléctricas en la cuenca del río Cautín, en la región sureña de la Araucanía chilena, territorio mapuche.

Alberto Curamil es el lonko de su comunidad. Lonko significa cacique, líder, en mapudungún, la lengua mapuche. Su figura es elegida por una suerte de linaje y una personalidad que los mayores reconocen y educan para proteger no solo a un pueblo, sino a un territorio. La mapu, la madre tierra, abarca en la cosmovisión mapuche los ríos, las montañas, los animales… toda la amplitud y espiritualidad de un ecosistema que se vio amenazado cuando en el año 2013 el Estado chileno autorizó la construcción de dos represas en la comuna de Caracautín, de las sociedades hidroeléctricas Alto Cautín y Doña Alicia.

Seguir leyendo »

Alaa Salah, el rostro de una revolución: "No hay alternativa a un Sudán democrático y libre"

Esta vez Alaa Salah lleva libras de oro sudanesas como pendientes y no aquellos de luna llena que vestía en las manifestaciones en Jartum, cuando su canto a la revolución recorrió el mundo entero. La imagen de esta joven de 22 años encaramada a un coche, envuelta en la túnica blanca de las mujeres trabajadoras y antiguas reinas nubias, con el brazo en alto rodeada de una masa de teléfonos móviles, puso Sudán en el mapa de las noticias y la convirtió en símbolo del movimiento de protesta contra tres décadas de dictadura.

Seguir leyendo »

Las 141 personas rescatadas por el Aita Mari y el Open Arms desembarcan en Italia

Las 79 personas rescatadas por el Aita Mari han desembarcado a mediodía de este martes en el puerto siciliano de Pozzallo. Después de seis días de espera por la falta de respuesta de las autoridades y el temporal, los migrantes han pisado suelo europeo emocionados. A la misma hora aunque más al norte, los 62 supervivientes a bordo del Open Arms descendían a tierra en el puerto de Taranto, en el tacón de la bota de Italia.

Los dos barcos de rescate de bandera española llevaban esperando instrucciones de las autoridades correspondientes de la zona, los Centros de Coordinación de Italia o de Malta, desde el jueves. No fue hasta el fin de semana, en el caso del Aita Mari hasta el domingo a media noche, cuando las autoridades italianas concedieron un puerto seguro cercano.

Seguir leyendo »

Italia autoriza el desembarco a los 78 rescatados por el Aita Mari

Cercana la media noche del domingo, las autoridades italianas han concedido permiso para el desembarco de las 78 personas rescatadas por el Aita Mari. El puerto asignado ha sido el de Pozzalo, en el sur de Sicilia, situado a unas 26 millas naúticas de la posición actual del barco, que tuvo que poner rumbo a la isla italiana para refugiarse de la mala mar. Pese a la cercanía, todavía habrá que esperar a que arrecie el temporal para poder garantizar el desembarco seguro de los migrantes.

Las noticias llegan cuatro días después de que el barco de la ONG vasca Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) realizase su primera misión en el Mediterráneo Central, en la que rescató a 78 personas que llevaban horas a la deriva con el motor roto. A bordo, la noticia ha sido recibida con entusiasmo aunque con cautela, ya que habrá que esperar a que "mejore el parte (metereológico), la navegación ahora no es segura porque la gente está muy cansada y deshidratada", ha explicado el capitán, Marco Martínez.

Seguir leyendo »

Los migrantes rescatados por el barco Aita Mari en el Mediterráneo: "Destrozaron mi cuerpo, lo destrozaron todo"

Mondi Omori, de 23 años, apenas mira a los ojos cuando habla. Se frota la frente con los dedos y después los hombros, haciendo como si tiritara, pero no de frío, cuenta, sino por las heridas de la tortura que sufrió en los centros de detención libios: "Lo destrozaron todo. Destrozaron mi cuerpo, todo está roto". El joven tuvo que huir de Nigeria cuando el terrorismo de Boko Haram mató a toda su familia hace cerca de dos años, relata. Ahora se encuentra a salvo en el Aita Mari, el barco de rescate que el jueves auxilió a 78 migrantes a la deriva en el Mediterráneo Central.

Llegaron descalzos y haciendo el símbolo de la victoria. A muchos les hicieron quitarse los zapatos antes de entrar en la lancha de goma para evitar pincharla. Los que los pudieron mantener los acabaron utilizando para achicar el agua que ya comenzaba a entrar en la patera. El grupo de migrantes salió el miércoles por la noche de Garabulli, en la costa de Libia, con la única indicación por parte los traficantes de navegar "siguiendo la dirección de la luna", cuenta Emeka Umeronye, también nigeriano.

Seguir leyendo »

El Aita Mari rescata a 79 migrantes que se encontraban a la deriva en el Mediterráneo Central

El barco Aita Mari ha rescatado esta tarde a 79 personas que se encontraban a la deriva en una barca de goma en el Mediterráneo Central. Entre los migrantes hay seis mujeres, una de ellas embaraza, y ocho menores de edad. Habían salido de Libia la noche anterior, el motor estaba roto y comenzaba a entrar agua.

“¡Boza, boza!”, gritaban muchos de los migrantes al entrar en el barco de la ONG vasca Salvamento Marítimo Humanitario (SMH). La mayoría de las personas han llegado en buen estado de salud, aunque muy cansados, y se mostraban felices de salir de Libia: “Libia es un infierno, no nos llevéis a Libia, por favor”, pedía un joven eritreo mostrando cicatrices y señales de tortura en su pecho.

Seguir leyendo »

El barco Aita Mari desafía la prohibición del Gobierno y zarpa hacia el Mediterráneo Central para salvar vidas

El Aita Mari, el barco de la ONG vasca Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), ha puesto proa este martes a la zona de búsqueda y rescate (SAR, por sus siglas en inglés) comprendida entre Libia, Malta e Italia. Desafía de esta manera las prohibiciones del Gobierno español que, como ya hizo en junio con el Open Arms, había impedido al buque realizar operaciones de búsqueda y rescate de migrantes bajo amenaza de multa de hasta 901.000 euros.

El buque ha zarpado desde el puerto de Mitilini, en la isla griega de Lesbos, donde el lunes descargó las casi ocho toneladas de ayuda humanitaria que traía desde Donostia. Se espera que llegue la zona de salvamento maltesa en unos tres o cuatro días de navegación, según confirma el capitán, Marco Martínez.

Seguir leyendo »

El Aita Mari descarga ayuda humanitaria en el mayor almacén de Lesbos: "La situación está peor que nunca"

El barco de rescate humanitario Aita Mari ha llegado a la isla griega de Lesbos, donde ha descargado las ocho toneladas de ayuda humanitaria que transportaba desde Pasaia, Donostia. Casi dos semanas de travesía para entregar cientos de mantas, botas y tiendas de campaña que alivien el invierno a las cerca de 17.000 personas migrantes y solicitantes de asilo atrapadas en una isla donde "las llegadas se han incrementado dramáticamente" en los últimos meses, explica a eldiario.es Aris Vlachopoulos, director del mayor almacén de la isla. 

Impedido por el Gobierno español de realizar labores de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central, el barco de ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) puso rumbo al Egeo el pasado 20 de octubre. Después de una primera parada en el puerto siciliano de Licata, donde coincidió con los buques de rescate Sea Watch 3, de la ONG alemana Sea Watch y Mare Jonio, de la italiana Saving Humans, ambos incautados por las autoridades del país, ha terminado su travesía en el puerto de Mitilini, la capital de Lesbos. 

Seguir leyendo »