eldiario.es

9

Pablo García de Vicuña

Profesor de la red pública. Responsable de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras Euskadi

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 14

El Estado es el problema

Recuerda Amin Maalouf en su reciente y recomendable libro 'El naufragio de las civilizaciones' (Alianza Editorial, 2019) la contundente frase utilizada por Reagan en su toma de posesión como presidente de los EE.UU. “En esta crisis, el Estado no es la solución a nuestro problema: El Estado es el problema”. Viendo la estrategia elaborada por Vox en los últimos tiempos, aprecio que también por estos lares hay gente que secundaría la expresión del expresidente estadounidense. Me fijaré en dos cuestiones a las que frecuentemente recurre el partido ultraconservador, ayudado constantemente por otros partidos ideológicamente próximos: la triste polémica en torno al Pin Parental y la visión sesgada sobre el papel del cambio climático en las migraciones.

En ambos casos, los partidos conservadores, guiados por Vox, están cuestionando decisiones que el Estado, a través del Gobierno de Sánchez o de los partidos que lo apoyan, está tomando en los primeros compases de esta legislatura. Siendo legítimo  el cuestionamiento de cualquier propuesta política, lo reseñable aquí es la banalidad de los argumentos empleados para ello.

Seguir leyendo »

Deberes para una ministra y una consejera

Los recientes acontecimientos políticos en los Parlamentos de Vitoria y Madrid han enviado mensajes similares para las responsables de Educación de los gobiernos vasco y español: se acabó la interinidad y el trabajo al ralentí. En función del tiempo restante de cada gobierno, se inicia o se finaliza la tarea dibujada en los papeles, ahora con el horizonte temporal despejado. De un lado, la investidura del presidente socialista Sánchez y, de otro, la aprobación de los Presupuestos 2020 en la Comunidad del País Vasco han deshojado la margarita –al menos temporalmente- de formación –o continuación de gobiernos- y, consecuentemente, de las respectivas responsabilidades de Educación.

Isabel Celaá y Cristina Uriarte se encuentran, por tanto, ante responsabilidades de gestión educativa que deben clarificar, más pronto que tarde, el futuro inmediato de la educación vasca y española. Celaá, dentro de un gobierno de futuro incierto, aunque con enormes tareas pendientes que el tiempo de interinidad anterior no ayudó a despejar. Uriarte, con la tranquilidad –al  menos aparente- que supone un final de legislatura apoyado en dos partidos más (el PSE-EE, como socio de gobierno) y Podemos, aliado eventual en la aprobación de los Presupuestos autonómicos. Ambas mandatarias, deberán saber integrar en sus decisiones cuestiones de largo recorrido, probablemente, más allá incluso de sus propios tiempos políticos.

Seguir leyendo »

Nostálgicos de los dos rombos

Es posible que después  de términos como España o Patria, Adoctrinar sea el concepto más utilizado por las y los políticos de Vox. Dedicaré unas líneas  a reflexionar sobre ello.

No hay día en que los medios no se hagan eco de alguna noticia relacionada con adoctrinar o “el adoctrinamiento”. Parece ser la consigna asumida, de forma insistente, por los divulgadores del partido, antes de iniciar su actividad diaria: no volver a casa sin haberlo pronunciado, al menos una vez; inundar las ondas y los espacios escritos de esta jerga; confundir con la palabra para que la bola de denuncias, la vorágine difamatoria, siga creciendo. Lo importante es que el concepto siga en el candelero político y lo accesorio que haya algo de verdad en lo que se pretende denunciar.

Seguir leyendo »

Derechos Humanos o la Thermomix en una aldea etíope

“Para resolver gran parte de las crisis y los problemas crónicos del mundo, el primer paso consiste en ampliar y mejorar la educación en materia de derechos humanos. Desde el cambio climático hasta la pobreza, pasando por los conflictos, la discriminación o las enfermedades, nuestro progreso debe fundamentarse en el conocimiento de que todos pertenecemos a una única familia humana y compartimos importantes principios, valores y derechos”. Con estas líneas declarativas, Irina Bokova -Directora General de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura- y Zeid Ra´ad Al Hussein –Alto Comisionado de ON para los DDHH-  prologaban el Plan de Acción del Programa mundial para la Educación en Derechos Humanos para el periodo 2015-2019, de las Naciones Unidas en su tercera edición. Traigo a colación este apunte porque la semana pasada el mundo ha tenido la oportunidad de celebrar la 71ª edición de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ha tenido la oportunidad y la ha desaprovechado.

Aquel acto ocurrió un 10 de diciembre de 1948, en París, cuando 48 países, miembros de Naciones Unidas, aprobaban sin votos en contra (aunque con las ausencias de Yemen y Honduras y las abstenciones de otros ochos países del bloque socialista, más Arabia Saudí y Sudáfrica) la declaración de principios más universal, más veces compartida y, probablemente también, más vulnerada. En aquel año, el mundo aún estaba recuperándose de casi medio siglo de conflictos armados y se aprestaba a iniciar un futuro poco esperanzador con la política de bloques que encabezaban los EEUU y la Unión Soviética, dividiendo nuevamente el planeta por espacio de varias décadas. En medio de tanta conflictividad latente, sin embargo, surgía esta opción declarativa que planteaba un horizonte teórico gobernado por la defensa de los derechos humanos.

Seguir leyendo »

Nueva sesión del Circo PISA

Otro año más, fiel a su cita trianual, acaba de aterrizar en el planeta el Circo PISA. Ayer, día 3, la OCDE hizo públicos los resultados del Informe 2018, correspondiente a las pruebas realizadas durante ese año a jóvenes de 15 años de más de 79 países. La maquinaria expansiva, perfectamente engrasada, que la organización económica supranacional pone en marcha periódicamente, vuelve a ocupar los titulares de los principales medios informativos del mundo entero. Tendrá, durante un par de semanas, aproximadamente, el foco mediático instalado sobre esas cuatro letras, para más satisfacción de su impulsor y corrector, el grupo editorial británico Pearson.

Las siguientes líneas no pretenden ofrecer valoración sobre los avances o retrocesos que los países participantes –o las propias CCAA, en el caso español- han conseguido este año. Habrá en este mismo medio, expertos mucho más preparados para valorar picos y valles de cada curva resultante, estudios comparados entre sí o lecturas que analicen evoluciones de varios ejercicios. Mi intención es seguir alertando de lo que PISA –y la propia OCDE, como inductora de la prueba internacional- pretenden con tal proliferación de medios.

Seguir leyendo »

Lo que funciona en Educación

Un artículo reciente aparecido en El Diario de la Educación se preguntaba precisamente en estos mismos términos: ¿Qué funciona en Educación? Trasladaba al papel una cuestión que está presente en los pasillos, claustros y demás lugares comunes de los centros escolares, así como en los despachos de las administraciones educativas y en las conversaciones de las familias interesadas por la educación de sus hijas e hijos.

El artículo recoge una iniciativa puesta en práctica recientemente en Cataluña entre diversas instituciones  (Generalitat, Fundación Bofill e Instituto Catalán de Evaluación de Prácticas educativas –Ivàlua-) para desarrollar un proyecto iniciado en 2015 bajo el sobrenombre de Escuelas de Evidencia. El objetivo es claro: llevar a las aulas programas testados positivamente en el ámbito universitario. Una propuesta notable que dudo pueda extenderse con la rapidez que nuestro sistema educativo necesita a otros territorios y administraciones responsables interesadas. No obstante, dado que es una cuestión de máxima actualidad en los centros, conviene que expresemos algunas de las cuestiones que giran continuamente en torno a esta pregunta.

Seguir leyendo »

¿Para qué educamos?

Pienso que estamos ante la pregunta más recurrente en el universo educativo en el que nos movemos las y los profesionales de la educación. Puede aparecer en momentos de debilidad extrema, ante situaciones que creemos nos superan, cuando sentimos más cuestionada nuestra labor y deseamos intercambiarnos por cualquier otro trabajo menos problemático, más anónimo. En esos instantes, la falta de empatía sentida, la crítica injustificada, ante la que nos parece una profesión digna y apasionante, nos desarman. Entonces, desearíamos poner cientos de kilómetros de distancia entre nosotras/os y gozar de esos pequeños placeres –recogedora de pelotas de golf, probador de toboganes acuáticos, plañidera profesional, probador de colchones…-  tantas veces olvidados tras una mesa de trabajo, lejos de nuestros horarios laborales, ampliamente excedidos.

La pregunta también nos llega cuando nos encontramos ante un libro o artículo que nos llama la atención. En esos instantes, satisfechas/os con nuestra profesión, buscamos completar nuestras experiencia con las de otras personas, admiramos sus experiencias, compartimos avances, diseñamos nuevas actuaciones e iniciativas. Sin sentirnos especialmente importantes, nos congratulamos más con el sol que con las nubes,  con el entusiasmo que con la desesperanza.

Seguir leyendo »

Era posible

La ciudadanía vasca despertó la mañana del pasado sábado con la deseada noticia del fin de las movilizaciones en la Enseñanza Concertada. Los acuerdos firmados por las partes implicadas en el conflicto daban por concluido el exigente calendario de huelgas previstas para todo un mes que los sindicatos convocantes habían establecido. CCOO Irakaskuntza, Steilas, LAB y ELA reiniciaban las acciones de protesta ante la pasividad y falta de respuesta de patronales del sector y Departamento de Educación desde el último verano. Planteaban una apuesta fuerte: era entonces o la nada desesperante.

El aviso de endurecimiento de las movilizaciones activó a patronales y Gobierno Vasco, que buscaron la forma de hacer visible lo que hasta entonces era poco menos que un erial negociador. Así, inmediatamente, se encontró otro instrumento de diálogo, que siempre había estado presente, pero que  nadie, salvo los sindicatos, parecía reparar en él: el Consejo de Relaciones Laborales (CRL), órgano que suele actuar en situaciones de enquistamiento de la negociación colectiva.

Seguir leyendo »

Atraco perfecto

Nuevamente a vueltas con el conflicto abierto en la Enseñanza Concertada de Euskadi. Tras más de dos años de movilizaciones y cuando se inicia, probablemente, el último intento de mediar una solución que lo desactive, ha hecho aparición estelar el obispo de Vitoria. Con unas declaraciones realizadas en una conferencia en Bilbao, ha llegado el pirómano -y no el bombero- para avivar un fuego que las dos partes enfrentadas intentan reducir, si no a cenizas, al menos a rescoldos.

La oportunidad del discurso, plena: el mismo día en que sindicatos y patronales religiosas se reúnen en el Consejo de Relaciones Laborales buscando la actuación de un intermediario que ayude a encontrar soluciones. La efectividad de sus palabras, prácticamente nula: el tiempo que dan de sí unos titulares de prensa, antes de ser fagocitados por los siguientes. La intencionalidad, superlativa: el Eminentísimo y Reverendísimo Señor Don Juan Carlos Elizalde era perfectamente consciente del alcance de sus palabras y de la trascendencia que podían jugar en otros foros. Tal y como han registrado todos los medios escritos, el Señor Obispo ha considerado “un atraco”, “un ajuste de cuentas” el conflicto laboral y ha argumentado “razones oscuras” para explicar la duración del mismo. Vamos, que no se ha dejado pelos en la gatera; lo que se dice literalmente, quedarse  más ancho que largo.

Seguir leyendo »

Ane y la lluvia

Ane está triste. Obediente como es, lleva mucho tiempo pegada a la ventana de su habitación, la última orden que escuchó de ama. Antes, unas horas antes, estaba frente a la ventana del salón, jugando con las gotas de lluvia que se posaban mansamente tras el cristal. Ahí sí que disfrutaba. Con su dedo, seguía las líneas de agua que descendían hasta el alféizar. Las había que corrían, casi sin tiempo para que las igualara desde el otro lado del cristal, antes de desaparecer; a otras, sin embargo, les costaba arrancar y Ane las cantaba, animándolas a iniciar su andadura por el cristal.

Ahora, Ane está en su cuarto y disfruta menos que en el salón. El juego le aburre; ya no hay carreras de gotas. Los cristales están como estallados de chispitas y ninguna gota se atreve a correr. La vista desde su cuarto es más fea; el salón le permite observar, a lo lejos, las olas y la playa. Su precioso cuarto, no obstante, sólo le ofrece vistas a la casa de Mikel, con quien tanto juega; ahora, está de vacaciones con su familia. Además, hace ya un rato, no sabe cuánto, pero mucho, desde que ha pasado “eso”.

Seguir leyendo »