eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Ricard Ruiz de Querol

Asesor en educación social y cultural. Doctor en Ciencias Físicas y en Sociedad de la Información. En Coperfield.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 22

Los tsunamis no se surfean

Si el impacto de las tecnologías emergentes se asimila al de un tsunami, ¿será porque su efecto destructivo, cuando menos a corto plazo, resulta más verosímil que el de sus beneficios potenciales? El libro El tsunami tecnológico (Deusto), de Ángel Bonet, admite varios niveles de lectura.  Ofrece una explicación accesible y bien estructurada de nueve tecnologías emergentes (biotecnología, nanotecnología, impresión 3D, robótica, internet de las cosas (IoT), inteligencia artificial (IA), la nube, comunicación móvil y vehículos autónomos) y de sus aplicaciones previsibles para las personas y las empresas. Experto en marketing y ejecutivo del sector tecnológico, el autor vende bien su discurso, que, por otra parte, no difiere mucho de otras apologías tecnófilas.

Pero el libro apunta más alto. Pretende también motivar a los empresarios para que adopten una estrategia basada en las nuevas tecnologías, porque solo eso les hará posible sobrevivir en los próximos 20-30 años. La argumentación del autor se basa en una confianza sin límite en la capacidad de evolución de las tecnologías consideradas y del alcance de sus aplicaciones. Afirma de forma categórica, por ejemplo, que “la IoT transformará nuestro hogar (smart home) y nuestra forma de vivir en comunidad (smart city)”, lo cual parece plausible. Pero quizá no lo sea afirmar: “sin duda alguna, la biotecnología va a permitir alargar la vida hasta límites ahora insospechados”, que “en solo 10 años un porcentaje significativo de personas tendrá un robot humanoide en casa” o que “el ‘amor’ entre el hombre y la máquina es absolutamente imparable, hasta el punto de que la fusión hombre-máquina será total en el futuro”.

Seguir leyendo »

Ideas para poner la economía al servicio de la vida

En la introducción a La economía rosquilla (Paidós, 2018), la economista británica Kate Raworth sostiene: “necesitamos una nueva historia económica, un relato de nuestro futuro económico común que sea apropiado para el siglo XXI. Pero hay algo que no debemos olvidar: los relatos más potentes de la historia han sido siempre los que se han narrado con imágenes”. De ahí el título y uno de los ejes del libro. 

La sustancia de su rosquilla es el área (bidimensional) entre dos círculos concéntricos. El exterior marca el límite del techo ecológico, más allá del cual se pone en riesgo la sostenibilidad del planeta. El círculo interior contiene el conjunto de necesidades sociales que satisfacer mediante la actividad económica: las materiales, como el agua, la energía, el alimento, la vivienda; las vitales, como la educación o la salud, y también las sociales, como la paz, la justicia, la equidad social, la igualdad de género y la participación política. Traspasar este círculo hacia el interior implica privaciones sociales. La zona entre ambos círculos sería así “el espacio seguro y justo para la humanidad”, un espacio que la actividad económica debería contribuir a crear y sostener.

Seguir leyendo »

Neoliberalismo contra democracia

La pesadilla a la que se refiere el nuevo libro de Christian Laval y Pierre Dardot, La pesadilla que no acaba nunca (Gedisa, 2018), es la consolidación global del dispositivo neoliberal. Es una publicación que cierra la trilogía iniciada con La nueva razón del mundo, en que se exploraba la historia de la práctica política de la ideología neoliberal, continuada más tarde con Común, para muchos una obra de referencia en la defensa de lo común como una forma de oponerse al capitalismo radical. 

En esta ocasión, en lugar del estilo académico de las obras anteriores, el lenguaje y la extensión están más cercanas a las de un manifiesto. Se trata, con un punto de desesperación, de despertar la conciencia colectiva de que, contrariamente a la expectativa de que la crisis de 2008 hubiera resultado en una moderación posneoliberal, lo que está teniendo lugar es un proceso de radicalización neoliberal. También de una llamada de urgencia a imaginar y poner en práctica alternativas radicales a esa radicalidad, cuyas consecuencias incluyen la neoproletarización de las poblaciones y la aceleración de una salida de la democracia que convierte la victoria del fascismo en una posibilidad.

Seguir leyendo »